Amigos o algo más Enemigos o algo más incursores de la noche eladil Atrapada en otra dimensión Viajera interdimensional48 trozos 126 trocitos 42 trozos PINCHA EN CADA PORTADA PARA SABER MÁS SOBRE EL LIBRO. Para más información visita la Web oficial de Déborah.

jueves, 15 de febrero de 2018

La gran fiesta de aventureros, relato de fantasía del reto dados

Nuevo relato breve del reto de escritura creativa dados, en este caso he hecho una fantasía retrofuturista extraña... Podéis verme lanzarlos aquí:

La gran fiesta de aventureros

resultado de la tirada de los dados con los que haré un relato
Cuando se enteró de que no la habían invitado a la gran fiesta de aventureros en medio de la jungla, ofendida, decidió hacer un hechizo para aguarles la diversión. Primero pensó en lanzarles un par de momias. Luego se lo pensó mejor: eran aventureros, sin duda esa pequeña invasión no sería más que un pequeño inconveniente y, para colmo, sería fácil rastrear el origen del conjuro, lo que la metería en problemas. Además, le sería difícil encontrar momias con tan poca antelación: en ese país tan avanzado, donde se incineraba a los muertos para evitar la necromancia, tenías que pasarte días de rascacielos oficial en rascacielos oficial haciendo centenares de trámites burocráticos e inventarte algún experimento científico que justificara el uso de una momia.
De hecho, ahora que lo pensaba, sin duda disfrutarían más de la fiesta si ocurriera alguna cosa así. ¿Para qué, si no, iban a hacerla en medio de la selva, fuera de la zona civilizada y a cientos de kilómetros de cualquier lugar con cobertura, donde lo más fácil era que apareciera cualquier monstruo, o tribus de salvajes con sus tambores siniestros, o grupos de bandidos y ni siquiera pudieran llamar para solicitar ayuda?
En ese razonamiento halló su respuesta y les lanzó un hechizo que les fastidiaría de lo lindo: escondió en el coche del cátering un amuleto que generaría un escudo mágico. Este impediría que el bullicio llamara la atención de cualquier peligro potencial y, si lo encontraban antes de que pudiera recuperarlo, podía justificarlo como una muestra de inocente buena voluntad.
Un par de días después, cuando regresaron, supo que había acertado: solo escuchó comentarios sobre lo decepcionante y aburrida que había sido la fiesta en medio de la selva.
--------------------------------------------------------------------------------
Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.
Banner Apúntate a la newsletter
Follow on Bloglovin

domingo, 11 de febrero de 2018

Ideas para regalar este San Valentín: ¡mis libros románticos!


Novela romántica contemporánea:

Novela romántica paranormal:

Libro de relatos románticos y eróticos:


-------------------------------------------------------------------------------- 
Banner Apúntate a la newsletter
Follow on Bloglovin

jueves, 8 de febrero de 2018

Relato corto: El nido de libros

Siguiendo con el último reto de escritura creativa Vuestras consignas, mi relato, donde recibí tantas palabras que hubo que dividirlas en tres, ahora toca hacer un cuento breve con las palabras hambre, leer, congelación y libertad. El primer relato, Pequeños fósiles, ya está disponible en este enlace. Y ahí va el nuevo:

El nido de libros

Al anciano no le quedaba ningún familiar o amigo con vida, y su pensión apenas le daba para matar el hambre, pero tenía su casa llena de libros y eso era suficiente: solo necesitaba ponerse a leer para transportarse a otro mundo donde tenía libertad de vivir mil experiencias, donde todo era más brillante, o más oscuro, que el gris y monótono mundo real.
Así fue tirando, año tras año, hasta que llegó ese horrible invierno en el que el frío era tan intenso que a veces creía que moriría de congelación a pesar de estar a resguardo dentro de su domicilio. Cuando la granizada rompió el cristal de su ventana se creyó al borde de la desesperación, e incluso una idea herética cruzó su mente: los libros también eran buen combustible. Pero no, no pudo, le dolía perder a cualquiera de esos compañeros silenciosos, así que se rodeó de ellos, como si fueran un nido, y se refugió en las historias ambientadas en climas cálidos y agradables.
Así le encontraron los vagabundos que se colaron en la casa en ruinas, un par de años después, buscando refugio en una noche helada. Ellos no tuvieron tanta consideración hacia los libros y pronto hicieron una gran hoguera: por el anciano al que habían pertenecido nada podían hacer ya. Aun así, uno de ellos cogió uno de los tomos de aventuras en una isla desierta de los que el viejo se había rodeado y, mientras lo leía al calor del fuego, sintió una afinidad con el difunto, en cuyo honor decidió salvar el ejemplar, así como todos los que fueron cayendo en sus manos, que fue escondiendo en un alijo lejos de las ansias de calor de sus compañeros. Por suerte, cuando ya no quedaban por quemar más que los que había decidido rescatar, el invierno daba paso a la primavera y ya no hubo necesidad.
--------------------------------------------------------------------------------
Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.
Banner Apúntate a la newsletter
Follow on Bloglovin

domingo, 4 de febrero de 2018

Receta: tarta de manzana

receta de tarta de manzana
Ingredientes para la masa:
  • 250 gr. de harina
  • 100 gr. de mantequilla
  • 50 gr. de azúcar
  • 2 huevos
  • 1 pizca de sal

