PINCHA PARA SABER DE QUÉ VAN. Para más información visita la Web oficial de Déborah.
Todos los relatos cortos y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia

sábado, 27 de julio de 2019

El complicado camino hasta mi corazón, microrrelato

Hoy tenía una portada prediseñada que me quería empujar hasta un relato corto romántica. Así que he resistido el impulso y ha salido esto...

El complicado camino hasta mi corazón

portada del microrrelato El complicado camino hasta mi corazón
“No es fácil orientarse en el complicado camino hasta mi corazón”, dijo él. A ella le encantaban los retos y, como el chico no estaba mal, decidió aceptar el desafío. Fue difícil, se equivocó muchas veces y debió volver más de una vez casi hasta el punto de partida. No obstante, su tenacidad tuvo resultado y por fin consiguió que se enamorara de ella.
El problema era que, una vez superado el desafío, seguir con el juego la aburría. Así pues, rompió con él, dejando el complicado camino hasta su corazón tan chamuscado que las próximas aspirantes lo iban a tener incluso más difícil que ella para conquistarle.

---------------------------------------------------------- 

Aprovecho esta entrada para avisar de que será la última hasta septiembre. He decidido tomarme unas largas vacaciones, que aprovecharé para escribir, cosa que he tenido que ir relegando por culpa de horarios y una apretada agenda. Pero ya me apetece retomar la escritura con algo más largo que los relatos cortos, y este mes (los días que no me vaya de vacaciones, por supuesto) es perfecto para hacerlo. Así que, ¡hasta septiembre!

--------------------------------------------------------------------------------
 Todos los relatos cortos y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia

martes, 23 de julio de 2019

Experiencia en canoa y Big Paddle Surf en el embalse de San Juan

Ya sabéis que en verano no estoy mucho al aire libre. Entre la alergia al sol y que no tolero bien el calor, prefiero las actividades de interior. Pero era el staff day de mi empresa y las actividades molaban, así que me unté de crema y me vestí en plan Pantoja (gorro con ala, fular...) para disfrutar de la actividad. No sirvió de nada echarme crema cada dos por tres y estar tan tapada: a pesar de ello, sufrí quemaduras y reacciones alérgicas graves. Pero me lo pasé genial, eso sí.
embalse de San Juan
El embalse de San Juan, por cierto, es un paraje precioso, no me extraña que lo llamen La Playa de Madrid, porque hay muchos sitios con arena donde poner las toallas y disfrutar del agua (que además tiene la ventaja de no estar salada) todo el día. No es que yo pueda permitírmelo, por culpa de la alergia al sol, pero ahí lo dejo para los que no tengáis ese problema. Además, como fuimos entre semana, no había mucha gente y era una gozada la tranquilidad que se respiraba. Pero paso a las actividades en sí.
El Big Paddle Surf consiste en que muchas personas se suben a la misma tabla y reman al unísono. Esta fue la primera actividad que me tocó y, la verdad, es complicado mantenerse de pie sobre la tabla, aunque me manejé bastante bien.
Luego me tocó usar por primera vez una canoa en solitario en una carrera de relevos... Sobra decir que no había cogido unos remos en la vida y que, entre que estaba aprendiendo a manejarme, que me senté mal y que me quedé encallada en unas rocas, hice perder a mi equipo... Hicimos otras competiciones grupales bastante divertidas alternando con chapuzones para combatir el calor. 
paseo en canoa
Sí, soy yo paseando en canoa
Por desgracia, mi suerte es la que es: el agua del lago no es precisamente transparente y, aunque hicimos las actividades en una zona que en principio no tenía rocas (son afiladas y hay riesgo de arañazos gordos, además, la arena es rasposa: llevad botiquín), para una que había, al caer de la tabla fui a parar justo encima de ella, y era una bastante afilada... Así que me hizo un corte bastante considerable en la rodilla y, como al monitor se le había olvidado el botiquín, me pasé unas cuantas horas sangrando sin parar hasta que pude hacerme una cura de emergencia*.
Finalizamos la mañana con un paseo en canoa, a la que acabé cogiendo el truco. Es una actividad chula y la verdad es que me gustó mucho navegar con ella, aunque por supuesto no podré repetir la experiencia, al menos en días soleados, por culpa de la dichosa alergia.



miércoles, 17 de julio de 2019

Microrrelato extraño (experimento literario)

Érase una vez una escritora que, en un día de mucho aburrimiento, decidió hacer un relato cuyas primeras palabras empezaran por las letras de su nombre del derecho y del revés. Este es el (extraño pero coherente) resultado de dicho experimento. Hay que tener en cuenta que me enfrentaba a una z y dos ñ. No seguí y continué normal porque la ñ no da ningún juego... Lo que hace el aburrimiento. ¿Qué os parece?

