PINCHA PARA SABER DE QUÉ VAN. Para más información visita la Web oficial de Déborah.
Todos los relatos cortos y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia

martes, 20 de octubre de 2020

La joven del lago, un microrrelato

portada del microrrelato de fantasía La joven del lago
La joven del lago la tenía obsesionada. La había visto dos veces, y en ambas ocasiones estaba nadando desnuda en el lago, con su pelo rojo flotando libre en el agua. La segunda vez, cuando descubrió que la miraban, se quedó quieta entre los nenúfares, sin sacar la nariz del agua y, tras dedicarle una sonrisa con sus labios increíblemente rojos, se dio la vuelta y se alejó nadando.
Fantaseó tanto con ella que pronto empezó a soñar imposibles. Tenía que ser una ninfa. No había otra explicación. Era demasiado etérea y a la vez demasiado sensual y voluptuosa. Deseaba más que nada volver a verla, que se enamorara de ella y se la llevara nadando al país de las hadas.
Estaba tan cegada con sus fantasías que, cuando se cruzó con la joven del lago mientras esta vestía con ropa de calle, ni siquiera reparó en ella. Y la ninfa, decepcionada porque la humana en la que se había fijado no era capaz de verla cuando no estaba envuelta en el abrigo de su magia, volvió a las profundidades de su lago, decidida a no regresar en mucho tiempo.

https://deborahfmunoz.com/mis-obras/ 

sábado, 17 de octubre de 2020

Mi nueva antología ya está aquí... ¡y puede ser tuya gratis!

Portada de la antología de relatos 70 trozos variados

Inmortales cabreados, amigas que se reencuentran, amuletos que cumplen todos tus deseos, empleadas con gustos dudosos, matadragones que se dan la gran vida, abuelas que no quieren que a sus nietas se les pase el arroz, chupasangres que quieren cambiar de vida… todos ellos, y muchos más, son los protagonistas de estos relatos que Déborah F. Muñoz ha recuperado de entre los muchos que escribe en su blog. Algunos enternecen, otros sorprenden, dan miedo, desconciertan o te sacan una sonrisa. Lo único que tienen en común, es una autora que se aburre mucho y a la que le gusta experimentar.

Ficha técnica del libro:

Género: relatos cortos de varios géneros
ISBN: 9798695762853
P.V.P papel: 5,5€, digital: 0,99€
Formato de la edición papel: 144 páginas. 5,5″ x 8,5″, rústica
Formato de la edición digital: kindle

Y si estás apuntado a la newsletter, o te apuntas en las próximas semanas, ¡será tuyo gratis!

¡No seré muy pesada, lo prometo! Una entrada cada dos meses resumiendo todo lo que ha pasado y, como mucho, si hay alguna cosa especial, como grandes lanzamientos o regalos exclusivos para ti, alguna más de vez en cuando.



https://deborahfmunoz.com/mis-obras/ 
-------------------------------------------------------------------------------- 
Todos los relatos cortos y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia

martes, 13 de octubre de 2020

Asexual, un relato romántico

Hoy la consigna era "Usa tu relato para dar visibilidad a algún colectivo minoritario". Y esta vez he decidido dedicarlo a un grupo minoritario que no solo no se conoce demasiado, sino que además sufre de bastantes prejuicios e incomprensión. Hablo de las personas asexuales. Hay varios tipos, pero hoy estoy en plan romanticón (las hormonas...) y me he decantado por una protagonista no arromántica.

