Amigos o algo másEnemigos o algo másincursores de la nocheeladil126 trocitos
PINCHA EN CADA PORTADA PARA MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL LIBRO. Web oficial. Último relato: El equinoccio.

jueves, 5 de julio de 2012

Sequía

  Nuevo proyecto de Comienza una historia, esta vez en base a un corto: La maison en petit cubes (Tsumiki no ie), de Kunio Katō. No he tenido mucho tiempo y ha salido una cosa un poco rara y muy corta, pero bueno... Las musas no siempre acompañan. Por cierto, aun tengo pendientes los proyectos del Comienza una historia pasado (¡lo siento! ¡No doy más de mí!)
Sequía
Según la inundación iba remitiendo, la ciudad comenzó a aparecer entre las aguas y la gente de las balsas decidió que era hora de regresar cuando quedaba poco para que se viera el suelo. Había pocos edificios que hubieran llegado a ser lo bastante altos como para que sus habitantes pudieran vivir en ellos, e incluso esos habían estado a punto de desaparecer cuando la inundación había llegado a su punto álgido. Ahora parecían enormes monumentos, y la gente de las balsas había decidido respetarlos, en honor a aquellos que los construyeron. Pero los niños sentían una gran atracción por esos edificios y un pequeño grupo de ellos decidió subir al más alto de todos. Tardaron varias horas en llegar a la cúspide, esperando encontrar algo impresionante, pero sólo encontraron una estancia llena de recuerdos y un esqueleto sentado frente a una mesa con dos copas vacías.
--------------------------------------------------------------------------------- 
Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

5 comentarios:

  1. Guau que final desde luego. Un micro muy gráfico. Siempre gustará lo bien que se te da contar una historia en tan pocas palabras. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, como dice Hada, siempre da gusto leer en pocas palabras una historia tan buena.
    Me encantó tu relato, Deby, y no te preocupes por ir atrasada que es completamente comprensible.

    Besos y gracias por seguir participando :-)

    ResponderEliminar
  3. ¡Me ha gustado mucho! Imagínate, llegar a un cuarto con fotos por todos lados y un esqueleto sentado a la mesa con dos copas de vino. Sí me imagino al anciano así, aunque me da no sé qué pensar en su soledad y en toda esa melancolía.

    ResponderEliminar
  4. 0.0 Me encantó el final, sobre todo porque es maravilloso que en tan pocas palabras, se pueda decir tanto. ¡Increíble, Deb! *-*

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno!
    El final es lo mejor, le has dado un toque mas oscuro que me gusto.
    besos

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por visitarme y comentar! Espero que os haya gustado pero, si no es así, por favor, no dudéis en decírmelo. Vuestros comentarios me ayudarán a mejorar.
La crítica se admite siempre que sea constructiva. Queda totalmente prohibido el spam.