¿Puede el amor superar años de desprecio? Descúbrelo en Eladil.
¿Te atreves a salir de la burbuja? Ciberpunk, romance y aventuras en Incursores de la noche.
¿Aún no te has perdido en Esmtezlia? Hazte ya con
Atrapada en otra dimensión y Viajera interdimensional
Últimos relatos: Tarambana y rarita, Su amor y una alhaja.

jueves, 1 de diciembre de 2016

La apuesta (vcmr)

Esta vez, solo recibí tres palabras de Judith: ruleta, wi-fi y espantapájaros. Esto es lo que ha salido. De alguna manera, de esas palabras tan inocentes ha salido un relato de terror ^^.

La apuesta
Con solo dieciséis años, Pedro ya estaba enganchado a los casinos online. Jugaba al póquer, a la ruleta y a las tragaperras, convencido de que ganaría tarde o temprano y pasaría el resto de su vida sin dar palo al agua. No tardó en perder sus escasos ahorros y en robar la tarjeta de crédito de sus padres. Por supuesto, no tardaron en pillarle y en llevarle a un psicólogo, que recomendó mandarle al pueblo de sus abuelos. Allí, en medio del campo, sin cobertura, ni wifi, poco había que hacer salvo pasear, así que eso hizo: dar grandes caminatas, sin encontrarse con nadie más que con un espantapájaros.
-Tú sí que estás aburrido, ¿eh? -preguntó al objeto-. Yo al menos me puedo mover.
Una especie de chispa surgió de los ojos del espantapájaros, cuyo rostro siniestro, por un momento, le produjo escalofríos. Aun así, no tenía nada que hacer y todos los días desde entonces acudió al lado del espantapájaros, que cada vez le obsesionó más.
-¿Sabes? Estoy convencido de que eres mágico -le dijo un día-. Si lo eres, ¡haz algo para sacarme de este pueblo! ¿No quieres? Vale, hagamos una apuesta -sacó un dado que había logrado conservar de su antigua vida-. Si sale par, me sacas de este pueblo de mala muerte. Si sale impar, haces que me quede aquí para siempre.
Un brillo en los ojos del espantapájaros le dio a entender que aceptaba la apuesta. Pedro lanzó y perdió.
-Bueno, mala suerte. Lástima que no te enteres de que has gana...
Un mareo le sobrevino y todo se volvió oscuro. Cuando recuperó la consciencia, no podía moverse. No tardó en darse cuenta de que estaba dentro del espantapájaros. Su propio cuerpo le miraba con una sonrisa cruel y un brillo en los ojos que reconocía bien.
-Y para siempre te quedarás aquí, tal y como apostaste -rió la criatura. 
Dicho esto, se volvió y Pedro no volvió a verla, ni a ella ni a nadie, salvo a los agricultores que venían a ese campo a comprobar que sus cosechas estaban en orden. Pero ellos no percibían su petición de ayuda y no le prestaron ninguna atención hasta que su figura comenzó a desmoronarse, momento en el que destruyeron al espantapájaros que lo contenía. Pedro quedó reducido a una presencia incorpórea, pero incapaz de moverse. Tal y como había apostado, se quedaría allí por siempre.
---------------------------------------------------------------------------------
 Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.
Follow on Bloglovin

martes, 29 de noviembre de 2016

Pregunta lo que quieras: reediciones y sección de cine


--------------------------------------------------------------------------------- 
Follow on Bloglovin

jueves, 24 de noviembre de 2016

La serenidad del mar (reto story cubes)

De nuevo lancé los dados y de nuevo he hecho un relato con lo que salió de ellos. Ahí va el vídeo con el lanzamiento y el resultado. ¿Qué os parece?


La serenidad del mar
dados que salieron
El sol acariciaba la cubierta y Lancelot inspiró hondo mientras las olas mecían el barco. Eso era lo que más le gustaba de su trabajo: la serenidad del mar y que se respiraba libertad. No obstante, ese momento de tranquilidad se desvaneció en un instante cuando el vigía oteó un barco a lo lejos. Los tripulantes esperaron impacientes a que reconociera la bandera y suspiraron cuando supieron que no era un barco del ejército. Entonces, Lancelot ordenó que alzaran la bandera pirata, se taparon el rostro y se dispusieron a abordar a sus nuevas víctimas.
---------------------------------------------------------------------------------
 Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.
Follow on Bloglovin

martes, 22 de noviembre de 2016

Entrevista + ¡Vuelvo a necesitar palabras!

En este caso, en La puerta de los libros infinitos. Me alargué un montón con algunas preguntas, pero quedó genial, ¡os animo a leerla!

