PINCHA PARA SABER DE QUÉ VAN. Para más información visita la Web oficial de Déborah.
Todos los relatos cortos y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia

viernes, 30 de septiembre de 2011

Relato: La búsqueda de la razón

Esta es el segundo proyecto de Comienza la historia, de Escribiendo la noche. La frase que debe insertarse es "El experto de letra aburrido dio con la respuesta en el agobiante desierto para desenterrar la verdadera razón". No me gusta la traducción (the story starter está en inglés), así que libremente me he permitido traducirlo como "El aburrido experto de letras dio con la respuesta para desenterrar la verdadera razón en el agobiante desierto". Tiene más sentido así.

 La búsqueda de la razón

El aburrido experto de letras dio con la respuesta para desenterrar la verdadera razón en el agobiante desierto. O, al menos, eso fue lo que pensó el príncipe al ver su pacífica expresión cuando consiguió encontrarle tras varios días de búsqueda bajo el sol abrasador.
Sabiendo que esas respuestas, de lograr desentrañarlas, le convertirían en el sucesor al trono en lugar de su hermano, decidió no llevar al erudito de vuelta a palacio y le instaló en una tienda, decidido a que le desvelara el enigma.
El pobre hombre no dijo palabra los primeros días, pero luego comenzó a delirar por la fiebre y a decir palabras sin sentido. El príncipe, que no era precisamente un lumbreras, repitió internamente esas sandeces convencido de que eran lo que buscaba y el sabio, recuperado ya de su enfermedad, se quedó desconcertado. Su expresión aquel día no se había debido a haber encontrado la verdadera razón, sino a una alucinación que le hizo ver a su esposa, que había muerto años atrás. No obstante, como no sentía mucha simpatía por el príncipe, no dijo nada.
Cuando volvió a palacio y comenzó a repetir todas esas estupideces en voz alta, su padre no tuvo más remedio que desheredarle y encerrarle en una torre el resto de sus días al convencerse de que estaba loco. El experto de letras siguió callado, ya para nada aburrido. Hacía mucho que no se divertía tanto.

https://deborahfmunoz.com/mis-obras/ 

lunes, 26 de septiembre de 2011

Relato: La carta de despedida

Este es el ejercicio de consigna de Adictos a la escritura de este mes. La palabra era Carta.

 La carta de despedida

Después de tantos años, encontró la carta de despedida de su hijo cuando decidió cambiar los muebles, junto con un montón de facturas y publicidad desaparecidos hacía tiempo, en un hueco entre la cómoda y la pared. Llorando a lágrima viva, se apresuró a coger el teléfono y marcar el número con manos temblorosas.
Después de tantos años en la cárcel por asesinato, le soltaron al encontrarse la prueba irrefutable de que había sido un suicidio. La madre del muchacho, que en otro tiempo había sido su prometida, le esperaba en la puerta. Pero, aunque hubo en tiempo en que la amó con locura, ahora no podía sentir nada más que odio. Odio por no creerle, odio porque le dejó solo, odio porque no había encontrado antes esa estúpida carta. Pasó de largo sin mirarla siquiera, sin hacer un gesto de reconocimiento, y se dispuso a recomponer los pedazos de su vida sin ella.
Ella, días después, incapaz de soportarlo por más tiempo, se subió a la banqueta y se aseguró de que su carta estaba bien a la vista antes de dejarse caer.

https://deborahfmunoz.com/mis-obras/ 
--------------------------------------------------------------------------------
Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

viernes, 23 de septiembre de 2011

Opinión: La inspiración ¿realidad o ficción?

Hallábame yo escuchando disertar a mi profesora de Creación Publicitaria y a algunos de mis compañeros sobre la creatividad y cómo ésta es algo que no viene con nosotros de serie, sino que se aprende. Y, cómo no, levanté la mano y dije que se estaba obviando algo muy importante: la inspiración.
La profesora me miró con cara rara y yo me expliqué con el ejemplo de la Maratón de Escritura que hicimos: cómo, aunque escribimos igual, tardábamos más o menos en función de lo inspirados que estuviéramos. Es algo empírico y para colmo lo sufrí en mis carnes, pero ¿cómo explicarlo con palabras? Y va ella y me pregunta ¿Qué es la inspiración? Pues bien, así de golpe, uno no sabe explicarlo de sopetón. ¿Cómo explicar un concepto tan abstracto?
Reflexionando ahora en casa, he sacado ciertas conclusiones sobre la inspiración:
¿Existe? Sin lugar a dudas.
¿Es externa a nosotros? No, no es una bombilla que se enciende ni una señora invisible vestida con ropas griega que con un toquecito hace que todo salga sólo, pero también hay que tener en cuenta una cosa: es completamente inconsciente. Uno no puede llegar y decir: voy a entrar en estado de inspiración. Aunque sí puedes ponerte a trabajar en algo creativo (aunque seguro que sin inspiración tardas dos o tres veces más).
¿Qué es, entonces? Dejando a un lado los misticismos y eso de que la inspiración es algo divino y externo al individuo, sólo puedo definirla como un estado mental, completamente subconsciente, una predisposición de nuestra mente para tener mejores ideas y llevarlas mejor a la práctica.
¿Y por qué es tan difícil de explicar? Pues muy fácil, porque es algo que tenemos dentro y que no todo el mundo comparte.  Porque es demasiado abstracto como para explicarlo sin recurrir a metáforas visuales como la de la bombilla o la musa. Porque sí, cuando estás inspirado es como si todo saliera sólo.
Lo cierto es que la creatividad se aprende (cualquiera puede ser un genio en cualquier materia, si le dedica suficiente tiempo) pero la inspiración... la inspiración la llevamos dentro y viene cuando le da la gana. Y puede que no sea una musa... pero como si lo fuera: no la puedes llamar, no puedes acceder a ella, se cansa de ti y te abandona cuando menos lo esperas, pero siempre vuelve en el momento más insospechado.