Ingredientes para el relleno:
  • Manzanas
  • Limón
  • Natillas

Cómo se hace:
Amasar los ingredientes para la masa y dejarlos reposar cinco minutos, tras lo cual lo estiramos con un rodillo y lo colocamos sobre el molde (que cubra parte del borde también) pinchándolo por toda la superficie con un tenedor.
Mientras, cortamos gajos de manzana y los metemos en zumo de limón para evitar que se estropeen.
Sobre la masa, echar las natillas hasta donde llega la masa y cubrirlo con las natillas.
Finalmente, hornear a 180º hasta que, al pinchar las manzanas, se noten hechas.
Banner Apúntate a la newsletter
Follow on Bloglovin

jueves, 1 de febrero de 2018

Relato corto: Pequeños fósiles (vcmr)

La última vez que pedí palabras para el reto de escritura creativa Vuestras consignas, mi relato, recibí 11 de Airin (Nieve), Dian (Vacío), Elisabet (frío), Fernando (diplodocus), Michelle (hambre), Alicia (leer), Ester (congelación), Pilar (libertad), Saggara (comida), Cristina (gracias) y María (café). Como son demasiadas para hacer un microrrelato, utilizaré las cuatro primeras (en orden) para un relato, las cuatro siguientes para otro y las otras cuatro para otro.
Así que el primer relato breve, con Nieve, Vacío, Frío y Diplodocus, es el siguiente:

Pequeños fósiles

Cuando empezó la carrera, lo hizo con la idea de que su trabajo consistiría en desenterrar esqueletos de diplodocus u otras grandes criaturas extintas. No obstante, allí estaba, en medio de la nada, pasando frío y haciendo agujeros en la nieve para encontrar pequeños fósiles que no le importaban a nadie. Se sentía deprimido y aburrido, y ya no sabía qué hacer para llenar ese horrible vacío de su existencia. Así pues, un día se rindió y se dejó caer a uno de los agujeros abiertos: mejor no sentir que sentirse hueco.
Años después, un joven que no había empezado la carrera para buscar pequeños fósiles, sino para desenterrar grandes dinosaurios, estaba a punto de morir de aburrimiento cuando encontró un esqueleto humano. El descubrimiento, en vez de alterarle, le dio un poco de ánimo: por fin algo que rompía la monotonía. Además, ahora que había descubierto algo grande, aunque no fuera lo esperado en un principio, quizás le encargaran tareas más interesantes.
--------------------------------------------------------------------------------
Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.
Banner Apúntate a la newsletter
Follow on Bloglovin

sábado, 27 de enero de 2018

Libro de prueba de 42 trozos de amor y pasión

--------------------------------------------------------------------------------
Banner Apúntate a la newsletter
Follow on Bloglovin

jueves, 25 de enero de 2018

La jubilación, un relato corto

Nuevo relato breve con el reto de escritura creativa palabras olvidadas, ya van quedando pocas. Esta vez usé quehacer (Ocupación, negocio, tarea que ha de hacerse), quinqué (Lámpara de mesa alimentada con petróleo y provista de un tubo de cristal que resguarda la llama) y prendarse (Aficionarse, enamorarse de alguien o algo).

La jubilación

palabras
Palabras diseñadas por @lcuni, @rcaba y @SoniaF
Cuando se jubiló y se quedó sin ningún quehacer, Julio lo pasó muy mal. Su mujer seguía haciendo lo mismo, y parecía que la estorbaba tenerle por casa, pero no le apetecía salir, así que el aburrimiento amenazaba con acabar con él. Entonces le dio por ver qué tenían en el sótano y encontró el alijo de novelas eróticas que escondía su esposa, por el que sintió curiosidad. A la luz del viejo quinqué, comenzó a leer la que más le llamaba la atención y no pudo evitar prendarse del género.
Se leyó esa y parte de una más antes de que ella le descubriera in fraganti. Ambos se pusieron rojos como tomates, pero Julio decidió que eso era lo que podía reavivar la llama de su matrimonio.
-¿Qué te parece si probamos algunas de esas cosas que hacen en las novelas? -le preguntó a su mujer. Ella dudó, entre reacia y coqueta, antes de aceptar. Desde ese día, la jubilación les pareció a ambos lo mejor que les podía haber pasado.
--------------------------------------------------------------------------------
Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.
Banner Apúntate a la newsletter
Follow on Bloglovin