Amigos o algo másEnemigos o algo másincursores de la nocheeladil126 trocitos
PINCHA EN CADA PORTADA PARA MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL LIBRO. Web oficial. Último relato: Los amigos.

lunes, 11 de julio de 2011

La maldición de los cumpleaños

Este es el ejercicio de Adictos a la escritura del mes de julio. El tema es Cumpleaños porque ¡ya llevamos un año escribiendo juntos!

La maldición de los cumpleaños
Nunca, jamás, le habían gustado los cumpleaños. Bueno, sí le habían gustado hasta los 7 años, cuando su madre preparó una fiesta para él y sólo acudieron los abusones del colegio, que aprovecharon para pegarle capones cada vez que los adultos se daban la vuelta y encima le robaron sus juguetes favoritos.
Luego, cuando cumplió 8, nació su hermano pequeño. De 365 días del año, tuvo que elegir para nacer el día de su  cumpleaños, que tiene narices. Claro, ya de adulto, no podía sorprenderse por ello: es lo que tiene que sus padres sólo practicaran sexo el día de su aniversario, casualmente 9 meses antes del día de su cumpleaños. Su familia no era precisamente rica, y claro: con un adorable bebé y un bajo presupuesto, todo quedaba claro: al pequeño le regalaban lo más caro y el mayor que se conformara con cualquier mierda de los chinos.
Con 12 años le soltaron en la feria (literalmente) mientras su hermano pequeño celebraba en su casa una fiesta de cumpleaños como Dios manda y se perdió en la sala de los espejos. Nadie se acordó de ir a buscarle (su padre creyó que iría su madre y viceversa) y le encontró el tipo de mantenimiento cuando cerraron la atracción.
Con 16 años, con las hormonas revolucionadas, decidió que se regalaría a sí mismo la pérdida de su virginidad, pero no había caído en que las putas guapas tenían un precio alto, y tuvo que conformarse con una cuarentona que apestaba a tabaco en el asiento trasero de un coche que había tomado prestado de un amigo. Para colmo, cogió ladillas.
Con 18 se había pegado la borrachera padre y había tenido un accidente de coche que le había mantenido en cama casi tres meses.
El colmo había sido cuando, a los 20, su novia le dejó y cuando se fue a vengar de ella diciendo que podía ligarse a cualquiera, eligió como víctima a una mujer policía que no estaba de servicio y le llevó a comisaría por acosarla.
Por eso ese cumpleaños era extraño. Porque se lo estaba pasando bien. Porque tenía una novia increíble que le había montado una fiesta sorpresa increíble, que le había hecho un regalo precioso. Casi no se atrevía a moverse, por miedo a estropearlo. E interiormente, sólo podía pensar: ¿Qué será esta vez? ¿Qué será esta vez? ¿Qué será esta vez? Cuando tocaron las 12 y oficialmente su cumpleaños pasó, suspiró con alivio y se pudo dar cuenta de lo tenso que había estado durante toda la noche. Su novia se acercó por detrás y le dijo en un susurró:
- Parece que la maldición de los cumpleaños ha terminado…
Sonriendo, se dio la vuelta y le dio un apasionado beso, tras lo cual la condujo a la improvisada pista de baile del salón, a disfrutar al máximo de lo que quedaba de velada.

Ha quedado bastante normalito, para lo que soy yo XD, por cambiar... Y ahora a otras cosas. Sé que soy pesada, pero os recuerdo que hay un sorteo-concurso en marcha y sólo se apuntaron 2 personas!
BannerFans.com
---------------------------------------------------------------------------------
Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

25 comentarios:

  1. jajaja, menuda maldición. Me ha parecido un poco chistoso todo lo que le pasa. Suerte que acabe bien. Felicidades por tu relato, me ha encantado.

    ¡Abrazos, cuídate!

    ResponderEliminar
  2. Deborah deberias plantearte eskribir d forma profesional cielo!! Eres mu buena. Mil bss

    ResponderEliminar
  3. Muy chulo el texto, muy bien escrito. ¡¡Pobrecito el chico!! Aunque al final pensaba que nos sorprenderías con algo que le fallara, pero esta vez has sido buena jaja un besitoo!

    ResponderEliminar
  4. XD pobrecito. Bastante tenía con lo suyo, no soy tan mala ;)

    ResponderEliminar
  5. Que maldición tan trágica, Dior!!!!!!

    Tampoco me gustan mis cumpleaños...

    Besos Deb, me gustó mucho...

    ResponderEliminar
  6. Jajaja, y lo que me he reído. Para mala suerte la del amigo, vamos...:D

    Genial y original, mi Debby:D


    Kisses ^^

    ResponderEliminar
  7. Probe hombre, como para no sospechar de su suerte!!
    Gracias por comentarme!!