¿Y vosotros qué pensáis? La inspiración ¿existe, es externa, es interna? ¿Las musas os acompañan? ¿La creatividad se aprende o la tenemos dentro?  ¿Puede haber creatividad sin inspiración? ¿Puede haber inspiración sin creatividad?

Currículum literario

He hecho una página con mi currículum literario donde he colgado todas las publicaciones en las que estoy, los concursos y premios literarios en los que quedé en buen lugar... Lo iré actualizando según vayan saliendo más cosillas. Caray, viéndolo todo junto, he hecho un montón de cosas. Así, por encima, sólo falta que alguna editorial se fije en mí XD

lunes, 19 de septiembre de 2011

Atrapado, un relato

¡Hola a todos! Este es el proyecto de septiembre de Adictos a la Escritura, que consiste en hacer una foto propia y un relato relacionado. Pues bien, para no variar, he hecho una cosa rara (*_*)... aquí la tenéis:

Atrapado

Odio mi vida. Al menos, odio mi vida desde que soy un maldito muñeco que una idiota usa para decorar y para pintar de vez en cuando. Aunque claro, es culpa mía por haber intentado absorber el alma de una maldita bruja que trabajaba en una tienda de dibujo y pintura. La subestimé y ella me atrapó aquí, porque era lo que tenía más a mano. Creo que no pretendía venderme, pero su empleada me confundió con uno de la interminable hilera de maniquíes sin alma que había en la tienda.
Y aquí estoy ahora, mi vida relegada a un cuerpo que ni siquiera puedo mover por mí mismo, con una pelota antiestrés que parece la cara de un idiota y una caja de madera por única compañía; vestido con los restos de una mosquitera vieja, atuendo que mi propietaria pretendía que fuera una cota de malla pero que parece más bien un disfraz cutre de carnaval. Ni siquiera puedo mirar por la maldita ventana, porque mi cabeza está orientada al otro lado.
No sé a quién odio más: si a mi dueña, que pone caras raras al estudiar y de cuando en cuando me cambia de una postura ridícula a otra; o a su gato, que me tiene manía y no puede soportar verme de pie. Estoy deseando romperme de una vez para que mi alma se libere y pueda recuperar mi cuerpo. Al gato me lo comeré lentamente y a la dueña la paralizaré y la haré posar con todas las posturas estúpidas que me ha hecho adoptar antes de despellejarla.

lunes, 12 de septiembre de 2011

Entrada variadilla, de buenas noticias principalmente

No sólo eso, sino que hay una nueva reseña muy positiva de Atrapada en otra dimensión en Tinta nocturna. Y en criticomanía ya está la nueva reseña de Incursores de la noche.
***
Así es como me he enterado de que estoy en un directorio de autores en español llamado Ttrantor. Solo ponen mis dos últimos relatos en MiNatura y no soy capaz de contactar, pero me ha hecho ilusión
***
También quedé segunda en ¡Mejor historia de junio en Lágrimas de tinta!
***
Hace ya un tiempo tuve a mi disposición el ejemplar del año pasado de Villalkor magazine, donde me han dedicado una página, con uno de mis relatos y una pequeña biografía. ¡Muchas gracias! Espero colaborar con la revista todos los años, ¡me alegra mucho que creáis en mí y me hace mucha ilusión!
***
Esta no sé si es tan buena noticia. Hace un tiempo participé en un concurso y, aunque no gané, Ediciones Irreverentes se puso en contacto conmigo para publicar mi microrrelato en Microantología del Microrrelato III junto a 12 finalistas más. Hubiera sido tentador de no ser porque me pedían 60 euros, así que rechacé el ofrecimiento educadamente... aunque agradezco que valoraran tan positivamente el relato, por supuesto.
***
También aviso de que habrá un pequeño cambio en el funcionamiento de escribolee esta semana: como publiqué el relato ayer y el proyecto de Adictos a la escritura es el día 19, dependiendo del tiempo que tenga publicaré o no algo, pero no es seguro.
***
Por cierto, que sepáis que voy a ir a la presentación de Las ranas también se enamoran seguro, y que a lo mejor, si no me renuevan el contrato en Ikea (espero que no) podré ir al III Encuentro Idhunita.

