Amigos o algo másEnemigos o algo másincursores de la nocheeladil126 trocitos
PINCHA EN CADA PORTADA PARA MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL LIBRO. Web oficial. Último relato: El corazón de plástico azul.

miércoles, 9 de marzo de 2011

Lo siento, censura

En mi vida creí que fuera a llegar a esto, pero los comentarios de cierto anónimo me obligan a ello. Se impone la censura. Acepto la crítica, amigos, para eso cuelgo aquí mis relatos, para que me ayudéis a mejorar. Pero los insultos y los ataques personales no los voy a tolerar.
Todo viene por los comentarios de El primer día. Si lo recordáis, era sobre dos frikis el primer día de clase. Pues bien, mr anónimo no sólo se ofendió gravemente (quién sabe por qué) sino que se ha dedicado a tacharme de prejuiciosa, egocéntrica, asocial... llegando a sugerir que quizás no debería estar en mi carrera porque no soporto el trabajo en equipo.
Varias consideraciones en cuanto a esto:
1.- Mis personajes no tienen nada mío. Superé esa etapa a los 15 años. Algunos son asociales, otros unos cursis y otros unos psicópatas. Lo cual no significa que yo sea asocial, cursi y psicópata. Como mucho, escribo sobre situaciones que me han pasado indirectamente y sólo desde el punto de vista que creo que tiene la otra persona en cuestión, o incluso expongo situaciones que me han pasado pero con personajes distintos.
2.-No soporto que la gente no se atreva a dar la cara. no pienso dignarme a responder a las críticas de ningún mr anónimo más, a no ser que esté debidamente identificado con alguna cosilla que me permita reconocerle.
3.-si realmente me conocéis, por cómo escribo, deberíais saber cuándo estoy bromeando y cuándo hablo en serio. Ejemplo: dije que la gente de mi clase tenía un palo en el culo XD. Eso significa broma, al menos en mi pueblo. Algunos lo tienen, no lo niego, pero no todos. También dije que se premia la superficialidad en mi carrera (sin XD) eso es cierto. No hay que ser un genio...
4.-Al igual que no soy mis personajes, no comparto todas sus opiniones. Ni me hago responsable de ellas. Si un personaje tiene un perfil psicológico x, actuará y opinará según ese perfil y no otro. Tampoco hay que ser un genio.
5.- Que tenga una vida pública en el blog no significa que la gente tenga barra libre para criticar mi forma de ser. Tengo mis defectos y mis virtudes, como todo el mundo. Mi autoestima no es nada del otro mundo, así que no necesito imbéciles que me señalen los defectos. Y menos si no puedo defenderme porque se respaldan en el anonimato.
6.-Si queréis opinar, deberíais hacerlo con un poco de respeto. Yo no estoy de acuerdo con muchas de vuestras opiniones, pero las respeto. Por favor, no opinéis nada sin argumentarlo. No hay nada peor que una opinión sin argumentos. Es absolutamente irracional.

Y bueno, nada más. Siento tener que llegar a esto pero las circunstancias me obligan.

8 comentarios:

  1. Alto y claro! Como tiene que ser.
    Qué mala costumbre que tienen los anónimos. Lo mejor es no hacerles ni puñetero caso.
    Ánimo.
    Un besico

    ResponderEliminar
  2. pero hay algo más asocial que un anónimo? je (quiero decir, que el asocial sería la persona que se refugia en un anónimo para tirar las piedras)
    na, pasa de eso.
    Besicos

    ResponderEliminar
  3. ciertamente, aunque ahora recibo a pares mensajes de varias personas anónimas de mi clase. Aunque, por más que leo lo que escribí, no encuentro motivos para que se sientan tan ofendidos. No han entendido una mierda y me da la sensación de que ni siquiera se han leído los comentarios anteriores, sólo los que le interesaban a anónimo 1, y que, a falta de un contexto, se lo han inventado ellos mismos. No me extrañaría que por ese energúmeno no me hablara la mitad o más de mi clase.

