Amigos o algo másEnemigos o algo másincursores de la nocheeladil126 trocitos
PINCHA EN CADA PORTADA PARA MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL LIBRO. Web oficial. Último relato: El cáliz.

miércoles, 31 de agosto de 2011

Resumen del cuatrimestre veraniego

Ha sido un verano movidito (y aviso de que el verano para mí empezó en mayo), y este es un resumen más o menos extenso de las cosas importantes (alguna más habrá, pero se me olvida).
El mes de mayo:
 El mes de junio:
El mes de julio: 
El mes de agosto:
En resumen:
  • En escriboleee hemos llegado a la cifra de 160 seguidores, las dos blognovelas sobrepasan el medio centenar y escriboleeo tiene ya 38, demasiados pocos, a mi juicio, para las horas que le hecho, pero bueno, mientras me lo pase bien yo, que es lo importante, como si no me sigue nadie más XD

    Se cierra el plazo para participar en el concurso

    Mañana comenzaré a colgar las participaciones de relato y portada (no he recibido ni un sólo video). Estas serán las normas: 
    •  Las votaciones se harán por comentario en la entrada correspondiente.
    • las portadas se votarán en Incursores de la noche: las colgaré en una única entrada en orden aleatorio y votaréis la que más os guste. Por eso esta semana no hay entrada.
    • Los relatos se votarán en escriboleeo. Como son 9, colgaré dos en cada entrada y una en solitario entre el viernes y el lunes. También los numeraré y colgaré aleatoriamente para respetar el anonimato. Cuando ya estén colgados todos, el martes, haré una entrada especial para votar, con todos los links por si alguien no ha leído alguno.
    • Como son anónimas, ningún concursante podrá decir cuál es su relato o portada. Cualquier mención o pista sobre cuál es vuestro trabajo conlleva la descalificación en el sorteo.
    • Se votarán dos participaciones, es decir, se darán dos puntos al relato/portada que más os guste y un punto al segundo mejor.
    • Los concursantes pueden votar. Está permitido que se voten a sí mismos.
    • Se pueden comentar las participaciones, siempre desde el respeto.
    Y esta es la lista definitiva de participantes:
    Participantes en la categoría de relato:
    Anastasialanga de Just me-->Ani 
     Maga de Lioncourt de Escribiendo la noche 
    albaa! de jugandoconlaspalabras
    Participantes en la categoría de portada:
    Karol Scandiu (Ilustrando imposibles)
    Scarlett Javier (Libros con sentimientos)
    Criticómana de Criticomanía

    domingo, 28 de agosto de 2011

    Paraíso y otros relatos

    Como suele ser costumbre por estas fechas, he hecho una nueva antología de relatos cortos publicados en escribolee, para facilitar la lectura y su difusión. La descarga es gratuíta.

    portada de paraíso y otros relatos

    jueves, 25 de agosto de 2011

    Bello compañero


    Por fin lo hallé. Encontrar a alguien de belleza digna de ser mi compañero por toda la eternidad es una elección muy importante, porque sólo se puede hacer una vez. El elegido es un hombre joven, que apenas sonríe y cuando lo hace no muestra los dientes, dándole un aire enigmático. Viste con ropa holgada, pero se aprecian los músculos bajo ella, y siempre lleva puestos una gorra y unas gafas de sol enormes, incluso de noche. Tendré que quitarle esa manía, pero cuando sea mío vestirá como a mí me guste.
    Me acerco a él por la espalda cuando está caminando sólo por la calle y empieza el forcejeo. Finalmente consigo dominarle y le llevo a mi guarida. Cuando comienza el ritual, él empieza a retorcerse de nuevo. Es en ese momento cuando se le caen las gafas y me encuentro mirando unos horribles ojos de pez. Anonadada, detengo el ritual y me acerco. Le quito la gorra y me encuentro con unas acusadas entradas. Le obligo a abrir la boca y veo que no ha ido al dentista en la vida. Y sí, sus hombros son musculosos, pero su ropa holgada esconde una incipiente barriga cervecera y un horrible trasero plano.
    Asqueada, abandono a mi presa medio desnudo en una calle apartada. La próxima vez debo ser más cuidadosa. Casi elijo como compañero a un monstruo horroroso.

    --------------------------------------------------------------------------------- 
    Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

    miércoles, 24 de agosto de 2011

    Contra las faltas de ortografía+nueva reseña de Incursores de la noche

    Olga nos trae una nueva campaña en contra de las faltas de ortografía en la blogosfera literaria. Es de cajón ¿qué respeto puede inspirar un escritor o un crítico literario que escribe con faltas? Ya sabréis que yo estaba ya afiliada a una campaña similar, pero a esta también me uno porque en cosas así es mejor redundar. Siempre se escapa algún fallo, somos humanos, pero es que hay cosas que no se pueden tolerar... con tantos fallos que son ilegibles.
    ***
    También avisar de que hay una nueva reseña de Incursores de la noche, pero sólo del primer capítulo. Personalmente pienso que debería haber avanzado un poco en la historia antes de juzgarla, porque el capítulo 1 es un poco explicativo, y que no se debería juzgar Incursores de la noche por los mismos estándares que Atrapada en otra dimensión (son de diferentes géneros, para diferentes públicos y franjas de edad, y ni siquiera tienen el mismo formato) pero toda crítica es bienvenida.
    ***
    A todo esto, el gadget de seguidores va de pena. Normalmente, recargando varias veces la página acaba apareciendo, así que por favor, tened paciencia.
    ***
    Por último recordaros que ¡queda sólo una semana para que mandéis vuestros relatos/booktráilers/portadas. Anuncio que la categoría de portada y la de relatos no quedarán desiertas, pero que aun no he recibido ni un sólo vídeo ¿nadie se atreve?
     También os recuerdo que podréis seguir participando en el sorteo hasta el último día de septiembre.

