Amigos o algo másEnemigos o algo másincursores de la nocheeladil126 trocitos
PINCHA EN CADA PORTADA PARA MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL LIBRO. Web oficial. Último relato: El murciélago.

domingo, 30 de octubre de 2016

¿Me regalas palabras para hacer un relato?

Reto vuestras consignas mi relato
Ya sabéis cómo va... Necesito tres consignas, cualquier palabra, que me daréis vosotros por comentario (por aquí, por facebook... lo mismo da).
Podéis dar hasta dos consignas por persona.
Se elegirán las tres primeras que se digan. Puede que más, si me encajan. Y si se diera el extraño caso de que hubiera muchas palabras, haría dos relatos en vez de uno.
Se tendrán en cuenta sugerencias respecto a los nombres de personajes, pero eso dependerá del relato en cuestión (no es obligatorio).
A partir de todo eso, haré un microrrelato de no más de una página de word.
Así que... ¿qué palabras proponéis?
---------------------------------------------------------------------------------
Follow on Bloglovin

sábado, 29 de octubre de 2016

Lo que nace del miedo #historiasdemiedo

He hecho este relato para concursar en el concurso Historias de miedo de Zenda e Iberdrola. Es por Halloween y el único requisito es que la palabra miedo aparezca en él. Me ha quedado más perturbador que terrorífico pero, dado que se ajusta a las bases, voy a presentarlo igualmente ^^.

 Lo que nace del miedo
Para conmemorar Halloween, deseo crear un monstruo terrorífico, capaz de dar miedo a todos los habitantes de la Tierra, así que me cuelo en los sueños de cada humano para recolectar una por una sus pesadillas. Es extraño, aunque los miedos apenas abultan y se fusionan cuando coinciden, he necesitado varios sacos para llenarlos. 
Creo la arcilla mágica, que crecerá cuando la alimente con las pesadillas, y vierto el contenido de los sacos en ella. De inmediato comienza a crecer y sonrío con satisfacción pero... ¿por qué no para? Está descontrolado, cada vez se hace más grande y no para hasta alcanzar el tamaño de un gigantesco planeta. Brotan en él todo tipo de criaturas terroríficas, pero también cosas corrientes como coches, o plantas, o teléfonos, o animales adorables... ¡incluso humanos!
—Vaya, vaya —me dice el Creador, que se acercó a mirar cuando la arcilla alcanzó el tamaño de la luna y desde entonces ha seguido su crecimiento con atención—. Así que has intentado hacer un monstruo capaz de aterrorizar a todos los humanos. —Me gustaría que me dijera cómo lo sabe, y de alguna manera lo ha adivinado porque continúa—: ¿Cómo crees que surgió la Tierra? Quise darle forma a los miedos de todos los humanos, que existían en un planeta mucho más pequeño, pero cada uno de ellos es diferente y una buena parte tiene pavor a auténticas nimiedades, así que el monstruo se convirtió en un nuevo mundo más grande que el anterior.
—¿Y entonces? —pregunto—. Quería soltar mi criatura en la Tierra, pero eso es imposible. ¿Ahora qué hago con ella?
—Ahora, amigo mío, te vas con tu arcilla a cualquier rincón recóndito del universo y te limitas a observar. Enhorabuena, tu experimento con los miedos te ha convertido en un nuevo Creador.

---------------------------------------------------------------------------------
Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.
Follow on Bloglovin

jueves, 27 de octubre de 2016

Lo de siempre (reto story cubes)




Lo de siempre
Venancio era un animal de costumbres y todos los días, después de trabajar, se tomaba una cañita con pulpo a la gallega en la Tasquilla de Pepe. Pero estaba a punto de sufrir un revés, porque la Paqui, la mujer del dueño de la Tasquilla, tuvo una sonora discusión con su esposo Pepe cuando se volvió vegetariana y le prohibió servir productos de origen animal. Al día siguiente, Venancio pidió lo de siempre y abrió mucho los ojos al encontrarse que, en vez de su pulpo, le servían una especie de cactus.
—¿Pero qué cojones es esto? —le preguntó a la Paqui.
—A eso le quitas las espinas y sabe como tu pulpo, palabrita de niño Jesús —mintió la mujer.
—Como si sabe a gloria bendita, ¡déjate de mamarrachadas y ponme mi pulpo de siempre! —exigió Venancio.
—¡Aquí ya no se sirve carne! —se empecinó ella. Venancio echó una mirada a Pepe, que se encogió de hombros con resignación.
—Hay que joderse, ¡a que me busco otro bar! —exclamó el enfurecido cliente.
Se bebió la cerveza de un trago, sin disfrutarlo, y ni siquiera miró el dichoso cactus antes de salir del bar de lo más cabreado. No obstante, Venancio era un animal de costumbres: al día siguiente volvió al bar y, aunque refunfuñando, acabó por tragarse el cactus con su cañita. Por suerte para él, el resto de clientes no tenían tantos reparos en cambiar de bar y la Paqui, al ver que se quedaban sin ingresos, acabó por ceder. Así pues, una semana más tarde volvía a tener su caña y su tapa de pulpo a la gallega. Como debía ser.
---------------------------------------------------------------------------------
Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.
Follow on Bloglovin

