Amigos o algo másEnemigos o algo másincursores de la nocheeladil126 trocitos
PINCHA EN CADA PORTADA PARA MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL LIBRO. Web oficial. Último relato: Consecuencias del nanay.

sábado, 2 de febrero de 2013

Especial: La imagen y reputación de un escritor en internet (2): algunos ejemplos de lo que no se debe hacer... con los blogueros

En el artículo anterior hablé de la reputación de los autores en internet y de su importancia. Pues bien, en esta segunda parte voy a poner algunos ejemplos reales (sin nombres, por supuesto) con los que me he topado. Son comportamientos tan increíblemente descarados y odiosos que han dañado, a mis ojos, la reputación de los autores que los han llevado a cabo hasta el punto de que ni siquiera consideraría leer sus obras.
Por supuesto, no son todos y en esta parte me refiero sólo a lo que ciertos autores hacen con los blogueros. Puede que en principio, si es privado, pienses que no se va a enterar nadie pero... ¿acaso los bloggers no hablan entre ellos, no hacen comentarios en redes sociales? En la próxima hablaré de comportamientos más generales con los que un lector habitual puede encontrarse.
1: Exigir a un blogger que lea y reseñe tu libro, o que te haga publicidad:
Ninguno de mis blogs tiene un número impresionante de seguidores, pero aun así muchos autores se han puesto en contacto conmigo para que les de mi opinión o me lea su libro. Yo siempre estoy abierta a ese tipo de cosas, por supuesto, pero siempre que el autor tenga un mínimo de educación. Si leo un mail tipo:
Te envío mi libro xxx para que lo reseñes. Link de más información. Libro adjunto.
1.-Pienso que el que sea es un maleducado, ya que no ha sido ni capaz de decirme hola, ni adiós, ni por favor.
2.-Pongo al autor en mi lista negra.
3.-No sólo no me molesto en contestar, sino que borro el mail.
4.-Hago un comentario en redes sociales contando lo que me ha llegado al mail, aunque no pongo nombres. Este es mi sistema. No me gusta poner nombres. Pero claro, otros blogueros no son tan cuidadosos...
Variante que empeora aún más la reputación: Tener la cara dura de pedir como favor que lean tu libro... y no proporcionarlo, sino esperar que encima te lo compren:
El nivel 2 de indignación llega cuando el mensaje llega sin adjunto y con un link de compra. Una vez, antes de que mi buzón de correo se convirtiera en un circo, me dio por seguir dicho link, pensando que el libro estaría en versión gratuita, y la buena de la autora no sólo pretendía que lo comprara... había puesto la versión electrónica de un libro que no conocía ni el Tato por 10€.
Subvariante de la variante: tener la cara dura de decir que el propio blogger te lo ha pedido (cuando ni es así ni sabe siquiera quién eres) y fingir que le haces un favor rebajando "simbólicamente" el precio de tu e-book (3 € por un ebook de un desconocido... va a ser que no) ^^.
Variante 2 que empeora aún más la reputación: que dicho mensaje lleve faltas de ortografía.
En fin, creo que no hace falta decir por qué eso hace que la indignación sea doble. Una variante de la variante es que te escriba el mensaje como si fuera un sms.
Variante 3 que empeora aún más la reputación: que el libro no tenga nada que ver con la temática que el blog en cuestión tiene.
Mi blog es de un poco de todo, pero siempre narrativa. Ni reseño poesía (no me gusta) ni autoayuda (decir que no me gusta es poco para definir mis sentimientos hacia dichos libros), ni biografías (las leo, pero no me parece oportuno reseñarlas) ni libros técnicos (también los leo y muchos serían dignos de reseñarse, pero no considero que a mis lectores les puedan interesar).
Imaginad la cara que se me pone cuando recibo un mensaje impertinente de un autor que, sin saludar, ni pedir por favor, con faltas de ortografía (puede haber combinación de una o varias variantes... o incluso pueden presentarse todas juntas)... me exige que publique una entrada de información y una reseña de su libro... de autoayuda. Lo que es más, dicho libro iba dirigido exclusivamente a hombres... Sobra decir que lo hizo con un montón de blogs y que en las redes sociales hubo mucha mofa cuando se comentó esa perla de mensaje, especialmente entre las féminas, algunas de las cuales tienen blogs exclusivamente de romántica.
También me he encontrado con otros que me han enviado libros pornográficos (leo erótica, nunca porno), o de cómo gestionar redes sociales...
Variante 4 que empeora aún más la reputación: enviar varios mensajes y acabar con uno quejándote porque no han hecho lo que querías.
Creo que lo único que puede expresar por escrito este comportamiento es: ¿...? ¿Perdón?
Variante 5 que empeora aún más la reputación: hacer todo esto de forma pública y no por privado.
Ya no sólo quedas más con el blogger, invades su espacio y le cabreas más... encima lo ve más gente, que también pensará mal de ti.
Variante 6, que es ligeramente menos molesta que las anteriores: exigir a un blogger que se ha leído tu libro y ha tenido a bien comentar en redes sociales que le ha gustado que te haga la reseña cuanto antes
Es ligeramente menos molesto, pero molesta igual. Cuando se ha dado el caso, dicha reseña, que pensaba publicar dos días después porque tengo por norma publicar prioritariamente las de autores noveles... pasó directamente al fondo. Teniendo en cuenta que tengo unas setenta reseñas acumuladas, ese autor, si tiene suerte, verá publicada la reseña de su libro un año después... o más tarde.
Una variante de esta variante, que cabrea mucho más y empeora la reputación, es exigirle que te haga un especial o decirle que compre otro libro para hacer un sorteo o alguna locura similar.
2.-Quejarte a un blogger o a alguien que te ha hecho una crítica porque no es todo lo positiva que querías.
Señores, no podemos gustar a todo el mundo, cuando publicamos una obra es casi seguro que llegarán críticas negativas. Asumámoslo. Que te quejes no va a cambiar la opinión del bloguero de turno, todo lo contrario. A lo mejor había sido un poco... diplomático, en consideración a que es tu nueva obra, y decide reescribir la reseña con un tono un poco menos favorecedor. Considero oportuno quejarse, de forma privada y con educación, por supuesto, en estos supuestos:
-Que la reseña no esté razonada.
-Que el crítico ni siquiera se haya leído la mitad del libro.
Tres variantes, en este caso. Por suerte nunca me ha ocurrido, pero conozco personalmente a gente a la que sí le ha pasado.
Variante 1 que empeora aún más la reputación: que la queja sea pública. Las razones son evidentes.
Variante 2 que empeora aún más la reputación: que la queja venga acompañada de insultos.  Además de quedar como un maleducado, cabreas aún más.
Variante 3 que empeora aún más la reputación: que además de quejarte te dediques a trolear al blogger en cuestión y a acosarle o hablar mal de él. Ni explicarlo hace falta.
Variante 4 que empeora aún más la reputación: si el blogger es también escritor, ensañarte con él y con sus obras, aunque no las hayas leído ni tengas intención de hacerlo. Dejando a un lado que dar tu opinión sin habértela formado, sólo en base a tu cabreo, es una mala idea... probablemente en tus intentos por justificar ese ensañamiento acabes metiendo la pata.
3.-Fingir que sigues o que te gusta un blog para que el blogger se pase por el tuyo y lo siga.
Hola, me encanta tu blog. Pásate por el mío. Te sigo.
Y mensajes similares, con un nivel mayor o menor de elaboración pero con una idea básica: dejar tu enlace y, si cuela, conseguir un nuevo seguidor. Lo triste es que muchos ni siquiera se leen la entrada en la que publican semejantes joyas y a veces resulta hasta divertido leer sus comentarios en esos contextos.
Variante 1 que empeora aún más la reputación: que tenga faltas de ortografía. Eres escritor. Si lo primero que lee alguien son tus faltas, mal andamos.
Variante 2 que empeora aún más la reputación: que lo publiques en el blog de alguien que ya te sigue. Quedas mal, y sólo consigues que deje de seguirte alguien que ya te sigue.