    Un gusto leerte!!

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  8. Pobre chico, pero me he reído mucho, me ha encantado lo de la casa de los espejos :'( no sé si reírme o llorar jajaja. Más que normalito, está muy bien tu relato.

    Un beso querida Deborah, ahora me paso a ver de que trata tu concurso, que no sabía de el.

    ResponderEliminar
  9. Me he divertido un mundo leyendolo, y es que lo has contado con una gracia!
    Feliz aniversario!

    ResponderEliminar
  10. Jajaja, genial!! Morí de risa con el pobre muchacho, y también me quedé esperando a que la maldición se hiciera presente :-P

    Estupendo, Deby, una vez más.

    Besotes!!

    ResponderEliminar
  11. Pobre tipo! XD Menuda maldicion! Me dio mucha pena que lo dejaran en la feria. A los 16! jajaja que mal! Con una de 40!

    Muy original! Me gusto el final, aunque espera q le sucediera algo malo. XD

    Besos! :)

    ResponderEliminar
  12. Pobre hombre! Yo tengo alguno que no es peor, pero casi casi. Algún día hablaré de ello.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  13. Wow! Valla que maldición tan extraña, lo bueno es que tuvo su recompensa despues. Este año yo tampoco celebré mi cumpleaños, creo que no tenia ganas jejeje

    Saludos!

    ResponderEliminar
  14. XD está claro que nunca hago lo que os esperáis con mis proyectos: si creéis que saldrá bien, sale mal; si pensáis que saldrá mal, saldrá bien; si pensáis que va a ser normalito os hago una frikada y si creéis que va a ser una frikada os hago un relato normalito... parece que tengo una gran capacidad de desconcierto ;)

    Athena, anímate a participar, aunque sea sólo en la parte de sorteo. 20 euros en libros dan para mucho si sabes administrarte :) ya he puesto la explicación de qué es cada cosa en categoría imagen, pero para cualquier duda sólo hay que preguntar y la resuelvo!

    ResponderEliminar
  15. Es un relato muy divertido, me he reido mucho, pobre chico, le pasaba de todo, hasta ligarse a la mujer policia, jajaja, esto es tronchante. Menos mal que al final, le salió bien , atónito se quedó el muchacho cuando comprobó que no le pasaba nada malo, e incluso cosas buenas. Muy bueno, felicitaciones. Besos.

    ResponderEliminar
  16. Conozco a 2 hermanos que nacieron en la misma fecha con 2 años de diferencia. Casi me los he visto en el relato. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  17. Menuda maldición!!!!! jajaja, me divertí mucho leyéndote, te quedó genial, al menos tuvieron un buen final.

    Saludos~

    ResponderEliminar
  18. Buen relato, aunque el protagonista me pareció un poco egocéntrico.
    Me gusta como escribes, con tu permiso me quedaré un ratito.
    Un saludo.
    ibso

    ResponderEliminar
  19. Muy divertido el relato, el pobre protagonista desde luego ha tenido la maldición de los cumpleaños durante años. Menos mal que parece que se le ha acabdo la racha mala. Está genial. Un beso!!

    ResponderEliminar
  20. Bueno, sí, la suerte no ayudó, pero hay que ver que varias se las buscó solito.

    ResponderEliminar
  21. xD eso me ha parecido una obra maestra, en realidad que te beso los pies, okay no... después eres una policía encubierta xDDDDD

    Te agrego!~

    ResponderEliminar
  22. sí, es cierto que muchas se las busca él, pero casi todas las personas hacemos lo mismo... y todo el mundo se vuelve un poco egocéntrico el día de su cumpleaños XD
    me alegra que os gustara, la verdad es que no es de lo mejor que he escrito, pero no se me ocurrió nada más y últimamente estoy muy ocupada (os habréis dado cuenta por la longitud de mis comentarios cuando paso por vuestros blogs...) ;)

    ResponderEliminar
  23. ¡Ay, Déborah!

    Cada vez que leo tus textos sigues conservando ese humor negro que tanto le pones a tus caldos de letras.

    No dejes de hacer sopas de letras.

    Por cierto, un cumpleaños demasiado extraño, pero que no dejaba de ser horrible y en parte, gracioso.

    Saludos Karuna ^^

    ResponderEliminar
  24. jejeje! esa si que era una maldición de cumpleaños!! me encanto la negatividad del personaje!! te quedo genial :D

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por visitarme y comentar! Espero que os haya gustado pero, si no es así, por favor, no dudéis en decírmelo. Vuestros comentarios me ayudarán a mejorar.
La crítica se admite siempre que sea constructiva. Queda totalmente prohibido el spam.