PINCHA PARA SABER DE QUÉ VAN. Para más información visita la Web oficial de Déborah.
Todos los relatos cortos y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia

jueves, 14 de febrero de 2019

Amenazado, relato corto ilustrado

Otra del reto de relatos cortos con las portadas que ilustré yo misma. Por no poner todas seguidas de los zapatos, cambio a otra más de género negro.

Amenazado

amenazado, relato corto ilustrado
Todos le decían que no tenía razones para sentirse amenazado. Él insistía, pero tampoco acertaba a explicar el porqué de esa sensación. Era una persona solidaria, sin enemigos, y su fortuna no era tan grande como para despertar las envidias de parientes y conocidos. Su paranoia llegó a un punto en que sus allegados comenzaron a preocuparse y tuvo que ceder y dejar de tomar tantas medidas de seguridad... O, se podría decir de forma más precisa, siguió tomándolas a sus espaldas.
Fue entonces, cuando pareció relajarse, el momento que decidieron atacarle. En efecto, no le odiaban por ser rico, ni por nada que hubiera hecho, sino que tenían una deuda pendiente con su padre y, al estar muerto, habían decidido ir a por su descendiente.
Intentó hacerles razonar pero, al apuntarle uno de ellos con una pistola, echó mano del táser que llevaba siempre consigo y, gracias a eso, le dio tiempo a huir a la habitación del pánico que había habilitado en secreto. Con la alarma activada, los refuerzos no tardaron en llegar, pero para entonces sus atacantes ya hacía rato que se habían marchado de la mansión.
A partir de ese momento, sin embargo, nadie cuestionó que su casa cada vez se pareciera más a un fuerte, o que se rodeara de armas y guardaespaldas. Ni siquiera cuando capturaron a los atacantes y la amenaza fue neutralizada, a pesar de lo cual siguió protegiéndose como si estuvieran a punto de atentar contra él. Ahora, la paranoia era real pero, ¿quién iba a atreverse a decírselo, si ya se habían equivocado una vez y eso podía haberle costado la vida?
Debido a eso, la paranoia fue a peor y cada vez se aisló más del mundo en un intento de protegerse hasta que finalmente murió, sin que sus guardias de seguridad pudieran hacer nada, por culpa del vacío que había dejado su soledad.  

-------------------------------------------------------------------------------- 
Todos los relatos cortos y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia

miércoles, 6 de febrero de 2019

La Puerta, un relato fantástico

Nuevo relato corto del reto Vuestras consignas, mi relato. Esta vez solo recibí palabras de Ester (Capicua, unicornio e infinito), pero llegó la inspiración y no insistí demasiado ^^

 La Puerta

Se decía que la Puerta abría una biblioteca de conocimiento infinito. Que para llegar hasta ella había que atravesar medio mundo y cientos de peligros, pero que el que la abría regresaba a casa más sabio. Se decía que solo un número muy especial podía abrirla, y que la búsqueda de dicho número era tan complicada, a nivel intelectual, como la de la propia puerta en el plano físico.
Eso a Cad no la amedrentaba. Tras años enterrada entre libros, creía haber dado con el número: capicúa, primo y con un montón de características que lo hacían único. Pero eso no había sido para tanto, al contrario, la búsqueda del número, rodeada de libros, había sido un placer. Ahora, no obstante, quedaba la parte difícil: llegar hasta la puerta. Nunca había salido de su ciudad, pero pronto venció ese miedo y, acompañada de un fiel unicornio, emprendió la marcha.
Durante su duro viaje, su cuerpo se endureció, aprendió lo que es el hambre y la sed, pasó frío y calor. También conoció a todo tipo de gente, de diferentes culturas, rió y sufrió con ellos, amó, se instruyó en saberes olvidados que solo se habían transmitido de forma oral, perdió a seres queridos y vivió todo tipo de experiencias.
Disfrutó tanto del viaje que casi le dio pena llegar a su destino, a la anhelada Puerta. Ni siquiera le importó que, al decir el número que pensaba que la abriría, no pasara nada. Cuando volvió a casa, sin embargo, todos pensaron que lo había conseguido, porque todo lo que había aprendido durante su periplo la había hecho mucho más sabia. 

domingo, 3 de febrero de 2019

Presentación de Amantes o algo más + Dame palabras

Como sabéis, hace poco que lancé Amantes o algo más y eso significa ¡presentación! He esperado a que llegaran mis ejemplares, porque no me fiaba mucho del cambio a kdp y, de todas formas, siempre llegaban tarde. Sorprendentemente, vinieron con casi una semana de adelanto, el domingo pasado. Aquí podéis ver mi ejemplar en vídeo:



Bueno, el caso es que ya están aquí, pero la presentación no podrá ser hasta finales de mes. La razón es que la semana que viene viajo por trabajo a Sevilla (aprovecharé para hacer turismo) y la siguiente es el RA, al que este año no asisto porque (¡maldita sea!) nadie me avisó a tiempo. Así que finalmente fijé como fecha el sábado 23, donde siempre, el Bar Criper (Paseo de Extremadura, 9, 28921, Alcorcón). He hecho unos regalitos alucinantes para el que compre un ejemplar, entre otras cosas. ¡No te lo pierdas!

cartel presentación Amantes o algo más en Bar Criper
 

Pasando a la petición de palabras para hacer un relato...

Reto de Relatos Cortos  vuestras consignas mi relato
Ya sabéis cómo va... Necesito alrededor de tres consignas, cualquier palabra, que me daréis vosotros por comentario (por aquí, por facebook... lo mismo da). Podéis dar hasta dos consignas por persona. Bueno, a veces admito tres. Se elegirán las tres primeras que se digan. Puede que más, si me encajan. Y si se diera el extraño caso de que hubiera muchas palabras, haría dos relatos cortos o más en vez de uno. Se tendrán en cuenta sugerencias respecto a los nombres de personajes, pero eso dependerá del relato en cuestión (no es obligatorio). A partir de todo eso, haré un microrrelato de no más de una página de word.

-------------------------------------------------------------------------------- Todos los relatos cortos y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia