Amigos o algo másEnemigos o algo másincursores de la nocheeladil126 trocitos
PINCHA EN CADA PORTADA PARA MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL LIBRO. Web oficial. Último relato: El murciélago.

martes, 1 de marzo de 2016

Acabar con todo

Esto es lo que ha salido del último Vuestras consignas, mi relato. ¡Gracias a María Coll (Cazadores de libros) y a Judith (Zona excéntrica) por sus palabras! Esta vez eran alas, luna y diccionario.

Acabar con todo
Abrió las alas y dejó que la luna le acariciara una última vez. Aunque no recordaba nada, le habían dicho que era un ángel y él, tras buscar el significado de esa palabra en el diccionario, había aceptado su condición con agrado. Pero sus esfuerzos por ayudar a los demás no se agradecían y, para colmo, los que le buscaban para hacerle pruebas y examinarle le obligaban a huir cada vez que veía posibilidades de tener una vida normal. 
Así que había decidido acabar con todo, porque nada ya tenía sentido, y saltó al vacío con la intención de no abrir sus alas, pero las muy traidoras no le obedecieron: en el último momento empezaron a moverse para frenar su caída y, cuando el suelo estaba ya tan cerca que pensó que iba a conseguirlo, comenzó a ascender. 
Frustrado, notó que no podía dejar de moverlas pero sí elegir dónde le llevaban, así que se dirigió hacia el mar, con la intención de volar en círculos hasta que sus alas se quedaran sin fuerza y ya no pudieran evitar su caída. Pero por más horas que estuvo en el aire no logró cansarse lo suficiente, por lo que finalmente se dio por vencido y continuó volando hasta alcanzar tierra firme. Había más formas de morir, sin embargo, así que no se rindió e intentó suicidarse de todas las maneras que pudo concebir, siempre sin éxito. 
Después de varios días en esa situación, recordó que el antónimo de ángel era demonio y supo que la única forma de acabar con su existencia era a manos de uno, pero no tenía ni idea de por dónde empezar a buscarlo. Esta tarea le llevó muchos años, pero al fin localizó a una demonio y se puso en contacto con ella. Para su alivio, aceptó encantada acabar con su vida, así que acudió al punto de encuentro con la certeza de que iba a acabar todo. 
Cuando la miró a los ojos, sin embargo, perdió todas las ganas de morir. Algo cambió también en ella: soltó el arma que había preparado con mimo para acabar con su adversario ancestral en un intento por volver a dar sentido a su vida y se dirigió hacia él, embobada.  Desde que los labios de ambos se juntaron, supieron que una nueva era había comenzado. El mundo ya no necesitaba ángeles o demonios, pero ahora que se habían encontrado el uno a la otra, eso tampoco les importaba ya.
---------------------------------------------------------------------------------
 Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.
Follow on Bloglovin

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por visitarme y comentar! Espero que os haya gustado pero, si no es así, por favor, no dudéis en decírmelo. Vuestros comentarios me ayudarán a mejorar.
La crítica se admite siempre que sea constructiva. Queda totalmente prohibido el spam.