Aprovecho la entrada para volver a convocar el reto Vuestras consignas mi relato. Sí, lo sé, tocaba Story cubes y ese relato se publicará el jueves, pero quiero tener las palabras cuanto antes para hacer el de la semana que viene con tranquilidad.

Reto vuestras consignas mi relatoYa sabéis cómo va... Necesito tres consignas, cualquier palabra, que me daréis vosotros por comentario (por aquí, por facebook... lo mismo da).
Podéis dar hasta dos consignas por persona. Bueno, a veces admito tres.
Se elegirán las tres primeras que se digan. Puede que más, si me encajan. Y si se diera el extraño caso de que hubiera muchas palabras, haría dos relatos en vez de uno.
Se tendrán en cuenta sugerencias respecto a los nombres de personajes, pero eso dependerá del relato en cuestión (no es obligatorio).
A partir de todo eso, haré un microrrelato de no más de una página de word.
Así que... ¿qué palabras proponéis?
--------------------------------------------------------------------------------- 
Follow on Bloglovin

jueves, 17 de noviembre de 2016

#tarambana y rarita #palabrasolvidadas

 Un nuevo relato con una palabra olvidada. Esta vez elegí Tarambana. Significado: Persona alocada de poco juicio.

 Tarambana y rarita
tarambana
Palabra diseñada por @claudiagay.
Las amigas de Maica la querían muchísimo, pero reconocían que era muy rarita, tarambana perdida, y temían que no encontrara el amor en la vida. Quizás por eso la arrastraban a todos los eventos de citas rápidas que encontraban en la ciudad. Ella ya estaba un poquito harta, pero se dejaba arrastrar por no discutir, hasta que en una fiesta de solteros dijo basta y se escondió en el armario de los abrigos para leer y no tener que conocer a más tipos que no le interesaban. El armario ya estaba ocupado, no obstante, y Maica, que era bastante cortada, pidió en voz baja al extraño chico que se había hecho una especie de nido con los abrigos que le dejara quedarse.
-Vale, pero solo si estás calladita. Estoy en lo más interesante -respondió él. Solo entonces, Maica se fijó en que estaba leyendo un libro, más concretamente el mismo que se había traído ella. Aun así, no le dijo nada porque entendía que necesitara concentrarse en la lectura, así que se hizo otro nido y se puso a lo suyo.
Al rato, él acabó su libro y tenía ganas de hablar de él, así que, al ver la lectura de su compañera de escondrijo, quiso hacerlo, pero Maica alzó la mano para indicarle que se callara y que la dejara acabar el capítulo.
-Dentro de un par de páginas estoy contigo -le dijo al chico.
Y, acabado el capítulo, comenzaron a charlar. Él no le metió ningún spoiler, lo que fue un punto a favor, y quedaron en volver a verse para comentarlo más a fondo una vez que ella lo acabara. Y así, de la forma más tonta, encontraron el amor.
---------------------------------------------------------------------------------
 Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.
Follow on Bloglovin

sábado, 12 de noviembre de 2016

Mi foto fue seleccionada en el concurso fotos y literatura

Pues no, no ganó, pero fue de las seleccionadas para aparecer en el anuario. ¿Queréis verla? Aquí está (sí, todos los libros que aparecen de frente son los míos... no pude resistirme a un poco de publicidad no tan subliminal ^^).
 ---------------------------------------------------------------------------------
Follow on Bloglovin

jueves, 10 de noviembre de 2016

Su amor y una #alhaja #palabrasolvidadas

Un nuevo relato con una palabra olvidada. En esta ocasión, elegí Alhaja. Significado: Joya (adorno de metales o piedras preciosas).

 Su amor y una alhaja
Palabra diseñada por @ferranlafu.
Martín se armó de valor y se acercó a Martina con paso acelerado, como si fuera a perder el valor si se detenía siquiera un poco. No tenía nada que ofrecerle salvo su amor y una alhaja sin valor, pero ¿quién tenía nada después de que la guerra arrasara con todo? 
Cuando por fin llegó hasta ella, Martina le esperaba, esperanzada. Todo su mundo había quedado destruido por las bombas, pero él seguía vivo y no le importaba nada más, a pesar de que Martín había mantenido las distancias desde que perdió su hogar y su medio de vida en el mismo ataque.
—Cásate conmigo —dijo él, con torpeza, y le tendió el anillo de forma tan brusca que casi se le cayó a los escombros.
—Con mucho gusto —respondió Martina, y se lo puso en el dedo con delicadeza, como si fuera de oro y diamantes, no de metal y piedras falsas.
Martín se tambaleó y suspiró con alivio. Tendrían que trabajar duro para volver a empezar ahora que la guerra había acabado, pero con la fuerza de su amor saldrían adelante.
---------------------------------------------------------------------------------
Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.
Follow on Bloglovin