jueves, 20 de octubre de 2016

#palabrasolvidadas #quedo

Un nuevo relato con una palabra olvidada. En esta ocasión elegí quedo. Significado: quieto.

Rapiña
ilustración quedo
Palabra diseñada por @avence
Parece mentira que todo haya ocurrido aquí, en este bosque tan hermoso que parece sacado de un cuento de hadas. El lugar ahora está maldito, sin duda, pero yo estoy desesperada. Encuentro al primero, quedo y cubierto de sangre. Por las flechas que sobresalen de su espalda, sin duda intentó escapar y no lo logró pero, ¿qué me importa a mí? «Deja de elucubrar y ponte a trabajar», me digo.
Intento no mirar mientras registro el cadáver a conciencia en busca de comida, de monedas, de cualquier cosa. No tiene mucho, un cuchillo, un mendrugo de pan y unas buenas botas, pero para mí es un mundo. Me como el pan con ansia, guardo el cuchillo y me calzo las botas. Me quedan grandes, pero sin duda es mejor que ir descalza.
Cuando acabo con él, sin una nueva mirada, sigo avanzando. Entonces llego al campo de batalla y me doy cuenta de la magnitud de lo ocurrido. Debe de haber cientos de muertos. Yo soy la primera en llegar, pero el hambre y la desesperación sin duda atraerán a muchos más, así que más me vale seleccionar primero los cuerpos con más probabilidad de darme un buen botín. 
Busco el brillo de las armaduras: si tenían dinero para comprarlas, sin duda podían permitirse otros lujos. Por supuesto, apenas hay dos o tres que la tengan: es más difícil hacer caer a los que están bien protegidos. Pero debo empezar por ellos y mis plegarias se ven escuchadas, ya que pronto puedo llenar mi estómago con carne de verdad, sustituyo mis nuevas botas por otras de más calidad y me hago con un pequeño saco de monedas, alguna joya, una buena capa y un par de dagas que sin duda valen una fortuna.
Luego continúo con mi rapiña de los cuerpos de alrededor hasta que ya no puedo cargar con más cosas y me dirijo de vuelta a la cueva para descargar mi botín. No tardo en volver al campo de batalla. Con lo que he conseguido ya tengo para pasar varios inviernos, pero calculo que el resto de saqueadores tardarán al menos un día en llegar y debo aprovechar la oportunidad. 
Es en la tercera vez que vuelvo cuando le veo moverse. Me da un buen susto, pero si está ahí tirado no debe de tener muchas fuerzas para levantarse y salir de aquí. No me veo con fuerzas para registrarle y quitarle sus pertenencias estando aún vivo, y de todas formas hay muchos cadáveres a los que aún no he desvalijado, así que me dispongo a pasar de largo cuando él abre los ojos.
Su mirada me detiene. Esos ojos son los que me persiguen en mis sueños desde hace meses. «Olvídale», me digo a mí misma. Pero mi cuerpo no hace caso a mi razón y antes de querer darme cuenta estoy cargando con él, de vuelta a la cueva, y curándole las heridas. Cuando acabo, me dispongo a salir, pero el eco me trae voces y me doy cuenta de que he desperdiciado mi oportunidad de hacerme con más provisiones. No obstante, él vuelve a despertar y me doy cuenta de que he hecho lo correcto: en sus ojos veo mi destino.
---------------------------------------------------------------------------------
Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.
Follow on Bloglovin

martes, 18 de octubre de 2016

¡Pregúntame lo que quieras!



---------------------------------------------------------------------------------
Follow on Bloglovin

jueves, 13 de octubre de 2016

#palabrasolvidadas #zarrapastroso

Un nuevo relato con una palabra olvidada. En esta ocasión elegí zarrapastroso. Significado:
Desaseado, andrajoso, desaliñado y roto.

