Amigos o algo másEnemigos o algo másincursores de la nocheeladil126 trocitos
PINCHA EN CADA PORTADA PARA MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL LIBRO. Web oficial. Último relato: La muñeca.

jueves, 22 de junio de 2017

La muñeca (vcmr) + otra crítica de Enemigos o algo más...

 ... que dice:
Ahora lo otro. Ya hice el relato con las palabras de Athena (piedra, magnético) y Judith (independiente) para el reto vuestras consignas, mi relato.

 La muñeca

Había muchos regalos para elegir, pero yo no estaba conforme con ninguno de ellos. Demasiadas tonterías de piedra y madera, algún juego magnético, cajitas y artículos de decoración, pero nada único y especial para regalarle a mi pequeña. Entonces se abrió la puerta de una zona de acceso restringido que parecía funcionar de forma independiente al resto de la tienda y vi el artículo perfecto: una preciosa muñeca de porcelana. La cogí e intenté pagarla en caja, pero la dependienta me dijo que no estaba capacitado para poseerla y la puso fuera de mi alcance. No obstante, yo no me rendí: en cuanto se despistó, dejé un billete sobre el mostrador, cogí la muñeca y la llevé a casa para envolverla. 
Fue, efectivamente, el regalo perfecto: a mi hijita le encantó. No obstante, no fui yo quien recibió su sonrisa y su abrazo de agradecimiento, sino el demonio que, oculto en el objeto, había esperado a que un incauto como yo se hiciera con él y ahora poseía mi cuerpo mientras yo observaba todo, horrorizado, desde los ojos sin vida de la muñeca.
--------------------------------------------------------------------------------
Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.
Banner Apúntate a la newsletter
Follow on Bloglovin

sábado, 17 de junio de 2017

Curiosidades de mis libros con Mary Martín

-
--------------------------------------------------------------------------------
 
Banner Apúntate a la newsletter
Follow on Bloglovin

jueves, 15 de junio de 2017

Enemigos o algo más en kindle + La declaración #palabrasalviento

Lo primero, compartir con vosotros la primera reseña de Enemigos o algo más en La puerta de los libros infinitos.
Hablando de Enemigos o algo más, ¡ya tenéis disponible la versión digital! Podéis haceros con ella aquí:
Y ahora el relato: lo he hecho para el concurso Relatos al viento de Zenda e Iberdrola. El único requisito, aparte de la extensión, era que contuviera la palabra Viento. ¡Espero que os guste!

La declaración

Mi declaración se la llevó el viento. Literalmente: una ráfaga me la arrebató de las manos y no pude sino verla revolotear, fuera de mi alcance, hasta que desapareció. Me sentí hundida: había trabajado durante días para dar forma a las palabras, para que fuera hermosa, ingeniosa, divertida y conmovedora. Era la declaración perfecta... y la única copia me había sido arrebatada por ese aire infernal apenas unos minutos antes de llegar al restaurante en el que la leería en voz alta.
Consideré por un momento anularlo todo, pero ya estaba en marcha y sabía que era el día propicio, así que hice de tripas corazón y entré en el local, donde ya esperaba mi chica, con un aire de expectación difícil de ignorar. Eso hizo que me pusiera aún más nerviosa y que se instalara una tensión creciente. Tanto fue así que ella comenzó a mostrarse preocupada, de modo que decidí cortar por lo sano e intentar decirle de memoria todo lo que había escrito tan minuciosamente. Por desgracia, mi memoria no es muy buena y convertí la perfecta declaración en un perfecto desastre de palabras enmarañadas que la hicieron reír a carajadas. Luego, cuando se calmó, me hizo levantar la vista y, con una mirada pícara, me dijo:
—Tú solo dilo, sin pensar.
Entonces le abrí mi corazón y le expliqué, con torpeza, lo mucho que la quería y el honor que me haría al convertirse en mi esposa. Su «sí» me hizo sentir la mujer más afortunada del mundo y lo celebramos hasta bien entrada la noche.
Cuando salimos, el viento travieso estampó un papel contra mi cara. Desconcertada, observé la declaración perdida unos instantes antes de hacer un avión de papel con ella y dejarla ir para siempre. Respondí a la mirada interrogante de mi futura esposa con un encogimiento de hombros: de poco me servía ya; además, mis palabras torpes, pero sinceras, habían llegado a su corazón mejor que mil declaraciones espectaculares.
--------------------------------------------------------------------------------
Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.
Banner Apúntate a la newsletter
Follow on Bloglovin

