Amigos o algo más Enemigos o algo más incursores de la noche incursores del ocaso Eladil Atrapada en otra dimensión Viajera interdimensional48 trozos 126 trocitos 42 trozos
PINCHA EN CADA PORTADA PARA SABER MÁS SOBRE EL LIBRO. Para más información visita la Web oficial de Déborah.

sábado, 2 de septiembre de 2017

Escapada a Santander: día 1. Palacio de la Magdalena

Como ya habréis visto por twitter y facebook, me escapé hace unos días a Santander. La idea inicial era hacer el Camino de Santiago este año, pero el cambio de trabajo lo hizo inviable. De todas formas, por problemas de salud tampoco habría podido hacerlo, así que al final tocó hacer planes a última hora y decidí llevarme a mi madre unos días al norte con una oferta de atrápalo que incluía el Alvia y el hotel. Del tren poco diré, aunque había paisaje que ver en buena parte del trayecto, me lo pasé durmiendo o leyendo. Pero sí que hay que hacer mención especial (pero no por bueno) al dichoso hotel.

Lo peor: El hotel City House Alisas:

Decir que era un desastre cutre es quedarse corto. Había cucarachas pequeñas en el baño de la habitación y, aunque avisamos, no hicieron por cambiarnos a otra donde no hubiera ese problema. Por no hacer, no creo ni que echaran insecticida. El problema de suciedad no era solo en la habitación: en algún momento, en la iglesia de al lado tiraron confeti y se coló en la recepción del hotel: días después, al marcharnos, seguían sin haber barrido el confeti del suelo del hotel.
La ventilación era inexistente, al entrar en la habitación daba una bofetada de olor a sótano y hacía tanto bochorno dentro que estabas mejor en la calle que en la cama. Para rematar, camas duras e incómodas, y ruidosa. Solo hay que reconocerle una cosa positiva: la ubicación es muy buena: al lado de la estación de tren y bus y a un paseo corto del centro. Y el desayuno era aceptable. Por lo demás, fatal, y más yo, acostumbrada a ir a hotelitos de cuatro estrellas. Podría haber aguantado cualquier cosa sin quejarme, pero la suciedad y las cucarachas... ¡puaj! No llega al nivel de horror que en la isla de Skye, pero casi.

El primer día: El palacio de la Magdalena

imágenes de Santander
Edificio Santander, monumento a José Hierro y yo con los raqueros
Llegamos a media mañana, soltamos la maleta y nos fuimos directas en busca del mar. Lo primero que encontramos, tras un rato de caminata, fue el espantoso centro Botín. Es un edificio feo, que no pega con el entorno y que estropea mucho las vistas (ni le tiré foto, ¿para qué?, de veras que es muy feo), la verdad es que fue una mala primera impresión. Afortunadamente, el parque en el que se encuentra y el resto de la ciudad es muy bonito.
Tras buscar una oficina de información turística donde nos dieron un plano no muy bueno (ya hablaré sobre la información turística de la ciudad y la señalización, ¿cómo puede complicarse tanto en un sitio donde las calles son más o menos rectas?), continuamos caminando por el puerto (¡qué bien oler el mar después de tanto tiempo!) mientras buscábamos un sitio barato donde comer (al final, fue más rápido comprar embutido en un supermercado y hacerse un sandwich) y nos encontramos con varios puntos de interés turístico como la grúa de piedra, las estatuas de los raqueros, el monumento a José Hierro...
Pero, aunque el tiempo no acompañaba (se agradecía la bajada de temperatura, eso sí), de lo que había ganas era de playa, así que seguimos hasta dar con una y paseamos por las tablas de madera hasta llegar a la península de la Magdalena. Y, ya que estábamos allí, había que subir al palacio.
No sabíamos que se pudiera entrar, fallo mío, pero el parque que conduce a él es muy chulo y tiene numerosas tallas en madera escondidas en el césped. Además, el palacio, especialmente la parte de atrás, es una preciosidad y las vistas son maravillosas (está en la cima de un precioso acantilado). Aunque, después del madrugón y de la semana que llevábamos (problemas de salud + obras en casa, no diré más...) acabamos agotadas de tanta caminata, así que, tras ver el palacio y la zona de las focas, hicimos el camino a la inversa hacia el hotel y nos fuimos a la cama con las gallinas.
santander
Yo por la playa, el Palacio de la Magdalena y auténtico mascarón de proa en la península de la Magdalena.
Día 2: Santander Bahia Tours y centro histórico 
Día 3: Ruta de senderismo

Sigue escriboleeo en Bloglovin

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por visitarme y comentar! Espero que lo que publico te haya gustado pero, si no es así, por favor, ¡dímelo de forma constructiva! Tus comentarios me ayudarán a mejorar.