Experimento literario: Déborahfmuñozoñumfharobed...

De este bello objeto realmente ambiciono herencia —Francisca murmuró.
Ultrajante ñoña, odiosa zángana ordinaria, ñiquiñaque usurpadora —maldijo Fernando-. Hoy abdicarás, reina, o buscaré especialmente deseoso aliados en mi conspiración para hacerme con el trono que me pertenece.
Mientras, la reina, ignorante de la avaricia de su hija y del odio de su hijo, decidió que ese día tampoco cedería su puesto y volvió a ceñirse la ansiada corona. 

miércoles, 10 de julio de 2019

Relato corto: Vida pasada

Otro relato hecho con lo que ha salido de la tirada de dados. ¡Esta vez tenía dados nuevos! El resultado es más largo de lo habitual, pero estoy muy satisfecha con él

Vida pasada

dados para hacer el relato corto Vida pasada
Podía oler la muerte conforme se internaba en la tumba. Quería acabar el trabajo cuanto antes, así que aceleró el paso. Antes de entrar en la última cámara, se estremeció por la emoción; el tesoro le permitiría vivir con todo lujo durante mucho tiempo. No obstante, sus esperanzas pronto se hicieron añicos, pues otro saqueador había pasado por allí antes. Todos los objetos pequeños de valor habían desaparecido y el sarcófago estaba abierto, pero aun así registró la momia en busca de algo que hubieran pasado por alto. Tuvo suerte y encontró un amuleto con forma de escarabajo. No era demasiado valioso, pero le daría de comer unas cuantas semanas. Acabado el registro, se dio la vuelta y recorrió el camino a la inversa. Estaba a punto de salir cuando su instinto le avisó de que algo iba mal, pero ya era demasiado tarde y todo se volvió negro.
Despertó, cabreada. No había manera: nunca llegaba a saber qué le había pasado al protagonista de su sueño. A su vida pasada, si es que hacía caso a todos los libros que había leído sobre el tema. Esos libros que también decían que, si entendías lo que te había ocurrido en esas vidas, podías mejorar la tuya actual. Estaba claro que algo gordo le había pasado a su saqueador de tumbas, si no, la regresión no sería tan fuerte. Pero siempre se despertaba cuando él quedaba inconsciente. Quizás se acabó ahí, él entraba a robar una tumba y alguien le pillaba y le daba su merecido. Se negaba a aceptarlo; después tenía que haber ocurrido algo importante y estaba dispuesta a descubrirlo a toda costa.
Pensó en buscar a un especialista en regresiones para que la ayudara, pero ¿cómo podría saber si contrataba a un charlatán o a un experto de verdad? Luego, se le ocurrió una idea mejor. Cogió el teléfono y llamó a su agencia de viajes para reservar un viaje a Egipto.
Una vez allí, no encontró nada de lo que buscaba, pero conoció al amor de su vida, que también había ido a Egipto en busca de respuestas a un sueño recurrente. Tras encontrarse, ninguno volvió a soñar con esas vidas pasadas y poco a poco se olvidaron de su obsesión y aceptaron que no habían sido regresiones, después de todo.

Amor Verdadero guardó las vidas pasadas de ambos a buen recaudo y sonrió. No habían sido importantes en el ciclo de reencarnaciones de ambos enamorados, pero tenían algo que necesitaba: ambas ocurrían en Egipto y acababan de forma brusca en un momento interesante. Gracias a ellas, había podido forzar la situación para que se produjera un encuentro tan improbable entre dos personas que vivían cada una en un extremo del planeta.
Satisfecha, entregó los recuerdos a Reencarnador y abrió allí mismo el dossier con su próximo encargo. Este era fácil, no tenía excusa para inventar triquiñuelas, lo cual era una pena. Llevaba siglos intentando que Reencarnador se fijara en ella y no reaccionaba a sus coqueteos. Decepcionada, salió de la sala.
Reencarnador la vio marchar y se preguntó, una vez más, si Amor Verdadero realmente no se daba cuenta de lo que sentía por ella o si se había percatado y no quería hacerle un desaire rechazándole. Se prometió lanzarse y decírselo la próxima vez que viniera. Por desgracia, los encargos que requerían de sueños con vidas pasadas eran escasos y podían pasar décadas hasta que eso ocurriera. Así pues, se armó de valor y corrió tras ella para declararse de una vez por todas. 