Asexual

A Irina no le interesaba el sexo. Simplemente no tenía el impulso, lo cual no significaba que fuera una frígida, o que fuera una lesbiana que no quería salir del armario, o que estuviera enferma, o que tuviera un trauma. Simplemente no le interesaba. Le había llevado años aceptarlo y todavía había gente de su entorno que no lo hacía. Pero hasta eso lo había asumido: en una sociedad hipersexualizada, una asexual era una anomalía. Por suerte, había encontrado a otros como ella en la asociación y ya no se sentía tan sola.
También se había creído arromántica hasta que conoció a Nacho. Un compañero que se convirtió en un buen amigo y luego en alguien mucho más importante en su vida. Pero él, que siempre había sido bastante promiscuo, había conocido y aceptado su asexualidad desde el principio. Por eso, no la veía como una pareja potencial y ella no se atrevía a decirle nada por miedo a que él se sintiera engañado, o a que las cosas entre ambos se estropearan sin remedio.
Cuando empezó a dejar de salir con una mujer cada noche y se quedó con una que pareció haberle robado el corazón, a Irina le dolió mucho. Tanto, que decidió distanciarse de Nacho. Pero él hizo algo que no esperaba: dejar a su pareja, porque pensaba que prefería perderla a ella antes que a su mejor amiga. Cuando le comunicó la noticia, Irina pensó que siempre sería lo mismo, que no podía permitir que él renunciara al amor para evitar perderla. Así que se echó a llorar y le confesó sus sentimientos.
-Así que ya ves -finalizó-, resulta que me he enamorado de ti, a pesar de todo. Pero no voy a permitir que dejes a las mujeres que quieres solo porque a mí me duela, tendré que vivir con...
Nacho puso un dedo sobre su boca para que callara.
-A la única mujer que quiero es a ti. Incluso cuando pensaba que no me querías de esa forma, todas las demás han sido pobres sustitutas.
Por primera vez en su vida, Irina sintió el impulso de besar con pasión, sin hacer nada por contenerlo. Y así, con ese beso, sellaron el final de su amistad y el inicio de una relación tan atípica como feliz que dura hasta nuestros días.

https://deborahfmunoz.com/mis-obras/ 
-------------------------------------------------------------------------------- 
Todos los relatos cortos y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia

martes, 6 de octubre de 2020

El gigante, un cuento de fantasía

Otro relato basado en un lanzamiento de dados para el reto de escritura creativa.

El gigante

lanzamiento de dados en que me inspiré para hacer el cuento de fantasía El gigante
Adolf siempre había sido un don Nadie hasta que encontró a ese bebé de gigante abandonado junto a la fuente. Nunca supo por qué apareció allí, ni qué fue de los gigantes que lo engendraron; no le interesaba saberlo y no se molestó en hacer averiguaciones. Lo importante era que tenía un arma en potencia y se lo llevó de allí a un lugar aislado para criarlo de forma que le fuera útil en el futuro.
Mientras crecía, le enseñó a obedecer cualquier orden que le gritaran, fuera lo desagradable que fuera. Años después, cuando creyó que estaba listo, le llevó a arrasar el pueblo donde, si los habitantes no hacían lo que exigiera, serían aplastados por su gigante.
El problema era que, al haberse criado tan solo, el gigante no había aprendido a distinguir las órdenes de Adolf de las de los demás. Así que, cuando le ordenó que matara a una familia y la madre gritó "¡No, no nos mates!" el gigante se detuvo, confuso. Volvió a darle la orden, pero más miembros de la familia se unieron a la súplica y el gigante, al recibir indicaciones contradictorias, no sabía qué hacer. Adolf estaba tan furioso que siguió gritándole insultos y órdenes a su gigante, sin darse cuenta de que el resto de los aldeanos se le acercaban hasta que fue demasiado tarde y le acallaron para siempre.
Les quedaba decidir qué hacer con el gigante, pero pronto se percataron de que, sin la guía de Adolf, era inofensivo. Y muy útil, si aprendían a manejarle. Tanto, que podía ayudarles a dejar de ser un pueblo insignificante y a dominar la región. Eso sí, no iban a caer en los errores de Adolf: le enseñarían bien que solo debía obedecer a la gente del pueblo y que no debía hacer caso a ningún desconocido...

https://deborahfmunoz.com/mis-obras/