    lunes, 22 de agosto de 2011

    Nueva reseña de Atrapada en otra dimensión + portada

    Ever ha hecho una nueva reseña de Atrapada en otra dimensión en Reseñando libros. ¡Gracias!

    portada

      
    ***

    Por otro lado, ayer me vicié un poco con el gimp y estuve haciendo un par de portadas que tenía pendientes: la del concurso de Maga de Lioncourt y la de La elegida de Hiperión, que le prometí a Eallair Dovale hace un tiempo y no había podido hacer por unas cosas y otras. Os dejo esta última: he usado tonos rojos y estética de cómic ¿Qué os parece?

    portada elegida hiperion

    jueves, 18 de agosto de 2011

    Loco cumpleaños

    Este es el relato que quedó tercero en el concurso Mentes Creativas (espero que se publique la entrada: blogger no me deja hacerlo por el método tradicional y estoy probando con el correo electrónico). La consigna era que aparecieran una pelirroja, armas y dulces.


    Loco cumpleaños
    El bar estaba a punto de cerrar sus puertas cuando apareció la pelirroja con una inmensa tarta de cumpleaños y le comunicó que sus amigas y ella tenían la intención de celebrar una fiesta allí. Evidentemente, el camarero se negó en redondo, ya que estaba cansado y lo menos que le apetecía era aguantar a una pandilla de borrachas cumpleañeras que no tenían otro sitio adonde ir que a su local.
    La pelirroja le miró con cara de odio y salió del bar maldiciendo a gritos y el camarero, encogiéndose de hombros, acabó de recoger y salió, dispuesto a cerrar.
    Un botellazo en la cabeza se lo impidió, y cuando despertó se encontró con la misma pelirroja frente a él, mirándole de una forma bastante desconcertante. Cuando intentó levantarse, se dio cuenta de que estaba atado de pies y manos a una de sus sillas y que era incapaz de soltarse. Cuando intentó gritar, la pelirroja cogió un trapo sucio y se lo metió en la boca, impidiéndole realizar sonido alguno para pedir ayuda, como si eso fuera posible con la música a todo trapo.
    Poco a poco, el resto de invitadas fue llegando, soltando risitas al ver al camarero sentado y atado a la silla y añadiendo nuevos dulces a la barra, que ahora parecía el mostrador de una pastelería con la inmensa tarta presidiendo el conjunto. Todas ellas acabaron con botellas en la mano dando tragos directamente, en vez de servírselas en un vaso, y lanzándolas al suelo cuando se acababan. Él se fijó en las chicas, intentando recordar cuándo las había visto antes pero incapaz de localizarlas en su memoria, hasta que finalmente apareció la cumpleañera, también pelirroja, con los ojos tapados y soltando risitas. Eran su ex novia y sus amigas, se dio cuenta por fin. Y por primera vez en toda la noche, el ligero miedo que había sentido se convirtió en auténtico terror. No en vano, había dejado a Sam precisamente porque estaba como una cabra y había intentado tirarle por las escaleras un día que llegó algo borracho a su cita. Sus amigas eran una panda de locas aun peores, y por eso sólo las había visto una vez y no por mucho tiempo.
    –¿Habéis secuestrado a mi ex para mí? ¡Gracias, gracias, gracias! Es el mejor regalo que me han hecho nunca –exclamó, dando palmitas. Acercándose a él y acariciando su mejilla con las afiladas uñas, le susurró –¿No te alegras de verme, Pete?
    Se retorció como pudo, pero no logró desprenderse de sus ataduras, y su ex novia se olvidó de él cuando la pelirroja le dio una botella de whisky y le dijo que abrirían el resto de regalos.
    Sam cogió los paquetes uno por uno, comiendo mientras tanto trozos de tarta, y enseñó su contenido: un consolador, una película, un sombrero de cowboy… y una pistola, cortesía de la pelirroja número 1, que parecía ser la más tocada de todas ellas.
    – ¡Vamos a probarla! –gritó después de un yeehaaaa que pretendía ser un grito vaquero pero que sonó al carareo de una gallina. Aterrado, se dio cuenta de que la iban a probar con él como diana, pero por suerte la pelirroja les sugirió que practicaran antes con las botellas de ron añejo de cientos de euros que guardaba en el fondo del desván. Borrachas como estaban, sólo alcanzaron a una de las botellas, pero ya se encargaron de destrozar o de beberse el resto mientras Sam, como una cuba, se dedicaba a desvariar en el regazo de su ex sobre lo mal que la había tratado y cómo debería haberse comportado si fuera un caballero. Finalmente, y por suerte para él, cuando decidieron que habían practicado lo suficiente y quisieron usarle como diana no quedaban balas.
    –¿Y ahora qué hacemos? Llamará a la policía en cuanto se desate o alguien le encuentre.
    –¡Le ahogaremos en la taza del váter! –sugirió la pelirroja.
    –¡ Tampoco fue tan malo conmigo! Si no tiene una muerte digna, no le matamos.
    –¿Y qué hacemos entonces, eh?
    – ¡Huiremos a México!
    –Yeeeehaaaa –gritaron todas, saliendo del local a toda prisa.
    Pete miró estupefacto cómo se largaban del local olvidándose la pistola y escuchó el ruido del motor del coche derrapando contra el asfalto. Tras un buen rato intentando forcejear, sin éxito, con sus ataduras, miró con tristeza su local y esperó pacientemente a que viniera alguien a rescatarle.
    ***
    La comisaría estaba en completo desorden desde que el día anterior un grupo de mujeres borrachas asaltara a un camarero en su propio bar y le secuestrara durante toda la noche. El pobre hombre, que aun no se había recuperado de la experiencia, tomaba declaración por tercera vez cuando un policía entró apresuradamente a hablar con el comisario. No tardaron mucho en dirigirse hacia él e informarle de que habían encontrado a sus agresoras muertas tras caer su coche por un barranco. Pete, absolutamente aliviado, sólo pudo decirle al agente:
    – Juro por lo más sagrado, señor, que nunca volveré a salir con una pelirroja.