domingo, 11 de septiembre de 2011

Plan no tan perfecto

Siguiendo la propuesta de Maga de Lioncourt de crear relatos cortosque empiecen por la misma frase, he creado este microrrelato. Es extraño, pero con esa frase de apertura... en fin, juzgad por vosotros mismos: la frase era "El menudo conductor creó una cuenta de Twitter en el patio trasero para eludir a la policía"

 Plan no tan perfecto
El menudo conductor creó una cuenta de Twitter en el patio trasero para eludir a la policía. Era, pensaba, el plan perfecto para despistarles: creó un robot cuyo propósito era mantener un constante flujo de actualizaciones en su cuenta y, metiendo ordenador y robot en la caseta del perro, se dispuso a huir del país. Cuando la policía viera que no había nadie en casa pero que seguía actualizando desde ella, quedaría desconcertada y no sabría qué hacer, quizás incluso buscara un escondrijo, perdiendo así valiosas horas que le permitirían escapar.
Por desgracia para él, la policía aun no era tan dependiente de la tecnología y, cuando se dieron cuenta de que no estaba en casa, se limitaron a preguntar a los vecinos si le habían visto y uno de ellos les dijo que creyó haberle visto cargado de maletas, en dirección al aeropuerto. No les costó esfuerzo alguno detenerle y pasó muchos años entre rejas. Mientras tanto, el robot seguía actualizando su cuenta y consiguiendo seguidores desde la caseta del perro. Quién sabe, lo mismo desarrolló una mentalidad propia y todo.
--------------------------------------------------------------------------------- 
Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

viernes, 9 de septiembre de 2011

Escritura automática septiembre: zombies modernos

 Hola! sé que tenía que haberlo publicado ayer, pero no podía crear entradas (blogger, blogger). Pero bueno, aquí tenéis mi escritura automática...
Zombies modernos

A las siete levantarse, desayunar, ducharse, vestirse y salir pitando; a las ocho coger el tren, el metro y el autobús; a las nueve trabajar; a la una pausa para comer, correr a recoger a las niñas, alimentarlas, llevarlas con los abuelos y vuelta al trabajo. A las cinco trabajar; a las siete salir del trabajo; a las ocho recoger a las niñas, jugar con ellas, ducharlas, alimentarlas, meterlas en la cama. A las diez alimentarse, pasar un rato con su marido y a las once caer en la cama para no despertar hasta el día siguiente.
Un día de esos soñó consigo misma y se pidió de rodillas que bajara el ritmo y se dedicara un poco más de tiempo.
-Lo siento, pero no puedo permitírmelo.
Desde ese día, una parte de ella se ha puesto en huelga y sigue con su loco horario casi por inercia, sin darse cuenta. Y así es como nacen los zombies modernos.

--------------------------------------------------------------------------------- 
Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

jueves, 1 de septiembre de 2011

Breve bondad, un microrrelato de fantasía

Al fin se decidió a romper el huevo y salir al exterior. El resto de sus hermanos ya lo habían hecho y ocupaban todo el espacio, comiéndose toda la comida. El dragoncito tenía sólo dos opciones: quedar relegado a un rincón, hambriento, o atacar a sus hermanos y reclamar su lugar en el mundo.
Así fue como el dragón acabó con la competencia de sus hermanos, y más tarde de sus padres, abandonando su predisposición natural a hacer el bien para convertirse en una bestia sin corazón, territorial y avariciosa.
https://amzn.to/3dYNxXY
 ***
Aprovecho para comunicaros que ya podeis votar por la portada que más os guste para Incursores de la noche. ¡Tenéis hasta el 28 de septiembre!
***
También aprovecho para contestar a la pregunta que me manda Dulce Cautiva, de El club de las Escritoras.
De todos los personajes masculinos de tus historias, ¿cuál de ellos te gustaría que fuese real y existiera?
Creo que hay tres que me gustaría que existieran. El primero es Elethien, de mi libro El legado de Aliene (que voy a mandar a editoriales). Es un tío leal como el que más, con un fuerte sentido de lo que está bien y lo que no, a pesar de sus circunstancias.
Luego está Robert, de Atrapada en otra dimensión. Le tengo mucho cariño.
Y también Charles, que será el protagonista de mi segunda novela romántica.