PINCHA PARA SABER DE QUÉ VAN. Para más información visita la Web oficial de Déborah.
Todos los relatos cortos y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia

sábado, 27 de enero de 2018

Libro de prueba de 42 trozos de amor y pasión


Sigue escriboleeo en Bloglovin

jueves, 25 de enero de 2018

La jubilación, un relato corto

Nuevo relato breve con el reto de escritura creativa palabras olvidadas, ya van quedando pocas. Esta vez usé quehacer (Ocupación, negocio, tarea que ha de hacerse), quinqué (Lámpara de mesa alimentada con petróleo y provista de un tubo de cristal que resguarda la llama) y prendarse (Aficionarse, enamorarse de alguien o algo).

La jubilación

palabras
Palabras diseñadas por @lcuni, @rcaba y @SoniaF
Cuando se jubiló y se quedó sin ningún quehacer, Julio lo pasó muy mal. Su mujer seguía haciendo lo mismo, y parecía que la estorbaba tenerle por casa, pero no le apetecía salir, así que el aburrimiento amenazaba con acabar con él. Entonces le dio por ver qué tenían en el sótano y encontró el alijo de novelas eróticas que escondía su esposa, por el que sintió curiosidad. A la luz del viejo quinqué, comenzó a leer la que más le llamaba la atención y no pudo evitar prendarse del género.
Se leyó esa y parte de una más antes de que ella le descubriera in fraganti. Ambos se pusieron rojos como tomates, pero Julio decidió que eso era lo que podía reavivar la llama de su matrimonio.
-¿Qué te parece si probamos algunas de esas cosas que hacen en las novelas? -le preguntó a su mujer. Ella dudó, entre reacia y coqueta, antes de aceptar. Desde ese día, la jubilación les pareció a ambos lo mejor que les podía haber pasado.

Sigue escriboleeo en Bloglovin
--------------------------------------------------------------------------------
Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

sábado, 20 de enero de 2018

Dime una palabra al azar

Reto vuestras consignas mi relatoYa sabéis cómo va... Necesito tres consignas, cualquier palabra, que me daréis vosotros por comentario (por aquí, por facebook... lo mismo da).
Podéis dar hasta dos consignas por persona. Bueno, a veces admito tres.
Se elegirán las tres primeras que se digan. Puede que más, si me encajan. Y si se diera el extraño caso de que hubiera muchas palabras, haría dos relatos en vez de uno.
Se tendrán en cuenta sugerencias respecto a los nombres de personajes, pero eso dependerá del relato en cuestión (no es obligatorio). A partir de todo eso, haré un microrrelato de no más de una página de word.

Así que... ¿qué palabras propones?

Sigue escriboleeo en Bloglovin

jueves, 18 de enero de 2018

El plantón: un microrrelato romántico

Nuevamente lanzo los dados del reto para hacer un relatillo, podéis verme aquí:

El plantón

Una vez más la dejó plantada: se pasó casi media hora pendiente del reloj y del teléfono hasta que dio por sentado que no vendría y al final, cabreada, se dispuso a salir, aunque fuera ella sola, porque no quería perder la reserva. 
Al final de la noche agradeció el plantón, pues en el restaurante, mientras intentaba convencer al maitre de que no podían anularle la reserva por unos minutos de retraso y por ser una en vez de dos, conoció a un hombre maravilloso con el que compartió una cena de lo más agradable.
Al día siguiente, recibió los acostumbrados globos y ramos de flores como disculpa, con una tarjeta en la que prometía que esa noche sí que se verían. Le llamó para cancelarlo: ya tenía planes con otro hombre que, descubriría más tarde, estaba demasiado enamorado de ella para dejarla tirada.

Sigue escriboleeo en Bloglovin
---
 Todas las historias de este blog son ficticias. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

sábado, 13 de enero de 2018

Sin arrepentimientos. Relato breve

Nuevo relato breve con el reto de escritura creativa Palabras olvidadas, en este caso usé Paupérrimo (Superlativo de pobre), Picaflor (Hombre enamoradizo y galanteador) y Potosí (Riqueza extraordinaria).

Sin arrepentimientos

palabras olvidadas
palabras diseñadas por @carlosruano, @SoniaF y @somawer,
Mara estaba enamorada de Pedro, un hombre de clase baja con gran empuje e inteligencia, pero el estado de la hacienda de su familia solo podía calificarse de paupérrimo y se veía presionada para coquetear con Alejandro, un picaflor que no tenía más mérito que haber heredado un paquete de acciones que valía un potosí
Intentó hacer caso a su familia sin dejar de ver a su amor a escondidas, pero pronto se encontró con un ultimátum por parte de Pedro. A pesar de que el sentido común y su familia la inclinaban hacia Alejandro, siguió su corazón y se marchó con su amado. Por supuesto, eso tuvo consecuencias: su familia cortó todo contacto con ella y se vio obligada a dejar su vida entre algodones y a trabajar para conseguir un estilo de vida digno
Cuando, años después, se enteró de la muerte de su madre y fue al entierro, respondió a las preguntas de todos, que solo hablaron con ella para fardar de su buena posición, con un:
—No me arrepiento: soy feliz, ya que amo a mi marido, tengo un trabajo honrado que me deja suficiente tiempo para dedicarme a mis aficiones y llevamos una vida sin lujos pero cómoda. 
Pronto se enteró de que eran todo apariencias: su hermana, en la que había recaído el dudoso honor de seducir a Alejandro, se había casado con él para descubrir que era aficionado al juego, con lo que habían perdido su fortuna en poco tiempo. Desde entonces, tanto la pareja como su padre y su ya fallecida madre se habían dedicado a trapichear para seguir pareciendo lo que no eran. 
Mara se quedó poco rato después del entierro y en cuanto les perdió de vista sonrió: sabía que las preguntas se habían debido a un interés material y no a uno real, así que había mentido un poco. Sí que era feliz y sí que trabajaba, pero sin necesidad, ya que su inteligente marido se las había ingeniado para conseguir, a base de trabajo duro, toda una fortuna. No obstante, si se enteraban intentarían  acercarse a ella y robarle toda su fortuna, por eso les había dicho que no tenía mucho; así ni se molestaban en poner sus miras en ella y podía vivir tranquila.

Sigue escriboleeo en Bloglovin
--------------------------------------------------------------------------------
Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

jueves, 11 de enero de 2018

Mi nuevo libro, 42 trozos de amor y pasión, ¡a la venta!

Sigo recopilando mis relatos, en esta ocasión he elegido los de temática romántica erótica. Hay algunos publicados, pero unos cuantos son inéditos...

Título: 42 trozos de amor y pasión
Género: antología de relatos
144 páginas
Sinopsis: Adolescentes en su primera cita por la feria, nobles a punto de casarse, Cupidos, institutrices, oficinistas lujuriosas o modelos masculinos sufridores: todos ellos, y muchos más, son los protagonistas de estos relatos que Déborah F. Muñoz escribió entre 2008 y 2017. Algunos son más tiernos, otros más sorprendentes y unos cuantos son fantasiosos. Lo único que tienen en común, aparte de una autora que no cree en los romances típicos, es que en todos el amor o la pasión están muy presentes.




Sigue escriboleeo en Bloglovin

sábado, 6 de enero de 2018

Relato breve: El mejor regalo de Navidad

Un microrrelato de fantasía para el concurso de Zenda. No puedo esperar al martes porque el plazo termina esta semana ^^.

El mejor regalo de Navidad

Feliz Navidad, mi amor —dijo, y alzó su copa en dirección al sillón vacío.
Hacía años que el cáncer se la llevó, pero seguía sintiendo su presencia con fuerza, en especial en esas fechas tan señaladas. No obstante, esta vez ella le devolvió el saludo y poco a poco se materializó en su sitio.
Incrédulo, se levantó con agilidad del asiento, lo que le desconcertó aún más; hacía años que no se movía tan bien. Una mirada atrás, a donde reposaba su cuerpo sin vida, le dio la respuesta. Sonrió y corrió a abrazar a su amada. Había aprovechado su vida al máximo, tal y como le prometió, aunque su falta le había pesado tanto que no había podido ser feliz, así que su muerte, y con ella la posibilidad de volver a reunirse con ella, era el mejor regalo de Navidad.

Sigue escriboleeo en Bloglovin
--------------------------------------------------------------------------------
Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

jueves, 4 de enero de 2018

Relato breve: Obsesión

Nuevo relato corto hecho con las palabras que me mandáis. Esta vez solo recibí de Fernando Codina, que dijo amor, auxiliar, salvador. Y con esas lo voy a hacer.

Obsesión

¿Cómo podía no corresponder a su amor? Era su salvador, había puesto su vida en peligro para auxiliar a esa mujer y se atrevía a decirle que, por muy agradecida que estuviera, no podía obligarse a enamorarse de él. Estaba claro: nunca sería suya. Había probado todo lo que se le había ocurrido para ganarse su amor, incluso había orquestado ese atraco para que ella se cayera a la vía y él la salvara en el último momento arriesgándose a un mal cálculo mortal, pero nada.
Así pues, perdió toda esperanza de enamorarla y decidió que, si no podía ser suya, no sería de nadie. Quiso contratar a otro para que acabara con el objeto de su obsesión sin que hubiera nadie para salvarla esta vez, pero había dejado demasiadas pistas sobre su participación en el atraco y la policía le detuvo antes de poder hacerlo.
Cuando, en el juicio, la vio abrazar a ese hombre extraño, creyó morir de odio. Intentó, desde la cárcel, que alguien de fuera se encargara de matarlos a ambos, pero el otro también tenía contactos en la prisión. Lo último que supo antes de morir desangrado fue que ella se iba a casar con su rival y que su muerte era su regalo de bodas para ella.

Sigue escriboleeo en Bloglovin
--------------------------------------------------------------------------------
Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.