    ---------------------------------------------------------------------------------
    Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

    martes, 16 de agosto de 2011

    La primera reseña de Atrapada en otra dimensión

    Criticómana, del blog criticomanía, ha publicado la primera reseña de Atrapada en otra dimensión, que es muy buena. ¡Muchas gracias! 


    Leer la reseña

    ¡Últimos 15 días para participar en el concurso!

    BannerFans.com

    ¿No os animáis a presentar vuestro relato/portada/booktráiler? ¿Vais a dejar que vuestro talento no se luzca? ¿Permitiréis que dos de las categorías se queden desiertas por falta de participantes? ¡Todavía estáis a tiempo! Tenéis dos semanas más para mandar vuestras creaciones ¡En septiembre empiezan las votaciones!

    ***
    Cambiando de tema, a partir de la semana que viene se acaba oficialmente el horario de verano. porque las próximas dos semanas me espera un doble turno en el bar y encima el día 1 de septiembre empiezo las clases. El nuevo calendario de mis blogs quedará así:
    Martes------------------------------------------------Reseña en escriboleeo
    Miércoles---------------------------------------------Actualización de incursores de la noche
    Jueves-------------------------------------------------Relato en escribolee
    Viernes------------------------------------------------Reseña en escriboleeo elegida por vosotros
    Por supuesto, algunas semanas publicaré más reseñas, offtopics, información... Pero el calendario base será este, porque si no voy a acabar con un estrés de narices. El lunes lo he eliminado del mapa porque el domingo salgo de trabajar a las 11, lo cual significa que me acostaré a las 12 y pico y a las 7 tendré que madrugar para ir a la universidad hasta las 5, momento en el cual deberé ir corriendo al bar. Como comprenderéis, eso me deja poco tiempo para actualizar...
    ***
    También decir que he quedado tercera en el Concurso mentes creativas. En el enlace tenéis acceso a los relatos de la ganadora, Maga de Lioncourt, y de la segunda Hada Fitipaldi.

    lunes, 15 de agosto de 2011

    Maratón de escritura: resúmen e impresiones


    Un pequeño resumen:
    Empecé con fuerza la maratón, increíblemente inspirada y escribiendo un montón. Los días uno y dos fueron que ni pintados y los disfruté a tope, pero según fue avanzando la semana me encontré con que la inspiración iba cada vez a menos. Como comentaba con Maga de Lioncourt en facebook, la falta de inspiración no es impedimento para realizar algo con cierta calidad literaria, pero, para qué engañarnos, se tarda tres veces más y es un poco frustrante.
    Bueno, el caso es que el día tres empecé bloqueada pero me recuperé, y el día cuatro, quizás en parte porque acabé por fin la novela corta (que tengo que corregir antes de mandar) volví otra vez a tener muchos ánimos.
    El día cinco lo tomé con menos entusiasmo: ya empezaba a estar cansada y las musas empezaban a abandonarme. El día seis decidieron definitivamente ponerse en huelga, justo en uno de los capítulos más delicados de mi novela romántica. Y finalmente, el día siete entre el cansancio acumulado, el cabreo por lo que pasó con Atrapada en otra dimensión, el retraso con el que empecé y que el capítulo era complicadísimo (me da que  voy a tener que hacerle una reforma integral, pero esta semana imposible) fue un auténtico trauma.
    Lo que he escrito:
    Al final, acabé la maratón con 5 páginas y pico+casi 6 páginas+casi 6 páginas+6 páginas y pico+5 páginas y pico +6 páginas y pico+5 páginas. Total: unas 40 páginas, más o menos. Superadísima.

    Y eso se traduce en...
    • La mitad de mi novela romántica completada (sin corregir, por supuesto, y con fallos a más no poder).
    • Un montón de microrrelatos
    • La novela corta terminada (también sin corregir)
    • Un nuevo relato sobre Terral.
    • Una entrada de Incursores de la noche.
    • Unas ganas locas de no escribir nada por lo menos en una semana (probablemente no sea así, porque en el bar me aburro mucho y no tengo otra cosa que hacer).
    Cosas que he aprendido en esta maratón:
    • Que puedo escribir mucho si me lo propongo.
    • Que para escribir tanto hay que renunciar a la vida social (a menos que no tengas que trabajar).
    • Que yo también puedo cansarme de escribir (pensé que no) y no sólo lo digo por mi dolor de dedos.
    • Que se puede escribir sin la ayuda de las musas (¡volved pronto, por favor!)
    • Que sin la ayuda de las musas todo es mucho más complicado y se tarda mucho más tiempo.
    • Que trabajo bien bajo presión, pero acabo agotada y saturadísima.
    • Que puedo hacer medio libro en una semana (aunque tengo la impresión de que no voy a querer retomarlo en mucho tiempo).

    domingo, 14 de agosto de 2011

    El duelo: padrino. Maratón de escritura: día 7

    Hoy he acabado las cinco páginas justa de tiempo (dentro de media hora me tengo que ir a trabajar) y con grandes dificultades. He madrugado un poco, pero no me ha servido de nada porque, como ya comenté en la entrada anterior, alguien ha hecho que eliminen mi libro, Atrapada en otra dimensión, de mediafire. Así que claro, entre buscar el por qué, el cabreo y hacer los avisos, he empezado tardísimo y con un cabreo impresionante.  Hice un microrrelato para empezar, el capítulo 9 de mi novela romántica (con una escena erótica incorporada: ya sabéis que es lo que peor se me da y he tardado más de la cuenta) de 4 páginas y luego he acabado una entrada de Incursores de la noche que había dejado a medias hace tiempo. Como faltaban unas pocas líneas, hice un nuevo microrrelato y así acabé el cupo de páginas. En fin, no me extiendo más porque voy con prisas. Mañana os haré un resumen global de la maratón. Os dejo con el microrrelato:

    El duelo: padrino
    El padrino miró a su amigo, Damian, que estaba aterrado. En el impulso del momento, había cometido la estupidez de retar a un duelo al mejor tirador de todo el condado. Le dejó en su casa y fue a hacer los preparativos para el amanecer siguiente, preocupado.
    El duelo duró poco. Damian falló y, para su estupefacción, su contrincante sólo le hizo un rasguño al pasar la bala de refilón, sin llegar a agujerear su pierna.
    Suspirando de alivio, el padrino se despidió de su amigo y se encontró con el tirador profesional poco después. Por suerte, los duelistas profesionales solían tener problemas con el juego y éste no era una excepción.
    Pagándole la increíble suma de dinero que le había exigido para no matar a su amigo, deseó fervientemente que éste cambiara su costumbre de retar a un duelo a la menor provocación. Le estaba costando una fortuna, que esperaba ver compensada en algún momento, si conseguía mantenerle con vida el tiempo suficiente, cuando por fin le concediera la mano de su hermana, que tenía una generosa dote.

    --------------------------------------------------------------------------------- 
    Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

    ¡Indignada con mediafire!

    El otro día, me metí para ver las descargas de Atrapada en otra dimensión en mediafire y bubok, que ya habían alcanzado la friolera de 356. Y hoy me pongo a mirarlas y en bubok tengo 214, pero en mediafire ¡El archivo no existe! Cuando se borra un archivo en mediafire, significa dos cosas:
    1.- Que el autor lo ha borrado. Cosa que no he hecho.
    2.- Que mediafire lo ha borrado por falta de uso. Cosa que no ha podido pasar, porque el número de descargas crecía lento pero constante y La locura del Guardián y otros relatos de fantasía e Inconformismo vital y otros relatos cortos siguen ahí, cuando se descargan muchísimo menos.
    3.- Que algún desgraciado ha denunciado el contenido y lo han borrado. ¡Yo lo flipo en colores! ¿Atrapada en otra dimensión? El libro más juvenil del mundo, que lo puede leer hasta un niño de teta ¡y alguien lo denuncia y los de mediafire me lo borran!
    En fin, que no pienso volver a subir nada a mediafire. Seguís podiendo descargarlo en bubok.  Y cuando haga recuento de las descargas de bubok, añadiré los centenares que han desaparecido de mediafire... ¡Esto es penoso!

    sábado, 13 de agosto de 2011

    La ventaja de comprar libros compulsivamente. Maratón de escritura: día 6

     Hoy ha sido complicado. Tantos días escribiendo me han pasado factura y las musas me han abandonado. A la falta de inspiración se le ha unido lo tarde que me he levantado hoy, empezando ya de por sí con retraso, y que el capítulo 8 de mi novela romántica es algo complicado, porque va a resultar un punto de inflexión importante en la historia. No obstante, al final, acabando a las cinco (dos horas más tarde de lo habitual) he acabado haciendo mucho más de lo exigido:  el capítulo 8, que ha ocupado 6 páginas justas, y un microrrelato de 19 líneas, que es el siguiente:


    La ventaja de comprar libros compulsivamente
    La compradora compulsiva de ropa va tranquilamente andando por la callejuela para atajar y llegar antes a la tienda. Cargada de bolsas y con unos estrafalarios tacones de aguja, es presa fácil para el atracador, que le exige la cartera. Ella, medio histérica le pega con su bolsa, pero le hace poco daño y él, cabreado, además de quitarle el bolso y las bolsas cargadas de ropa nueva, le roba los zapatos, que son de los caros.
    Las compradoras compulsivas son muy lucrativas, piensa mientras localiza a una nueva presa, cargada de bolsas. Ésta no va con tacones, sino con zapatillas, y hay algo en su aspecto que le hace dudar, pero acaba venciendo su reticencia y se planta delante de ella, exigiéndole todo lo que lleva encima. También le pega con la bolsa… y le tira al suelo del golpe. Aturdido desde el suelo, observa cómo ella abre la bolsa con que le ha pegado y saca un libro cuya pasta ha quedado ligeramente deformada, tras lo cual le mira con cara de odio y empieza a darle patadas.
    -¡Desgraciado! ¡Era una edición descatalogada en perfecto estado y tu cara me la ha destrozado! ¡Te vas a enterar de lo que es bueno, ladrón de pacotilla!
    Un rato después, cuando ella se aleja ya cansada de darle patadas, el ladrón se promete a sí mismo comprobar el contenido de las bolsas antes de atracar a su presa. Las compradoras compulsivas serán muy lucrativas, pero las que compran libros son una excepción.

    ***

    De todas formas, la prueba de fuego vendrá mañana, que tengo que salir de casa a las 4 de la tarde para estar en el ikea a las 4.30 y claro, cuando llegue a casa a las 11 y pico de la noche no me voy a poner a escribir... Así que tendré que madrugar un poco si quiero acabar la última jornada con éxito (que también sería mala leche, acabar todas menos la última...).

    ---------------------------------------------------------------------------------
    Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

    viernes, 12 de agosto de 2011

    La máquina del tiempo. Maratón de escritura: día 5

    Hoy también me he pasado un poquito de las cinco páginas. Lo primero ha sido el microrrelato de todos los días, que ha ocupado 12 líneas. Y luego me he puesto con mi novela romántica, que ya va por el capítulo 7, ocupándome el mismo un poco más de lo habitual esta vez: 5 páginas y un tercio de la sexta. Así que hoy he hecho cinco páginas y media más o menos. Y este es el microrrelato:


    La máquina del tiempo
    Quería viajar al pasado y para ello trabajó duro hasta conseguir construír una máquina del tiempo. Por desgracia, la potencia de esta máquina era limitada: sólo permitía viajar atrás cinco minutos y tardaba un cuarto de hora en cargarse. De esta manera, poco podía hacer si cometía un error y quería retroceder para enmendarlo.
    No consiguió avances, por más que intentó mejorar el cacharro, y finalmente desistió por considerarlo inútil… a no ser que construyera una máquina que pudiera predecir el futuro con antelación, que le avisara diez minutos antes de que iba a hacer algo mal para ir cargando la máquina del tiempo y poder así enmendar su error.
    Contento por su idea, se apresuró a crear ese añadido a su máquina del tiempo, sin darse cuenta de que, de hacer algo para avisarle antes de cometer sus errores, podía enmendarlos antes de cometerlos, haciendo así innecesario volver atrás en el tiempo para hacerlo.

    ---------------------------------------------------------------------------------
    Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

    jueves, 11 de agosto de 2011

    Las gafas. Maratón de escritura: día 4

    Hoy me he pasado ¡con mucho! Empecé con el microrrelato de rigor, de doce líneas. Luego, me he puesto con mi novela corta y ¡la he acabado! (hay que ver lo vaga que soy, quedaban sólo unas pocas páginas y las dejé...). Total: 2,5 páginas, contando el microrrelato. así que seguí con el capítulo 6 de mi novela romántica, que ha ocupado 4 páginas casi. Así que he escrito un total de ¡6 páginas y un cachito!. Y sin más dilación, os dejo con un microrrelato.

    Las gafas
    No le gustaban sus gafas, tan anticuadas, así que al fin se decidió a ir a la óptica a cambiarlas. El dependiente le sacó todas las que le gustaban, pero mirándose al espejo no le sentaba bien ninguna.
    -¿Qué le parecen estas? Últimamente se llevan mucho. Oh, sí, ¡le quedan estupendas!
    - ¿Usted cree?
    - Sí, desde luego. Es un estilo tan moderno…
    Cuando se encontró con sus amigos y no le dijeron nada, preguntó:
    -¿Es que no me veis nada distinto?
    -Ah, sí ¿Has cambiado el color de la montura a tus gafas?
    En ese momento, maldijo el estilo retro y a los dependientes oportunistas.

    --------------------------------------------------------------------------------- 
    Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

    ¡Ya somos 150!

    150
    Espero que sigáis disfrutando de mis relatos durante mucho tiempo más, me ayudáis un montón con vuestro apoyo y vuestros comentarios. ¡Muchas gracias a todos!

    miércoles, 10 de agosto de 2011

    Compañera de eternidad. Maratón de escritura: día 3

     Hoy empecé con retraso y con un bloqueo de mil demonios, así que empecé con un poco de escritura automática que tomó la forma de un extraño microrrelato, que es el que os voy a poner ahora.


    Compañera de eternidad
    Ella era mi compañera en la eternidad, lo supe en cuanto la vi. Pero no podía transformarla, no cuando sabía que la estaba condenando a una vida de miseria, sin poder ver jamás la luz del sol. Tampoco podía mostrarme a ella como lo que realmente soy, porque un humano nunca podría aceptarlo y estar cerca de su dulce aroma sería suficiente para enloquecerme. Maldije mi conciencia, por seguir en mi cuerpo después de mi transformación a pesar de que mi alma hacía tiempo que había desparecido.
    Entonces se me ocurrió una idea: dejarla vivir hasta el día antes de su muerte y ese día transformarla pero ¿cómo saber cuándo moriría? Decidí, en mi desesperación, pedir a la muerte que me facilitara ese dato. Después de todo ¿qué tenía yo que perder? No se me ocurrió pensar en lo siguiente: que la Muerte no perdona que le roben una víctima, y yo pretendía robarle a mi compañera el día antes de que se la llevara. Estúpido de mí. Me mintió, se la llevó antes de tiempo y ahora estaré solo por toda la eternidad…
    Pero yo me estoy vengando de él un día tras otro… porque todas las víctimas de mi sed de sangre, que le entregaba sin falta cada noche, ahora pueden respirar tranquilos. Estoy en huelga de hambre, hasta que me la devuelva.

    ***
    Total, 14 líneas. Luego me puse con el capítulo 5 de mi novela romántica, que de nuevo ocupó 4 páginas justas. Y me faltaba aun una página menos 14 líneas. El caso es que, por no empezar con el capítulo 6 y dejarlo a medias (seguramente ocupará tres páginas y media o así, calculo), me puse con la novela corta que estoy haciendo para el concurso de Karol Scandiu. Y escribiendo, escribiendo... hice una página y media. Así que mi maratón de hoy acaba con 5 páginas y mucho casi 6.
    Y eso es todo por hoy, ¡a ver qué tal se me da mañana la cosa!