8 comentarios:

  1. Ha estado genial. Con algunas cosas me identifico y con otras, por suerte, no ^^ y espero no hacerlo.

    Me ha encantado esta entrada, muy informativa y completa.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hace dos días me llegó al correo del blog, a mi nombre, el siguiente mail (te pongo parte y mis reacciones entre paréntesis) ;)

    "Hola Mara

    Primero muchas gracias por vuestros correos, y mil perdones por no haber podido contestar a todos.
    (¿lo qué?)

    Hemos agotado los ejemplares de ebook para la promoción.
    (malegro)
    Como sois muchos en estar interesados, y nuestros medios son reducidos, hemos decidido bajar el precio del ebook en Amazon a 3€ durante una temporada, para que los blog lo puedan adquirir a un precio simbólico.
    (por mi como si lo regalas, porque ni sé quién eres, ni te he escrito, ni este tipo de mentiras me parece un modo de acercarte a alguien)".

    ¿Has recibido tú otro? Creo que le puedes añadir a la lista como un nuevo subtipo.
    Me parece "bien" que me escriba con publicidad y se tome la molestia de "personalizar" con mi nombre, pero el rollo de "porque tú lo has pedido" :S
    Mil besos, preciosa.
    Sigue con este especial que es SUPERINTERESANTE :)

    ResponderEliminar
  3. me sorprendo con lo que leí, me imaginaba a los escritores como personas serias y responsables, en el sentido de que saben pedir las cosas de buena manera, no sabía que había algunos tan desesperados por que alguien haga la reseña de su libro :/ supongo que hay personas para todo.

    ResponderEliminar
  4. En algo tenías que identificarte, @Athenna. A todos nos toca el típico listillo.
    @Mara, ya lo he añadido, ese tipo de mensaje no me lo había encontrado nunca y me parece un comportamiento curiosamente irritante ^^
    @Nanni-li, aunque no te lo creas en la siguiente entrada hay comportamientos aún más surrealistas y desconcertantes que estos.
    Casi todos los que hacen estas cosas son las típicas personas que al acabar su novela piensan: esto va a ser un best seller. Así que por lo general invierten miles de euros en sacar miles de ejemplares que, evidentemente, no van a venderse.
    Piensa que las tiradas medias de las editoriales, con autores no best sellers, son 300-700. Que un autor desconocido, sin tener idea de marketing ni soporte de una editorial con distribuidora, saque 1000-2000 es una locura. Y al no darles salida se desespera cada vez más, llegando a comportamientos extremos.

    ResponderEliminar
  5. Jajaja, creo que somos muchos los que hemos recibido el correo que comenta Mara y hemos puesto la misma cara de "qué es lo qué". Se carece de tacto para todo y los hay con más cara que espalda.

    Hay muy malas prácticas por ahí, pero también querría destacar algo. Hablas de quejarse de una crítica. Yo tampoco estoy de acuerdo en ello, cada uno puede tener su opinión sobre los libros y, argumentada, es respetable y además ayuda a ver determinados aspectos que a ti como autor se te han podido pasar.

    Sin embargo, esta semana misma publoqué un post hablando de críticas destructivas. Sin nombres, por una reseña que leí de una novela en la que, al final y sutil pero cruelmente, el reseñador se preguntaba cómo su autora había tenido el valor de publicar tal... no lo calificaba, pero la palabra que te venía a la cabeza era bazofia. Y me enfadé, sin ser yo la reseñada, por dos razones: una, porque leí ese libro y no tenía nada que ver con lo que este señor decía de él y dos porque todas y cada una de sus razones para descalificar el libro carecían de objetividad.

    Decir que un libro es malo porque está escrito en presente no se sostiene. Es simplemente tu opinión. A ti no te gusta, pero eso no convierte al libro en malo.

    Por cierto, no hago ni caso a quienes me dejan enlaces en los comentarios, y cuando detecto que me comentan para lanzarme ataques desde perfiles pirateados (hay de todo en la viña del señor) me defiendo.

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Como puse, hay dos excepciones: si no está razonada (y si das razones ilógicas no está razonada) o si no se ha leído el libro o buena parte de él. De hecho, si no tenía nada que ver lo que decía con el libro es más que probable que en ese caso se dieran ambos supuestos ^^

    ResponderEliminar
  7. Hola, Deborah!

    Estoy de acuerdo contigo en todo eso, hay cosas que debemos evitar. Hace un tiempo yo había creado una campañana, porque hubieron muuuchas personas que empezaron a copiar y pegar el mismo mensaje de soy-agradable-visita-mi-blog y como dices, ni se molestan en leer las entradas, etc.

    Lo de las reseñas nunca me ha pasado, por fortuna.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Por Dios Deborah!
    Has dado en el clavo!

    Me siento identificada con muchos de los numerales y como no, de sus variantes.
    A mi en lo particular siempre me envían esas promociones de por que el libro esta más caliente que el pan (lo cual en un 90% resulta ser mentira), le hace rebaja Amazon para que lo compre y le haga la reseña. El colmo me sucedió en estos días, cuando no solo se presentó la situación anterior sino que ademas me dice el autor X, que cuando yo disponga de tiempo puedo hacerle la entrevista. ¿Que tal?.
    Hasta reportera resulte ser, el colmo absoluto!.
    Como si ser blogger fuera más un trabajo que un hobby. Muchos autores no comprenden que los bloggers hacen más un favor que cualquier otra cosa, porque gastar minutos irrecuperables de tu tiempo en un libro que no sabes si será o no bueno no es más que un acto de solidaridad con tu esfuerzo y tus sueños.

    En fin que con tu permiso comparto esta maravillosa entrada en mi muro para ciertos autores tomen nota.

    Besos Deborah

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por visitarme y comentar! Espero que os haya gustado pero, si no es así, por favor, no dudéis en decírmelo. Vuestros comentarios me ayudarán a mejorar.
La crítica se admite siempre que sea constructiva. Queda totalmente prohibido el spam.