lunes, 12 de junio de 2017

Cómo fue el picnic de Cotorras lectoras y la firma del banco

bolsa
El sábado pasado, como todos los años, me pasé por el picnic de Cotorras lectoras. Esta vez, además de lectores y escritores, hablaban los blogueros y el formato era de preguntas en general, así que intervine varias veces en función de cada tema, bien como bloguera, bien como escritora, bien como lectora. 
También, durante la comida y después, firmé unos cuantos libros y pude charlar con varias lectoras tanto de mis novelas como de literatura en general, así que quedé muy satisfecha. 
Para el sorteo, por cierto, doné un par de ejemplares de Viajera interdimensional (de los únicos que tenía stock) y la bolsa para libros artesanal y personalizada que veis a la izquierda. La hice con un trozo de tela de algodón blanca, hilo rosa y papel transfer, ¿a que mola?

Déborah F. Muñoz, Inés Díaz Arriero y Eva Ruiz Gómez.
Foto robada a Ester FG
Luego hicimos otra vez lo del banco. Como sabéis, en reacción a la prohibición de los autopublicados en la Feria del libro de Madrid, decidí pasar de las casetas y firmar en los bancos de detrás, invitando a otros escritores a hacer lo mismo. Así nació Para eso están los bancos. El sábado 3 firmé con Emma Gigán y este con Inés Díaz Arriero y Eva Ruiz Gómez.
Como había estado antes el picnic y me había hartado a firmar (por cierto, ¡se me olvidó el bolígrafo!) durante la firma "oficial" no firmé ninguno. Tampoco se acercó (ni se pasó) mucha gente (hacía demasiado calor...), pero bueno, estuvimos hablando en buena compañía (y a la sombra), así que fue divertido.
 -------------------------------------------------------------------------------- 
Banner Apúntate a la newsletter
Follow on Bloglovin

jueves, 8 de junio de 2017

Un #primor de nieta

 Nuevo relato con una palabra olvidada, en este caso elegí primor. Significado: Destreza, habilidad, esmero o excelencia en hacer o decir algo.

 Un primor de nieta

palabra olvidada primor
Palabra diseñada por @danielsanchez.
La abuela estaba convencida de que su nieta era un primor en todo cuanto emprendía, pero estaba soltera y se le iba a pasar el arroz. Así pues, junto con el resto de los ancianos de la residencia, con los que conferenció para encontrar a los jóvenes solteros disponibles, hizo un casting para encontrar al hombre perfecto para ella. La elección no fue fácil: todos tenían a sus abuelos para avalar su buen carácter y les llevó tiempo decidir.
Al final, eligieron tres candidatos y lo organizaron para que coincidieran con la nieta a lo largo de la semana pero, cuando la joven fue a visitar a su abuela y esta se interesó por si había conocido a alguien, respondió con una negativa.
Durante la semana siguiente conspiraron para que otros tres candidatos se cruzaran en su camino, pero la nieta tampoco pareció darse cuenta y la abuela siguió insistiendo, mandando a más hombres para que se toparan con ella por casualidad, con la esperanza de que Cupido hiciera su magia con alguno.
La chica no tardó en darse cuenta de que algo raro pasaba, tanto más cuando su abuela se volvió insistente con su pregunta sobre si había conocido a alguien especial esa semana. Así pues, tras un complicado interrogatorio, logró sacarle la verdad a su abuela.
—Yaya... es que a mí me gustan las mujeres, ¿sabes? —le dijo, con tacto, porque la mujer era muy mayor y esperaba no darle un disgusto.
—Ay, hija, ¿y por qué no lo has dicho antes? Tú no te preocupes, creo que la nieta de la Dolores también es tortillera...
Aunque sus palabras tranquilizaron a la chica, que pensaba que las ideas de su abuela eran más anticuadas, pronto tuvo motivos para desear no habérselo dicho nunca, porque pronto se vio asediada por las candidatas que le mandaba la anciana, que había tirado de contactos y ya ni se molestaba en recurrir al disimulo. No obstante, cuando consideraba seriamente rogarle que dejara de intentara emparejarla con todas las lesbianas de las que tenía noticias, su abuela le mandó a Ángela y Cupido puso en marcha sus flechas.
Meses después, durante la boda de su nieta, la anciana sonrió, aunque seguía sin estar satisfecha del todo.
«Ahora solo me queda conseguir que tenga hijos a los que cuidar», pensó. Eso era algo más complicado, tenía que informarse sobre cómo liar a su nieta para que adoptara o se inseminara artificialmente, o lo que fuera. Así pues, nada más acabar la ceremonia, convocó al resto de ancianos de la residencia y se pusieron a conferenciar sobre los pasos a seguir...
--------------------------------------------------------------------------------
Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.
Banner Apúntate a la newsletter
Follow on Bloglovin