miércoles, 3 de julio de 2019

La sacerdotisa, un relato de fantasía ilustrado

Otro relato hecho con las portadas prediseñadas que hice. Esta vez también me apeteció irme por un mundo fantástico, aunque todo apuntaba a Egipto...

La sacerdotisa

Portada del relato corto ilustrado de fantasía La sacerdotisa
La Gran Sacerdotisa sabía que su tiempo en este mundo se acababa, y observaba a las novicias en busca de una que tuviera suficiente talento como para convertirse en su sucesora. La única que despuntaba entre las demás, Melise, tenía un carácter despótico y terrible, así que no se atrevía a transmitirle sus conocimientos. El poder que se obtenía con ellos era tal que, en malas manos, podía ser peligroso para todo el reino.
Desesperada, transmitió sus preocupaciones a su segunda, Derila, y ese fue su mayor error. Porque su segunda no tenía bastante poder para sucederla, pero sí una ambición desmedida. Y, convencida de que podría controlar a Melise para conseguir a través de ella los conocimientos que anhelaba, se alió con esta.
Para tranquilidad de la Gran Sacerdotisa, Melise cambió drásticamente de actitud y, convencida de que al fin había madurado y que sus malos modos solo eran una fase adolescente, se decidió a instruirla en cuanto se convirtió en sacerdotisa.
Por supuesto, no había tal cambio, sino una actuación orquestada por Derila y Melise, que por fin pudieron tener acceso a esa fuente de conocimiento y poder. Pero a Melise no le gustaba compartir. Al principio, mientras la necesitó, dio migajas de lo que aprendía a Derila. Luego, en cuanto afianzó su poder, se deshizo de ella, y posteriormente, cuando ya no tuvo nada más que enseñarle, de su maestra. Luego, con un poder ilimitado a su disposición, se dispuso a vivir la vida que creía merecer, es decir, una en la que todos le rindieran pleitesía y se sometieran a su voluntad sin rechistar.

martes, 25 de junio de 2019

Un favor peligroso, microrrelato de fantasía

Nuevo relato hecho con las palabras de los lectores. En este caso, solo recibí una, por twitter, de Rafa Martín: cariacontecido.

Un favor peligroso

Nada más entrar en la habitación, el rostro cariacontecido de su hija le hizo saber que algo había hecho. O la había pillado a punto de hacerlo, no estaba claro. Lo que sí que lo estaba era que algo pasaba, así que comenzó a registrar la habitación, sin encontrar un motivo objetivo para preocuparse o regañarla. A pesar de ello, antes de dejarla sola le lanzó una mirada repleta de significado: estaría vigilando.
La joven suspiró cuando abandonó el cuarto y corrió hasta la estantería donde el hada con el ala rota que había rescatado se había camuflado entre sus juguetes. Sabía que no debía hacerlo: cualquier contacto con el pueblo mágico, a no ser que fuera para acabar con él, estaba penado con la muerte. Pero no había podido dejarla ahí, a merced de esa manada de gatos. Además, solo sería hasta que se curase su ala y pudiera volver a volar. Esas criaturas sanaban con rapidez, todos lo sabían y, si había podido evitar que su madre la descubriera, no sería difícil mantener el secreto. Aunque se decía que las hadas eran traviesas y eso podía ser un problema.
-Está bien, podrás quedarte unos días, hasta que te cures. Pero tienes que esconderte bien y prometerme que no serás mala con nosotros -le dijo a la criatura, que hizo una reverencia con el rostro solemne, que seguramente significaba su aceptación de las condiciones del favor que le hacía.
Fueros dos semanas angustiosas, pues arriesgaba su vida y la de su familia por ayudar a la criatura y su madre estuvo más encima de ella de lo habitual porque sospechaba algo, pero años después, cuando el pueblo mágico se hizo fuerte y sometió a los humanos, la chica, ahora convertida en mujer, se alegraría de haber asumido ese riesgo. Porque, cuando arrasaron la ciudad y masacraron a sus habitantes, su familia fue una de las pocas que sobrevivió, junto con las del resto de humanos que, a pesar de las normas, habían hecho un favor a las hadas. 