    --------------------------------------------------------------------------------- 
    Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

    martes, 9 de agosto de 2011

    Terral. Orígenes, infancia. Maratón de escritura: día 2

    Hoy casi hago 6 páginas, en vez de cinco. He comenzado la mañana haciendo un microrrelato de 10 líneas, que ya os colgaré más adelante. Luego, me he puesto con el capítulo 4 de mi novela romántica, que ha ocupado 4 páginas exactas. Como me faltaba todavía una página menos 10 líneas, hice otro microrrelato para un concurso literario (así que no lo puedo colgar) que ha ocupado 23 líneas. Y seguían faltándome unas cuantas líneas, así que hice el relato sobre Terral, esta vez sobre su infancia, y este es el que os voy a colgar hoy:

    Terral: orígenes: infancia

    Me llamo Terral y soy una semisúcubo. Todos dicen que yo voy a ser una pieza clave en la lucha contra el bien, pero el resto de los niños dice que yo soy una inútil. Ellos, que son animados por los adultos a pegar y maltratar a los más débiles, no paran de meterse conmigo y atacarme, pero nunca me han hecho daño, porque no son más que simples humanos y yo soy algo más.
    Yo también pienso que no soy lo bastante maligna para el gusto de nadie. No puedo evitar sentirme mal cuando veo el dolor ajeno, cuando debería sentir placer, o al menos eso es lo que me dicen. Más de una vez me he llevado unos cuantos latigazos por negarme a torturar a un prisionero, o por no defenderme como es debido. Esos latigazos sí que hacen daño, porque los látigos están encantados y me queman la piel. Por suerte, las sacerdotisas no me dan en la espalda a menudo, por miedo a dañar mis alas, ya que tienen la esperanza de que llegue a volar algún día. Yo ya lo he intentado, pero no soy capaz de volar, quizás porque las súcubos de verdad utilizan su magia diabólica para hacerlo.
    Mi único amigo es Doon, el leopardo que me regalaron a los cuatro años. No entiendo para qué nos dan mascotas, porque aprender a cuidarlos no ayuda a estimular nuestra alma maligna. Estoy muy orgullosa de Doon, es el más fuerte, el más grande y el más bonito, quizás porque yo no le pego y le alimento bien. Me gusta dormirme abrazada a él, es suave y calentito y me hace cosquillas con su bigote cuando quiere comer.
    Hoy, todos los leopardos y sus dueños estamos al pie de las escaleras del templo, esperando a la Gran Sacerdotisa. Odio a la Gran Sacerdotisa, me tiene manía y a veces me pega con su látigo aunque no haya hecho nada bueno. Seguro que deja de odiarme cuando vea lo grande y fuerte que está Doon.
    Acaba de aparecer en lo alto de las escaleras, me da miedo cuando se viste con las ropas ceremoniales, porque huelen a sangre y noto un revoltijo en el estómago. Se dirige a nosotros y no comprendo lo que está diciendo. ¿Quiere que los matemos? No pienso matar a Doon, es mío y le quiero. Sé que no debería quererlo, pero no voy a hacerle daño. Los demás se han apresurado a sacar sus dagas y abrir en canal a sus leopardos, mientras que yo me he puesto delante del mío, intentando protegerle de ella. Saca el látigo, pero no me muevo y ella me mira con odio. Empieza a pegarme hasta que retuerzo de dolor en el suelo, incapaz casi de pensar. Entonces, se acerca lentamente a Doon, que no puede moverse del miedo, y levanta el látigo. Intento moverme, pero estoy demasiado débil y empieza a ensañarse con Doon. Noto la furia en mi interior crecer hasta que me inunda por completo y dejo de ser yo.
    Despierto y veo a mi madre, que es la sacerdotisa honorífica, delante de mí.
    ––Ya era hora de que despertaras tu parte maligna, criatura ––me dice. No entiendo de qué está hablando hasta que señala el cadáver de la Gran Sacerdotisa, o lo que queda de él, porque hay trozos desperdigados por todas partes. ¿He hecho yo eso? Mi madre se ríe cruelmente y se marcha. Aterrada, me acerco a Doon, que apenas es capaz de respirar. Sé que no sobrevivirá, a pesar de haber matado a la Gran Sacerdotisa no he sido lo bastante rápida. Saco mi daga y acabo con su sufrimiento. Al final, he hecho lo que ella quería.

    ¿Queréis leer más sobre Terral?
    Terral: orígenes: infancia

    ---------------------------------------------------------------------------------
    Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

    lunes, 8 de agosto de 2011

    La escalera. Maratón de escritura: día 1

    Reto conseguido, y de sobra. Os voy a contar un poco cómo ha ido.
    Me he levantado a las tantas porque a las tantas me acosté ayer (salgo del ikea a las 11 y claro, entre que llego a casa y demás...) y he empezado mi maratón haciendo la consigna de este mes en adictos a la escritura, que es escalera. Aquí lo tenéis:
    La escalera
    La casa era la más moderna y ostentosa que podía encontrarse en los alrededores, con dos pisos conectados entre sí por una bella escalera de caracol. La parejita, que quería que todos sus amigos les miraran con envidia, no lo dudó ni un segundo y la compraron. Una pena que no usen demasiado el segundo piso, y que hayan acabado por trasladar todas sus pertenencias al de abajo. Es que los setenta años de edad y la artritis no perdonan, por más que uno quiera aparentar tener veinte.

     ***
    Lo siguiente que he hecho ha sido mi participación para el Concurso Amor inmortal de Equinoccio. Como es anónimo, no os lo puedo colgar.
    Después hice un nuevo microrrelato, que ya os mostraré más adelante.
    Extensión total de los microrrelatos: 1 página menos 5 líneas.
    Luego me he puesto con mi novela romántica. Acabé el segundo capítulo (una página menos 12 líneas) e hice el capítulo 3 completo (cuatro páginas menos 10 líneas). Con lo cual supero las cinco páginas con creces.

    ---------------------------------------------------------------------------------
    Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

    domingo, 7 de agosto de 2011

    ¡Maratón de escritura!