domingo, 4 de junio de 2017

Cómo fue la firma del banco (3-6) + anuncio

la maleta-cartel
Como sabéis, en reacción a la prohibición de los autopublicados en la Feria del libro de Madrid, decidí pasar de las casetas y firmar en los bancos de detrás, invitando a otros escritores a hacer lo mismo. Así nació Para eso están los bancos.
Este sábado firmamos Emma Gigán y yo a las 13:00 y, la verdad, fue una experiencia mucho más divertida (y mucho menos solemne) que la de estar en caseta: te puedes mover, no te sientes obligada a vender (cosa que resulta secundaria, ya que la mayor parte de la gente va con presupuesto cerrado) y puedes charlar de lo que te venga en gana sin malas caras ni sentir que estás molestando. La logística tampoco fue muy complicada: pusimos la maleta con sus respectivos carteles sobre el banco y los libros de Emma encima para que se vieran todos. 
Lo malo fue que la caseta de Alfaomega (239) estaba en la otra punta y, cuando me quedé sin ejemplares de Amigos o algo más, no pude acercarme a por ellos en una carrera. Aunque hubiera dado igual porque, cuando fui, me dijeron que se les habían agotado los libros y que volviera por la tarde, que los iban a reponer.
No obstante, si queréis haceros con un ejemplar no os preocupéis, por la tarde me hice con ellos y me aseguré de que tenían stock.
Por cierto, si te perdiste esta firma, ¡no olvides que el próximo sábado volvemos! (a las 18 en el banco tras la 285 estaremos Inés Díaz Arriero, Eva Ruiz Gómez y yo)

Por cierto, aprovecho la entrada para anunciaros que Viajera interdimensional está nominada a los premios infinitos: podéis votar por ella en este enlace.
--------------------------------------------------------------------------------
Banner Apúntate a la newsletter
Follow on Bloglovin

jueves, 1 de junio de 2017

Un #vástago #ñañoso y #pusilánime #palabrasolvidadas

Esta vez decidí aumentar el nivel de dificultad y hacer un relato con tres palabras olvidadas en vez de una. Elegí: Ñañoso (significado: Que es temeroso, indeciso e inseguro), Pusilánime (significado: Dicho de una persona falta de ánimo y valor para tomar decisiones o afrontar situaciones comprometidas), Vástago (significado: Persona descendiente de otra)

Un vástago ñañoso y pusilánime

palabras olvidadas ñañoso, pusilánime y vástago
Palabras olvidadas diseñadas por @amanero, @ananas y @brunospagnuolo.
No podía soportar que su vástago fuera tan ñañoso y pusilánime, así que hizo todo lo posible por endurecerle: desde molerle a palos hasta intentar llevárselo de putas. Pero nada, el chico seguía siendo inseguro y tuvo que recurrir a su última opción: mandarle a la escuela militar. Desde el primer momento supo que su hijo odiaba estar allí, pero se mantuvo firme y le obligó a quedarse incluso en las vacaciones.
Cuando salió, era ya todo un hombre y se sintió orgulloso: todos los planes que había hecho para ellos se podían hacer realidad. No había caído en que la confianza que había ganado su hijo en la escuela militar le iba a dar fuerzas para sacar a la luz todo su odio. Así pues, el día en que cumplió la mayoría de edad, le ofreció formar parte del negocio familiar, convencido de que aceptaría agradecido, solo para obtener una mirada de desprecio y un «ni por todo el oro del mundo». Luego, el joven subió a su cuarto, cogió la maleta que había preparado el día anterior y abandonó el lugar donde había sufrido tanta tiranía para no volver. 
Tuvo largo tiempo para arrepentirse de no haberle aceptado como era, pues su hijo no volvió nunca más, ni siquiera cuando cayó gravemente enfermo. Una vez, mientras caminaba con esfuerzo camino del médico, creyó reconocerle en la figura de un padre que revolvía con cariño el pelo de su hijo, clavado a él cuando era pequeño. No obstante, su lentitud y su incapacidad de gritar sin ahogarse por la tos hicieron que perdiera de vista esa visión. Supo entonces que tenía que pedirle perdón pero, aunque le buscó sin descanso, nunca pudo encontrarle y murió sin poder descargarse del peso de sus errores.
--------------------------------------------------------------------------------
Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.
Banner Apúntate a la newsletter
Follow on Bloglovin