Amigos o algo más Enemigos o algo más incursores de la noche incursores del ocaso Eladil Atrapada en otra dimensión Viajera interdimensional48 trozos 126 trocitos 42 trozos PINCHA EN CADA PORTADA PARA SABER MÁS SOBRE EL LIBRO. Para más información visita la Web oficial de Déborah.

jueves, 1 de marzo de 2018

El matadragones: relato breve de fantasía

Nuevo relato breve hecho con Palabras olvidadas, en este caso me ha salido uno de fantasía con las palabras rechupete (Muy exquisito y agradable), remolón (Que intenta evitar el trabajo o la realización de algo) y retahíla (Serie de muchas cosas que están, suceden o se mencionan por su orden).

El matadragones

palabras del relato
Palabras diseñadas por @annademas, @jcantero y @ivanaguado
El banquete estaba de rechupete y comió hasta reventar, así que, cuando llegó la hora de darse una caminata para combatir al dragón, el joven se hizo el remolón. No obstante, se arriesgaba a una retahíla de insultos (o, lo que era peor, a un linchamiento) si no se mostraba impaciente por hacer trabajo para el que le habían contratado, así que se levantó pesadamente y acompañó a los lugareños a la entrada de la cueva.
Entró en la guarida y no había nada en ella pero, para que los pueblerinos no pensaban que no hacía su trabajo, se quedó con unos cuantos de ellos hasta bien entrada la noche antes de regresar y disfrutar de otra buena comilona. Dos días más se repitió lo mismo, y los lugareños comenzaron a decir que quizás se habían precipitado al contratar al héroe. 
El joven, viendo el panorama, se escabulló durante la noche y silbó con fuerza, lo que atrajo a su dragón-mascota. Establecieron el plan y la coreografía, luego él se fue a dormir y, a la mañana siguiente, comenzó el espectáculo. Al finalizar, el supuesto héroe volvió a disfrutar de un fantástico banquete, le pagaron lo acordado, le dieron muchas provisiones y prometieron extender su fama por todo el reino.
Luego, se fue del pueblo, victorioso, y se montó en su dragón en cuanto se hubo alejado lo suficiente. Esa zona estaba ya más que explotada, tendrían que viajar más lejos esta vez, pero no sin antes pasar por su guarida a enterrar el oro que habían ganado con su pantomima. Unas cuantas más y ya tendrían para comprarse su isla y construir allí un refugio donde tanto él como su dragón podrían jubilarse.

Sigue escriboleeo en Bloglovin
--------------------------------------------------------------------------------
Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por visitarme y comentar! Espero que lo que publico te haya gustado pero, si no es así, por favor, ¡dímelo de forma constructiva! Tus comentarios me ayudarán a mejorar.