    Mañana, día 8, empieza la maratón de escritura y os voy a contar cómo voy a hacerlo, porque cambiará el funcionamiento de escribolee.
    Mi idea es la siguiente: como hay que escribir 5 páginas, haré, lo primero, un microrrelato todos los días para que veáis una muestra de lo que he estado haciendo. ¿Por qué haré esto, si los microrrelatos apenas ocupan nada? Muy sencillo: porque voy a aprovechar la maratón para avanzar con la novela romántica que estoy escribiendo y con la novela corta para el concurso de Karol Scandiu, pero no quiero dejaros sin mis relatos durante toda la semana. Junto a ese microrrelato escribiré un poco sobre mis avances en la maratón. Uno de los días de la maratón, además, tengo intención de hacer una nueva entrega de los relatos sobre Terral, que probablemente hablará de su infancia.  En cualquier caso, aviso de que os tengo acostumbrados a publicar los relatos por la mañana temprano, lo cual es imposible si quiero hacer un resumen del día. Así que los publicaré en cuanto acabe mi tope de páginas, o a la mañana siguiente si me dan las tantas.
    Además, para no perder el tiempo, he dejado programadas las entradas de Incursores de la noche y escriboleeo (excepto la reseña del viernes, que no sé cuál es porque vosotros sois los que decidís)., que funcionarán con toda normalidad. Tampoco tendré tiempo de pasarme por vuestros blogs ni mucho menos de comentar nada.

    sábado, 6 de agosto de 2011

    Preguntas interesantes

    Me he encontrado unas preguntas interesantes en Escribiendo la noche y, con el permiso de Maga, me lo traigo...

    -¿Qué es un escritor?
    Una persona con habilidad para crear belleza a través de la palabra, de plasmar en el papel una historia que merece la pena ser contada. En fin, alguien cuyas armas son la palabra y la imaginación
    -¿Por qué se escribe?
    Porque es imposible no hacerlo, porque lo llevamos dentro, porque nos gusta...
    -¿Para quién se escribe?
    Para uno mismo, supongo, aunque no vamos a negar que no nos gusta el reconocimiento. Pero eso último es algo secundario: yo escribía incluso cuando no me atrevía a mostrarlo, simplemente por necesidad.
    -¿Qué significa para vos escribir?
    Es una forma de evasión y de liberar todo lo que tenga en el subconsciente. Creo que si no lo hiciera ya me habría vuelto loca.
    -¿Algún personaje propio es el reflejo de tu personalidad?
    Ninguno. No me gusta verme reflejada en mis escritos, mi vida y mi forma de ser no son tan interesantes XD
    -¿Tomas detalles de la realidad para forjar la identidad de tus personajes?
    Nunca. O siempre, según como se mire. Todo lo que escribimos está basado en lo que percibimos y todo lo que percibimos está basado en nuestra realidad, pero no dejo que eso me limite. Supongo que cojo detalles tan insignificantes que, combinándolos, se convierten en algo irreconocible y nuevo.
    Eso sí, algunas veces tomo situaciones reales y me imagino cómo reaccionaría un personaje con x características en esa misma situación...
    -¿Cómo se llega, en tu opinión, a pasar de ser un simple aficionado por el gusto de escribir a ser un escritor?
    Supongo que lo que diferencia a un verdadero escritor de un aficionado es la práctica, el deseo de mejorar y de evolucionar y el puro amor a las letras. Si te quedas estancado, no escribes mucho o escribes por los motivos equivocados (no sé, como escribir para ser famoso o ganar dinero: valientes ilusos), no eres escritor.
    -¿Se puede aprender a escribir de una forma que resulte interesantemente literaria?
    Como diría cierto personaje ilustre, cualquiera puede ser un genio en cualquier materia con la práctica suficiente.
    -¿La escritura es un oficio o un destino, o ambas cosas?
    Ninguna. Para mí es un hobby, no un oficio. Y no creo ni creí nunca en el destino.
    -¿Hay, en tu opinión, alguna fórmula que a la hora de escribir resulte útil o mejor, en un plano general?
    No. Si no se me ocurre nada, empiezo con la escritura automática y al final siempre sale algo, generamente más interesante que cuando tengo una idea consciente.
    Si se me ocurre una frikada, también salen cosas interesantes.
    Si tengo guías, como consignas y demás, hago un brainstorming y lo combino con escritura automática también.
    Creo que a veces es peor cuando tengo una idea y sé cómo quiero desarrollarla, así que procuro no planear lo que escribo.

    jueves, 4 de agosto de 2011

    Amor en los andenes

     Se enamoró de ella nada más verla. Por desgracia, estaba en el otro andén y su tren llegó antes de que pudiera subir y bajar las escaleras para llegar hasta allí. No la volvió a ver hasta la semana siguiente, a la misma hora y en el mismo andén. Se miraron fijamente y ella le sonrió. No lo dudó un segundo y volvió a correr al andén contrario, pero el tren volvió a llegar antes de poder alcanzarla.
    La semana siguiente estaba preparado. A costa de llegar tarde al trabajo, se plantó en el andén contrario. Llegó la hora, pero ella no apareció. Suspirando tristemente, miró cómo el  tren que le hacía llegar puntual al trabajo llegaba y desaparecía por el túnel. Entonces abrió los ojos asombrado. Había una única persona en el andén contrario. Era ella, sonriendo tímidamente. Sin dejar de mirarse, subieron las escaleras al unísono, sin arrepentirse de llegar tarde.