    ResponderEliminar
  4. Desde mi perspectiva y experiencia con anonimos, trolls, imbéciles y descerebrados en general, te doy un consejo que ni me has pedido ni soy quien para darte (lo sé y disculpa mi intromisión) pero no merece la pena que te ofendas ni que pierdas el tiempo con estas actualizaciones. Eres escritora y escribes sobre lo que quieres. Y si tus compañeros de clase o de trabajo o el tío que espera el bus cada día a la misma hora que tú tiene un palo metido por el culo, pues lo tiene y punto. En serio, ¿necesitas dar explicaciones? Yo creo que no. Lo único que necesitas es escribir y lo demás no importa. Lo que diga un anónimo carece de validez desde el mismo momento en que la persona en cuestión no se identifica, así que no hagas caso de lo que los demás digan, sino de lo que tú sientes cuando escribes. Que nadie te coaccione.

    Espero que no te moleste lo que te digo, no hay mala intención en ello. Es solo que yo he perdido demasiado tiempo dando importancia a cosas similares a esta. En una ocasión subí un relato erótico a un blog que tenía y me encontré con comentarios tipo "sigue con tus orgasmos de mentira, pobre puta" o algo así. Y en aquel momento me afectó. Ahora no. Escribo literatura homoerótica y me han llamado de todo, pero me da igual. Yo sé que escribo sobre personas y reacciones humanas. Y el que haya algún imbécil incapaz de entender eso, no quiere decir que todos sean imbéciles, ¿no crees?

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Como blogera te digo: Trolls han existido siempre y sólo nos ayudan a fomentar el número de entradas en el blog para que las editoriales nos vean. Gracias, trolls, las que escribimos en los blogs os debemos un 10% de lo que ganamos.
    Como persona que te conozco te digo:Recuerda, estamos por encima de todas las mierdas.

    ResponderEliminar
  6. Hay personas incapaces de racionalizar, qué menos, de entender cuando algo es ficción o realidad.
    De ser así, ahora mismo yo sería una vampira, medio hombre lobo, acosadora, tarada, medio loca, divorciada, viendo luces en la oscuridad, fan de palomitas con jamos... ¿sigo?
    Pero vamos a ver, un personaje es un personaje, y para sea creíble tiene que actuar según su perfil y personalidad..

    Ni cada mi querida. La gente que crítica sin dar la cara, solo tiene un nombre: cobarte toca pelotas...

    Kisses...

    ResponderEliminar
  7. ciertamente, Arianne, no sólo no me molesta sino que agradezco el consejo. El problema no es tanto que sean trolls anónimos, sino que convivo con esos tolls sin identificar cuatro días a la semana. Son de mi clase, lo cual me enerva aun más. Si habéis leído la entrada en cuestión y los comentarios, os habréis dado cuenta de que me conocen. Y no sólo eso, sino que yo no he dicho nada que pueda ofender a nadie. Aunque lo del palo en el culo y la visa hubiera sido en serio, no entiendo ni por qué se dan por aludidos ni, aun dándose, se ofenden por ello. No sólo eso sino que me exigen ¡que pida disculpas! es surrealista. En vez de decirme a la cara qué es lo que les ha molestado (que realmente no lo sé).
    También es cierto que estamos por encima de eso, helmanticae, por lo cual he decidido que les seguiré publicando los comentarios (siempre que sean respetuosos) pero que no me voy a molestar en responderles. No merece la pena, porque ya se han hecho una idea preconcebida que no van a cambiar. Si sólo se leyeran la historia y los comentarios previos a anónimo, eso no pasaría.
    Lo que dice Karol es especialmente cierto, sobre todo para escritoras de fantasy.

    ResponderEliminar
  8. Hola!!
    Si bien soy nuevo en este mundo de los blogs y en boosterblog y aun no he recibido mensajes de este tipo, se de casos similares.
    Lo único que te puedo decir es que no los tengas en cuenta y que sigas a lo tuyo.
    Saludos!!

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por visitarme y comentar! Espero que os haya gustado pero, si no es así, por favor, no dudéis en decírmelo. Vuestros comentarios me ayudarán a mejorar.
La crítica se admite siempre que sea constructiva. Queda totalmente prohibido el spam.