Emboscada
palabra olvidada zarrapastroso
Palabra diseñada por @dbartolomes.
Está confirmado: ese hombre de aspecto zarrapastroso me está siguiendo desde hace horas. Me siento tentado de ir a la calle principal y perderme entre la multitud, pero entonces me quedaría con la duda de por qué va detrás de mí. Así pues, decido tenderle una emboscada. Conozco el lugar perfecto: me meto en el callejón y me escondo tras los cubos, en posición de ataque, a la espera de que él aparezca y caiga en mi trampa. Cuando lo hace, me lanzo sobre él, le inmovilizo y le hago volverse.
Al verle la cara me aparto de un salto.
-Nos abandonaste... tú... ¿por qué...? -apenas logro pronunciar.
-No os abandoné, me apartaron de vosotros -dice mi padre-, pero que no me dejen veros no significa que no pueda velar por vosotros.
Antes de que pueda reaccionar, detenerle, huye del callejón. Intento ir tras él, pero entra en la calle principal y se pierde entre la multitud. No obstante, mis dudas no quedarán sin respuesta: ahora sé que él está cerca, solo tengo que ser paciente, esperar el mejor momento y, cuando vuelva a tenerle frente a frente, no dejarle huir y exigirle que me diga toda la verdad.
---------------------------------------------------------------------------------
Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.
Follow on Bloglovin

sábado, 8 de octubre de 2016

La estatua (vcmr) + biografía imaginativa

¡Hola a todos! Hoy, antes de compartir con vosotros el nuevo relato con las últimas consignas recibidas de mano de Judith (hipopótamo y estrafalario) y Miss Trambolika (espacio), quiero pasaros el enlace a la nueva sección de La orilla de las letras: biografías imaginativas. ¡Se estrena con la mía!
Y, ya sin más dilación, el texto:

La estatua
Los monjes, pertenecientes a la orden más pobre de toda la región, encontraron el templo abandonado y, tras adecentarlo, se instalaron en él. Supieron que habían hecho la elección correcta en cuanto empezaron a llegar los primeros donativos, que les permitieron realizar muchas obras de caridad. Gracias a ello se corrió la voz y recibieron aún más limosnas, que dedicaron a hacer mejoras en su nuevo hogar. 
Las contribuciones continuaron creciendo y los monjes siguieron llenando sus arcas, con decoraciones y hábitos cada vez más fastuosos, mientras descuidaban sus obligaciones. Pronto se quedaron sin espacio y se plantearon hacer un edificio anexo para guardar las riquezas de la orden, aunque la avaricia les pudo: ¿para qué gastar sus preciados recursos si ese hipopótamo estrafalario de barro, la última reminiscencia del antiguo templo, ocupaba mucho espacio?
Así pues, los monjes destruyeron la estatua, esparcieron sus fragmentos en el exterior y llenaron ese cacho de templo con más objetos. No obstante, al final no les quedó más remedio que construir el edificio anexo y ese fue el principio de su fin: invirtieron demasiado dinero en hacerlo y, al día siguiente de acabarlo y guardar todas las riquezas en él, se incendió y todo se perdió. Lo que lograron salvar no tardó en desaparecer por impuestos y saqueos. Además, como hacía tiempo que no realizaban obras de caridad, los habitantes de los alrededores ya no estaban tan dispuestos a hacer donativos.
Al final, los monjes se quedaron sin ningún recurso y tuvieron que abandonar el lugar. El templo volvió a quedar vacío, a excepción de una estatua de hipopótamo, cuyos fragmentos se habían vuelto a unir, que esperaba con impaciencia a la próxima orden de monjes que se instalara allí: ¡disfrutaba tanto atrayendo la fortuna para corromper a los hombres santos y arruinándoles en cuanto se deshacían de ella!
---------------------------------------------------------------------------------
 Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.
Follow on Bloglovin

sábado, 1 de octubre de 2016

¡Necesito palabras! ¿Cuál se te ocurre?

Reto vuestras consignas mi relato
Ya sabéis cómo va... Necesito tres consignas, cualquier palabra, que me daréis vosotros por comentario (por aquí, por facebook... lo mismo da).
Podéis dar hasta dos consignas por persona.
Se elegirán las tres primeras que se digan. Puede que más, si me encajan. Y si se diera el extraño caso de que hubiera muchas palabras, haría dos relatos en vez de uno.
Se tendrán en cuenta sugerencias respecto a los nombres de personajes, pero eso dependerá del relato en cuestión (no es obligatorio).
A partir de todo eso, haré un microrrelato de no más de una página de word.
 
Así que... ¿qué palabras proponéis?  Espero recibir tantas como en el anterior reto, en el que me dio para hacer:
---------------------------------------------------------------------------------
Follow on Bloglovin