    ---------------------------------------------------------------------------------
    Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

    martes, 2 de agosto de 2011

    La bruja del metro

    Era una oscura mañana de principios de verano. Bueno, no, brillaba el sol, pero para mí era oscura porque mi ánimo no era muy bueno, que digamos. Hacía tiempo que estaba con una depresión impresionante y ni siquiera podía hablarlo con nadie, porque todos me daban sólo dos soluciones: o “pues busca la forma de animarte” o “pues ve al psicólogo y que te de la baja”. Pero claro, qué sabrían ellos, como si uno pudiera levantarse un día y decir: “Ya no estoy deprimida, me animo”… o como si por aquellos tiempos pudiera permitirme el lujo de pillarme una baja.
    Porque sí, era muy fácil ignorar mi situación, que no era precisamente idílica: dos hijos a los que alimentar yo sola porque mi marido murió tres años atrás en un accidente estúpido y sin sentido, una hipoteca que no acabaría de pagar hasta dentro de 30 años y que apenas me dejaba para comer y tres trabajos (uno de mañana, otro de tarde y otro de fin de semana) que no me daban un segundo de tiempo libre para relajarme. Para colmo de desgracias, me había terminado enamorando de mi compañero de trabajo, que me prestaba tanta atención que no sabía ni cómo me llamaba y que una vez, tras 5 años de cruzarnos en el ascensor, el muy cretino llamó a seguridad porque pensó que me había colado para robar material de oficina.
    Entenderéis entonces por qué estaba deprimida y por qué esa soleada mañana me parecía tan oscura ¿verdad? Pues bien, ahora continúo con la historia. Me levanté de la cama con pesadez y, tras conseguir que mis niños se dieran prisa para vestirse y desayunar, me apresuré para llevarlos a casa de mi madre y cogí el metro corriendo para no llegar tarde al trabajo.
    Después de que saliera el predicador chalado de turno, una anciana desconocida se sentó a mi lado y fingió que me echaba un hechizo. Me dijo que era una famosa bruja y que mi aura era muy negativa, pero que no me preocupara porque ella lo iba a remediar en un santiamén. No tenía fuerzas ni para echarla (llevaba sin ellas desde hacía bastantes meses) y a pesar de sus excentricidades me caía bien, así que me limité a ignorarla mientras ella hacía aspavientos que pretendían ser mágicos. Al final, la anciana me dio la mano y me regaló un colgante para librarme de los malos espíritus, que no quise aceptar en principio pero que al final me coloqué en el cuello por su insistencia y porque era bonito.
    Al rato de marcharse la anciana, unos jovencitos alegres hicieron una de esas performance de las que tanto hablan y montaron una coreografía en pleno vagón vestidos de animales de peluche. Casi me sacaron una sonrisa. Casi. No pude quedarme a ver cómo acababa la cosa porque llegué a mi estación y no iba precisamente bien de tiempo.
    Corriendo hacia el trabajo, un mago hizo un truco y se sacó una rosa roja de quién sabe dónde, entregándomela sin aceptar la moneda que le ofrecí. Entré a la oficina algo sonrojada con la rosa en la mano y una compañera me recomendó que la pusiera con agua, pero como no había ningún recipiente en el que meterlo decidimos ir a buscar uno de los portalápices del almacén. Cuál fue nuestra sorpresa cuando encontramos al hombre del que me había creído enamorada besándose apasionadamente con nada menos que mi jefe de sección. Ambos nos miraron azorados y sin saber muy bien cómo reaccionar y nosotras salimos disparadas por la puerta y nos refugiamos en el baño, donde no pude evitar en empezar a reírme a carcajadas casi histéricas hasta que me empezó a doler el abdomen (la falta de costumbre…). Mi compañera me miraba entre divertida y asustada, y, sabiendo que ella también había estado medio enamorada de él, me limité a decir:
    - ¡Con razón no sabía que existíamos! ¡No tenemos nada colgando entre las piernas!
    Ella también empezó a reír a lágrima viva y desde ese día se forjó una amistad entre nosotras que dura hasta hoy.
    Miedo nos dio salir del baño y encontrarnos allí a nuestro jefe, que ya no tenía una pinta tan ridícula como cuando le pillamos in fraganti, sino la imponente solemnidad que le confería su autoridad sobre nosotras.
    -A mi despacho –nos dijo en un tono que no daba lugar a reproche. Casi empiezo a hiperventilar allí mismo, porque realmente necesitaba el trabajo. Así que cuál fue mi sorpresa cuando nos dijo que nos haría fijas si le guardábamos el secreto. Pues sí, con un poco de negociación conseguí no sólo que me hiciera fija, sino también que me ampliara la jornada y me pusiera un sueldo decente que me permitiría renunciar a mi trabajo de tarde y poder ver a mis hijos más a menudo, y no sólo cuando se fueran a la cama. Una oportunidad redonda, si tenemos en cuenta que lo único que teníamos que hacer a cambio era guardar silencio. Y no, no me sentí como una chantajista en absoluto: él se lo había buscado, por ocultar a su familia y a todo el mundo sus inclinaciones.
    Y sólo hizo falta entrar en el almacén a deshoras para que nuestro compañero se iluminara y se diera cuenta de que existíamos. No sólo eso sino que además ¡se aprendió nuestros nombres y empezó a tratarnos como si fuéramos personas! Como éramos las únicas de la oficina que conocían la causa de semejante comportamiento, nos convertimos en la envidia de nuestras compañeras que, al igual que nosotras hasta el día anterior, soñaban despiertas con que él se fijara en ellas.
    Finalmente, y para rematar el día, un compañero de trabajo, con el que siempre había mantenido una relación bastante cordial y amistosa, se sintió celoso al ver la rosa y se atrevió, tras tantos años, a declararme sus sentimientos. Nunca había pensado en él en esos términos pero ese día, tras haber acabado mi platónico enamoramiento tan estrepitosamente, empecé a verle de otra forma y, combatiendo con mi temor a los cambios, decidí darle una oportunidad y concederle una cita, que resultó ser la noche más feliz de toda mi vida. Ya llevamos medio años juntos y el mes que viene, cuando acabe su contrato de alquiler, se vendrá a mi piso a vivir conmigo y con los niños, a los que adora.
    Así que ya veis, aunque no creáis en la magia, si una anciana en el metro os echa un hechizo no dudéis un momento en dejarla hacer, sólo por si acaso… no sea que diga la verdad y os conceda la oportunidad de cambiar vuestra vida en un solo día.

    ---------------------------------------------------------------------------------
    Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.