Amigos o algo másEnemigos o algo másincursores de la nocheeladil126 trocitos
PINCHA EN CADA PORTADA PARA MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL LIBRO. Web oficial. Último relato: El novio fantoche.

sábado, 25 de septiembre de 2010

y al fin llegó el gato

Al fin mi madre ha vencido su pavor hacia los mininos y el otro día llegó con esta preciosidad en una caja. Ha sido como un regalo de navidad por adelantado.



Tras varias deliberaciones sobre su nombre (yo quería llamarle Drizzt, mi hermano un nombre extraño y mi padre Calvete), se ha quedado con Kuhn (sí, es por lo que estáis pensando, aunque no nos gusta mucho el fútbol). En cualquier caso, como todos los animales que pasan por casa, al final le acabamos llamando de forma extraoficial Gato. No es muy original, pero por alguna razón en mi familia a los pájaros se les llama Pollo, a los perros y a los gatos Perro y Gato y al resto de animales Bicho. Nosotros somos así, no nos gusta recordar nombres.



Bueno, el caso es que le he hecho fotos y, como podéis ver, algunas han quedado muy chulas, casi de postal, y quería compartirlas con vosotros.


miércoles, 22 de septiembre de 2010

Proyecto adictos: 3a (ficha de personaje)

Ha salido un nuevo proyecto de adictos a la escritura, en esta ocasión se trata de hacer la ficha de un personaje en una tanda y en la siguiente un relato sobre ese personaje. El proyecto anterior me lo perdí (se me olvidó apuntarme), pero aquí está este. Llevaba ya un par de meses con el personaje en la cabeza, pero no había encontrado tiempo ni inspiración para hacer nada con él. No obstante, creo que se merece algo más que un solo relato y me voy a plantear la posibilidad de hacer más con Terral de protagonista (después de publicar el que toca para el proyecto de adictos a la escritura, que aun no he hecho, por supuesto).

Nombre: Terral

Edad: 163 años

Estatura: 1, 75 m

Complexión: atlética

Raza: semisúcubo

Pelo: negro

Ojos: grandes, color marrón, rojizo cuando empieza a perder el control.

Atuendo: por lo general lleva ropa holgada, y siempre tiene encima un anillo mágico que le permite modificar su aspecto para parecer una humana corriente, que le viene especialmente bien para esconder sus alas (inútiles, ya que no puede volar con ellas), que tienen un aspecto similar a las de los murciélagos, con tacto aterciopelado.

Personalidad: Terral es, contrariamente al carácter de la mayoría de las súcubos y sus descendientes, de carácter introvertido y, aunque suene contradictorio, tiene capacidades de liderazgo naturales y generalmente la gente tiende a seguirla.

Tiene un control casi absoluto sobre sí misma, algo muy complicado por su naturaleza demoníaca, por lo que su mayor defecto (aunque teniendo en cuenta su naturaleza podría ser una virtud) es que nunca se relaja ni se permite ningún placer porque, de hacerlo, tiene miedo a sucumbir a su naturaleza demoníaca. Debido a esto, aunque no lo exteriorice, está bastante amargada con su existencia y más de una vez ha deseado ponerle fin.

Siente debilidad por los indefensos y detesta todo lo maligno, el caos y el desorden, lo cual la lleva a meterse en situaciones complicadas y a no disponer casi nunca de dinero suficiente para sobrevivir.

Pasado: Terral nació debido a la unión de un íncubo con una sacerdotisa maligna humana durante un sacrificio ritual. Su madre intentó inculcarle los “valores” de su dios maligno y Terral, a base de torturas y amenazas de muerte constantes, acabó por comportarse como esperaban de ella. Finalmente, su entrenamiento en las artes diabólicas terminó y, gracias a sus aptitudes con las armas, fue elegida por los sacerdotes malignos para infiltrarse en una ciudad controlada por los sacerdotes del bien y asesinar a los clérigos más poderosos. Para ello, le dieron el anillo mágico que siempre lleva consigo. No obstante, el hecho de verse libre de la vigilancia de los clérigos malignos, de conocer la vida en una ciudad del bien hicieron y de empezar una amistad cada vez más profunda con uno de los clérigos del bien, Norval, hizo que Terral se replanteara sus valores y, cuando por fin tuvo acceso a los que tenía que asesinar, se negó a cumplir con su misión e intentó seguir con su vida. Por desgracia, Norval se enteró de su verdadera naturaleza ese mismo día y Terral tuvo que huir de la ciudad. Desde entonces, su antiguo amigo anda detrás de ella y siempre la localiza, por lo que constantemente tiene que huir de una ciudad a otra con diferentes identidades.

sábado, 18 de septiembre de 2010

El duelo

Las armas chocan con estrépito, y los dos duelistas empiezan a cansarse. Pronto, uno de ellos cometerá un gran error y la victoria será de su contrincante. No obstante, ambos son grandes guerreros y no se darán por vencidos fácilmente. Al fin, uno de ellos ve un hueco en la guardia de su rival y lanza una estocada al estómago de su enemigo.
—¡¡¡¡Auuuuuu! —llora el niño perdedor al recibir el palazo en el estómago. 
Su hermano mayor, que no se arrepiente en absoluto, ríe y se burla hasta que, de repente, una sombra amenazadora le cubre y enmudece
—¿No te he dicho un millón de veces que no pegues a tu hermano? ¡A tu habitación!
El niño se enfurruña y, pegando una patada a lo que hacía unos momentos era su espada, se mete dentro de la casa.