martes, 18 de junio de 2019

Evasión, un relato corto

Nuevo relato corto inspirándome en lo que salió en el lanzamiento de los dados, que podéis ver aquí:

Evasión 

dados del reto de relatos cortos que dio lugar a Evasión
Por fin llegaba al final, solo un puzzle más y el tesoro sería suyo. Le dedicó unos minutos, nada comparable a las horas que había dedicado a la tarea, hasta que por fin superó el último obstáculo y pudo abrir por fin el cofre. Una vez hecho esto, la pantalla se llenó de fuegos artificiales y apareció un pollito que le decía que había finalizado el juego y que podía descargarse uno similar pulsando en el enlace. 
Eso ya no le interesaba, había logrado su objetivo y ya podía volver a la montaña de aburridos informes que debía revisar. Cuando ya llevaba un rato con ello, sin embargo, se lo pensó mejor y volvió a encender su teléfono para proceder a la descarga. Necesitaba un poco de evasión de vez en cuando si no quería morir de aburrimiento, y el juego nuevo no pintaba tan mal.

-------------------------------------------------------------------------------- 
Todos los relatos cortos y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia

Amantes o algo más en ebook + entrevista + consignas

portada de la novela romántica contemporánea Amantes o algo másPues sí, insistíais e insistíais, así que por fin lo he sacado en formato digital.

Ficha técnica del libro:

Género: novela romántica contemporánea
ISBN:
9781793285065
Precio: 13€ (papel)
Formato: 264 páginas, rústica

Compra la novela aquí en kindle

Compra la novela aquí en papel:

Libros anteriores (independientes):



Aprovecho para compartir por aquí la fabulosa entrevista que me han hecho en Read it twice. No son las típicas preguntas, por lo que no son las típicas respuestas, me lo pasé bien respondiendo. A propósito, aprovecho la entrada para pediros palabras para hacer un relato:

Reto de Relatos Cortos  vuestras consignas mi relatoEs lo de siempre... Necesito alrededor de tres consignas, cualquier palabra, que me daréis vosotros por comentario (por aquí, por twitter... lo mismo da). Podéis dar hasta dos por persona. Bueno, a veces admito tres. Haré uno con las tres primeras que se digan. Puede que más, si me encajan. Y si se diera el extraño caso de que hubiera muchas palabras, haría dos relatos cortos o más en vez de uno. Se tendrán en cuenta sugerencias respecto a los nombres de personajes, pero eso dependerá del relato en cuestión (no es obligatorio). A partir de todo eso, haré un microrrelato de no más de una página de word.

martes, 11 de junio de 2019

Nunca lo sabremos, relato ilustrado

Otro relato ilustrado con una de las portadas que prediseñé. ¡Casi he acabado con las de los zapatos!

Nunca lo sabremos

ilustración del relato Nunca lo sabremos
-¿Qué se le ha podido pasar por la cabeza a la novia? -no paraban de preguntar los invitados, desconcertados. Parecía tranquila y radiante, pero de repente le cambió el rostro, salió corriendo de la iglesia antes de que nadie pudiera reaccionar y no volvieron a verla.
-Nunca lo sabremos -respondía el novio, una y otra vez.
No obstante, él sí que sabía. Se había puesto esos gemelos precisamente porque esperaba que ella reaccionara así. Porque quería que supiera que se había enterado de lo de su amante, que había hablado con él. También quería dejarle claro que, si seguía adelante con la farsa y le obligaba a casarse con ella y a aceptar a un hijo que no era suyo, se lo recordaría todos y cada uno de los días que durara su matrimonio.
Por suerte, tal y como había asegurado el amante, ella había reconocido el accesorio y se había desmoronado. No sabía si había corrido a los brazos de su enamorado o si simplemente se había marchado sin saber a dónde ir. En el fondo, le daba igual: nadie podía decir que él no había hecho lo correcto después de deshonrarla quedándose a solas con ella sin carabina. Y, lo más importante, seguía siendo libre. Ahora, por fin podía cortejar a la mujer que amaba de verdad.

-------------------------------------------------------------------------------- 
Todos los relatos cortos y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia