Amigos o algo másEnemigos o algo másincursores de la nocheeladil126 trocitos
PINCHA EN CADA PORTADA PARA MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL LIBRO. Web oficial. Último relato: La fiesta.

domingo, 30 de enero de 2011

el primer día


(este es el proyecto de Adictos a la escritura del mes de enero: la idea es poner la misma escena desde el punto de vista de dos personajes distintos)
(puestos a poner cosas entre paréntesis, recordaros que sólo queda hasta el miércoles para que se cierre el concurso de escribolee: premio: un libro a vuestra elección hasta 15 €. Sí, ya sé que soy un poco pesada, pero es por si alguno no se ha enterado aun, que sé que muchos estáis de exámenes y no os pasáis por la blogosfera)
Bueno, ya va el relato:
El primer día
Shadowmage
El primer día de clase y aquí estoy, disfrazada de quien no soy para caer bien a mis nuevos compañeros y sentada en un banco esperando a que el profesor venga. Hay que ver, si ya empiezan faltando el primer día no quiero imaginarme cómo será el curso. No conozco a nadie (y muchos de mis nuevos compañeros ya hablan con los demás como si este fuera su último año juntos, no el primero). Mierda, nunca se me ha dado bien hablar con los desconocidos (ni con los conocidos, para qué engañarnos), pero ahora que estoy a 300 kilómetros de mi grupo de amigos (si es que a tres personas contándome a mí se le puede llamar grupo) no me queda otra opción. Todo porque me dio el ataque de estudiar una carrera sin futuro, sólo porque era la única que no me hacía bostezar al leer el plan de estudios. En fin.
Miro a la gente de mi alrededor. Una chica se ha sentado a mi lado y casi me da miedo volver a intentarlo. Ya he hecho el amago de hablar con una muchacha que, inmediatamente después de saludarla, se puso a llamar por teléfono a su madre porque no tenía con quién hablar, tiene narices. También he intentado hablar con una gótica (que es más de mi rollo) que ha resultado ser una estúpida y hablar como una pija. Esa de gótica tiene lo que yo de normal: la ropa que lleva puesta. Pero bueno, me armo de valor y lo intento. Esta claro que el “paso de ti” ya lo tengo.
- ¡Hola!–le digo en el tono más amistoso que tengo. La chica me mira con algo muy similar al terror y me saluda con un seco hola de respuesta. Vaya, tampoco soy tan desagradable, si hoy voy bien vestida. Supongo que, aunque me vista como hoy, habrá algo en mí (no sé, mi expresión, mi peinado) que diga a todos los normales “¡No os acerquéis a ella, es una chalada que juega al rol y le gustan los comics! En fin, tendré que insistir. Quizás mis dotes interpretativas mejoren un poco más.
- ¡Menudo comienzo de curso! –digo, refiriéndome al maleducado profesor, que lleva 20 minutos de retraso. Eso ya es pasarse, está todo el mundo en clase menos todos los de primero, que parece que hemos acampado en el puñetero pasillo. Como la chica parece haberse olvidado de mi comentario y de mí, ya que está mirando al suelo como diciendo “qué tía más pesada”, me dedico a observar a mis nuevos amigos potenciales. Es deprimente, todos son calcomanías. Tiene narices, tantos que somos y no hay ninguno con pinta de friki. Ya me veo todo el curso hablando de ropa y complementos, como mucho de las parejas de ellos y de cuánto se emborracharon el fin de semana anterior. Supongo que es mucho pedir encontrar universitarios a los que les guste la literatura, el arte y los comics. No necesito más, si quiero hablar de cosas más frikis puedo hablar con mis amigos de verdad, que para eso está internet y el teléfono móvil. Hablando de móviles, me siento tentada de llamarles ahora, para decirles que no tengo con quién hablar, pero yo no soy una zorra descortés como cierta persona a la que estoy fulminando con la mirada ahora mismo (y que por cierto sigue hablando con su mamá).
Tras una eternidad, la chica que está a mi lado me responde con un sí en una voz tan baja que casi ni la oigo. Cielos, esta sí que está grillada, o es más lenta que un caballo cojo. En fin. Ya no se me ocurre qué más decir.
El profesor llega por fin (no se ha presentado y ya le odio) y pasamos a clase. Acabo sentada en primera fila, con doña lenta a mi lado. Ahora sí que me habla, pero para preguntar por la asignatura que es. Y por fin se presenta:
- Soy Eldiel.
Levanto la ceja, sorprendida. Que me aspen, ese es un nombre de friki en toda regla. Quizás no sea tan mala tía, después de todo. Una asocial, como yo misma, quizás.
-Yo soy shadowmage–le respondo con una sonrisa, haciendo un saludo muy poco ortodoxo. He dado en el clavo, a esta, por su expresión, le gustan las mismas frikadas que a mí. Supongo que los raritos nos atraemos entre nosotros incluso cuando vamos de camuflaje.
Eldiel
Dios, ¿qué hago yo aquí? No pinto nada entre esta gente. Todos son divinos, todos son normales. Ningún rarito a la vista. Mierda, mierda ¿para qué me habré puesto a estudiar esto? Aquí no pinto nada. Esta es una carrera para ninis, para gente que quiere tener un título pero que no quiere estudiar. Para futuros idiotas. No para gente que tiene vocación. Apuesto a que no tienen ni idea de ninguno de los temas que se van a tratar en estos cuatro años.
Bueno, a simple vista no doy mucho el pego. Ya se ha encargado de eso mi madre. Quiere que haga amigos y que salga de casa. Pero en casa se está muy bien, si la alternativa es un traumático botellón tras otro, o ir de compras. Yo no tengo dinero para ir de compras y, cuando lo tengo, lo invierto en otras cosas y no en ropa: libros, cómics, figuras. Cosas que me gustan, que me hacen feliz. Aunque a mi madre le parezcan basura. Yo paso de ella, pero hoy se ha puesto especialmente pesada y me he vestido como quería para no oírla. Supongo que será porque quiere tener una hija alcohólica de fin de semana que se tira a todo el que se le pone a tiro, inculta y mala estudiante. Eso sí, con un centenar de amigos que no dudarán en clavarle un cuchillo por la espalda a la menor ocasión. Yo he intentado ser como ellos (a veces la soledad duele), cada vez que he cambiado el curso me he mimetizado y he pasado por una más. Luego, la puñalada, en cuanto sacaba el primer sobresaliente o al primer comentario medianamente inteligente. Es que los normales no soportan que les digan lo catetos que son. Después de tantas puñaladas, me he insensibilizado. Y ha dejado de importarme un carajo. Eso sí, he desarrollado un poco de sociofobia y una timidez aterradora. Y por eso, después de que la gótica imbécil esa me responda con una pijada impertinente, me arrastro hasta un banco a esperar al profesor que se retrasa (ya empiezan las decepciones académicas) donde hay una chica preciosa y perfectamente vestida. Seguramente sea tonta, pero está tan tranquila, segura de sí misma. Supongo que en cierto modo, si no tuviera que renunciar a ser quien soy (y, para qué engañarnos, me gusto demasiado para intentar cambiar) me gustaría ser como ella.
- ¡Hola! –me dice amistosamente. La miro con terror, me he quedado completamente bloqueada. ¡Di hola, di hola, di hola!, me grito a mí misma. Parece simpática y no ha sacado la cruz para hacerme un exorcismo. Consigo por fin articular la palabra mágica y hace una mueca. ¡Mierda! Por suerte, ella añade- ¡Menudo comienzo de curso!
Por desgracia, mi bloqueo sigue siendo el mismo. Intento poner en práctica las técnicas de relajación, que sólo me funcionan cuando no las necesito. Pasa una eternidad hasta que logro decir sí (creo que me ha oído), pero ella no añade nada más. ¡Mierda, mierda! ¡No puedo ser tan imbécil, voy a perder la oportunidad de hablar con el único ente amable de este frío pasillo! Antes de poder decir nada, llega el profesor. Me siento al lado de la chica y logro hablar, sólo para hacer la pregunta más estúpida del mundo “¿Qué asignatura es esta?” Dios, debe pensarse que soy imbécil. Me gustaría gritarle: “¡Soy inteligente!” pero eso me pondría aun más en ridículo. En vez de eso, digo:
- Soy Eldiel.
¡Mierda, mierda, mierda! Estoy tan acostumbrada a ese nombre (que es el que uso en los juegos y como seudónimo en internet) que se me ha escapado. Estoy acabada, ahora se va pensar que soy una friki. En fin, es lo que soy, ¿para qué negarlo? Tarde o temprano se acaba sabiendo… Levanta la ceja, sorprendida. Más me sorprendo yo cuando se presenta:
-Yo soy shadowmage.
¡Milagro! ¡He encontrado una persona normal! Mmm, no, he encontrado una persona rara como yo, pero para mí es normal. ¿Qué importa? El caso es que he encontrado una amiga.

36 comentarios:

  1. bueno, escritos ya tengo 3, el de Atrapada en otra dimensión (que está disponible para descargar), La búsqueda de Khalawest (uno con 28 finales) y el de El legado de Aliene (que está en fase de retoque). Y luego está en proceso Incursores de la noche (que es una blognovela y voy publicando sobre la marcha.

    ResponderEliminar
  2. Ha quedado genial.
    Uno nunca sabe quien es la persona que tiene al lado.
    A veces basta con perder un poco el miedo a no encajar para encontrar un amigo de verdad:D

    kisses...

    ResponderEliminar
  3. Te quedó muy bien, Debby, me gustó mucho.
    Que momentos más espantosos los de comienzo de cursos!! También yo la pasaba muy mal, pero por suerte también me encontré a mi mejor de mis mejores amigas en una situación similar.
    No, es que las frikis y raras... nos atraemos unas a las otras por fuerzas magnéticas, sin duda :-P

    Besos!!

    ResponderEliminar
  4. buff, yo todavía estoy esperando encontrarme con una que sea un poco como yo. La verdad es que yo no sé cómo lo hago, que no encuentro nunca a nadie compatible conmigo. Eso sí, siempre voy con la verdad por delante: todos saben que soy una friki (y creo que por eso les doy un poco de miedo, aunque así la gente no se lleva decepciones). Una amiga/o íntimo no se encuentra fácilmente...

    ResponderEliminar
  5. Es cierto eso, yo tengo varias amigas, pero como Natalia ninguna. Estamos como hechas por el mismo molde. Seguro ya encontrarás un amigo incondicional y especial, es cuestión de animarse a conocer :-)

    ResponderEliminar
  6. yo amigos que aceptan mis frikadas a regañadientes tengo a montones, pero amigos íntimos de verdad... ninguno que no me haya acabado rechazando por ser demasiado rara y no entenderme. No sé, es complicado. Supongo que es complicado intimar con alguien que está siempre en otro mundo... aunque siempre vuelvo a la realidad cuando es necesario, que conste.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!
    ¡Un relato genial y con mucho humor!
    Pero te voy a decir una cosa: El mundo está plagado frikis de todos los colores y tamaños; tarde o temprano se sabe, sí. Pero también te digo, que ya puestos, friki lo es cualquiera: desde el que vive para los ordenadores hasta el que se tira tres horas arreglándose ante el espejo, así que nadie debería sentirse diferente. Todos somos iguales. Yo, por ejemplo, soy todo eso y más (voy a botellones, he jugado a rol, etcétera).
    Bueno, espero leer más escritos tuyos pronto. ¡Muchísimos saludos, cuídate!
    P.D: El libro "Atrapada en otra dimensión" me lo leí de un tirón hace unos meses. Es genial :)

    ResponderEliminar
  8. XD, me alegro que te gustara. La verdad es que viajera es una historia que se odia o se ama (al menos, no deja indiferente). Ya sé que hay frikis a montones. Tiras una piedra y aciertas a uno. El problema es que no "salen del armario", por así decirlo, y para colmo se sienten mal por ir con uno que ya ha salido (a mi, como no tengo verguenza, me da lo mismo).Así que es difícil encontrarnos y reconocernos entre nosotros.

    ResponderEliminar
  9. es que parece un buen comienzo para un libro, aunque en este caso solo sea un relato..pero podría crecer un poco más, a libro quiero decir.
    No he leído tus libros pero suenan bien los títulos..28 finales? había unos que leía de peque que me encantaban porque según leías podías decidir cómo continuar la historia..
    sobre amigos, creo que todos tenemos nuestra media naranja..aunque sea en ese otro mundo :D

    ResponderEliminar
  10. Buenísimo Debby, me ha encantado!! Podrías seguirlo no? Esta muy interesante. Me gusta lo de "amigo potencial". También soy friki, y me gusta serlo jeje. Los comienzos de curso son aterradores! Un beso

    ResponderEliminar
  11. La inteligencia no es algo que se tenga que demostrar a cada momento menospreciando a los que tienes a tu lado para que se den cuenta de que eres alguien inteligente. Eso todo el mundo lo ve... ¿el problema? querer destacar por eso. Las que llevan zapatos de tacón además d ser pijas o ninis como dice tu personaje pueden tener una inteligencia abrumadora, pero por simple respeto a los que tienen menos capacidades se callan.En cuanto a si son cultas o no, todo depende de lo que cada uno entienda por culto, para mi una persona que sepa como afrontar la vida y con sentimientos me parece mucho más culta que una que sepa de física cuántica y no tenga corazón Un saludo

    ResponderEliminar
  12. la crítica no es tanto por los que no ponen de manifiesto su inteligencia, sino por los que van por la vida presumiendo de ignorancia y para colmo obligan a los inteligentes a esconderse como si fueran basura. Te puedo asegurar que soporto la pedantería tan poco como cualquiera, pero tampoco soporto verme obligada a ocultar mi inteligencia para estar integrada en el grupo. A veces me siento (o me hacen sentir) como si tuviera que ir por la vida escondiendo que saco dieces (ahora, me da igual). ¿No le pasa eso a nadie más? Muchos se llevaban muy bien conmigo hasta que tenía un desliz y quedaba patente que tenía un cierto nivel cultural del que ellos carecían. Ahora me da lo mismo y hablo y me comporto como quiero, pero pasar la infancia fingiéndome ignorante y para colmo "normal" (o sea, no-friki) para estar integrada no fue muy agradable.

    ResponderEliminar
  13. Hola, me ha enganchado. No por la prosa, sino por el contenido. Está genial.
    Yo en la universidad iba al club de rol, pero ni de broma osaba llamarme con otro nombre, xd.
    ¿Tus libros son gratis o publicados (yo pronto publico el primero mío)?

    ResponderEliminar
  14. Atrapada en otra dimensión está disponible gratis. El resto los estoy intentando publicar, busco editorial XD.

    ResponderEliminar
  15. ok, cuando haga un hueco me lo bajo!

    ResponderEliminar
  16. Jejejeej, muy bueno. Me ha gustado mucho, tu sentido del humor me encanta y también como has ideo desarrollando los dos puntos de vista. Te felicito.

    ResponderEliminar
  17. ¡Ay! el primer día de clase... Aún me acuerdo (aunque muchos duden que mi memoria se retorne tan atrás en el tiempo). Muy duro, si. Muy típica toda esa conversación interior tratando de velarlo todo... Me ha gustado este cambio de vista.

    Por cierto, yo no soy friki: soy un mago/druida de nivel 57 en el RoM :P

    ResponderEliminar
  18. mi primer día fue un verdadero trauma... y no encontré otro friki hasta varios días después

    ResponderEliminar
  19. Suspiré mucho con esto xD
    Debo decir que me identifiqué más con la segunda.
    Quedó muy bien la redacción, y la historia es profunda. Clara evidencia de que no está bien juzgar un libro por su portada.

    Ahhh, y sólo para que conste, no se está chalado sólo por jugar rol y leer comics... desempleado quizá, con muy poco tiempo, seguramente, y definitivamente incomprendido; pero ¿chalado? Nop.

    ResponderEliminar
  20. eso es cierto. La gente no nos entiende, y tildan de chalado a todo lo que no comprenden, pero eso no significa que sea así. No son capaces de ver más allá de los prejuicios: lee cómics, está loco/es un crío; juega al rol, es un psicópata; le gusta el fantasy, ¡cuidado, que este encuentra una espada y nos corta en pedazos! (mi propia madre no me dejaba decorar la pared de mi habitación con una espada porque le daba miedo, eso sí de locos: si a una persona se le cruza un cable no necesita una espada sin filo para matar, hay formas mucho más sencillas de hacerlo). Y les acojona tanto lo desconocido que hacen lo posible por apartarlo. De ahi que los frikis seamos unos margis y que la mayoría vayan escondiéndose.

    ResponderEliminar
  21. La eterna cruz del friki. Supongo que somos raros, pero por contra diferentes, y a mi eso me hace sentir bien. Aunque habiendo estudiado Bellas Artes no he tenido problemas de sentirme excluída en calse XD

    ResponderEliminar
  22. una suerte, amige... en mi clase todos tienen un palo metido en el culo... y todo el que tenga menos de dos master card y no lleve ropa como mínimo de Zara no es nadie...

    ResponderEliminar
  23. La inteligencia no es una, está dividida en secciones, que es lo que permite que una persona no sea "tonta" o un "genio" y que, en definitiva, todo el mundo encuentre áreas de la vida en la que puede destacar y otras en la que no.
    Tomar la inteligencia como un todo y supeditándola a los resultados académicos no me parece una postura correcta, es más, me parece que abre la puerta a los prejuicios y la discriminación hacia los demás. Otra cosa más, tu personaje no es un incomprendido, es que tiene un problema de comunicación grave y también mucha inseguridad.

    ResponderEliminar
  24. Estás equivocada en aquello que dices de que para tener amistades hay que "esconder tu inteligencia", no es para nada eso, bueno, ocurrir ocurre, pero te aseguro que eso no pasa tanto como nosotros pensamos.(Esto ocurre en el caso de que te vayas a juntar con los que a simple vista se ve que no les interesa para nada la cultura, sino ÚNICAMENTE fumar, beber o vete tú a saber...)Resalto únicamente, porque muchos de los jóvenes de hoy en día, sabemos divertirnos cuando toca, e hincar los codos, estudiar y con ello aprender, cuando es el momento.

    El problema es que para conocer gente e integrarse en un grupo hay que ser más modesto y menos prepotente (y eso no significa hacerse la ignorante), sino simplemente respetar las ideas de los demás y no "atacarles" como si las ideas de uno mismo fuesen las mejores (que lógicamente no tienen por qué serlo), he ahí el problema, una persona no puede ir por la vida corrigiendo a los demás (puesto que no siempre tiene por qué llevar la razón, y aún en el caso de que sí la lleve, seguro que a ella no le gustaría que en su vida le estuviesen reprochando todo lo que hace una persona de su misma condición).

    Y respecto a lo de que si la gente es friki es un pretexto para que los demás no se acerquen a ellos, tampoco estoy de acuerdo contigo, yo no me considero friki, pero tengo amigos que sí lo son (juegan al wow, van a expomanga… e incluso yo hablo con ellos de temas de éstos) y no por eso dejan de ser mis amigos, los gustos son totalmente personales y yo te aseguro “shadowmage” que si en tu caso no tienes más amigos no es porque te guste el rol, saques buenas notas o no vistas de zara, sino por la forma que tienes de ser y de conocer gente nueva. De hecho, si la gente piensa cosas negativas acerca de tu persona, no es porque seas más o menos inteligente, sino por los comentarios, que en ocasiones despectivos, lanzas hacia los demás.

    Piensas que por decir que no estudias y aún así sacas dieces la gente va a pensar que eres guay (por lo que se cumpliría que si te haces la ignorante, tienes amigos), pero amiga mía, esto ya no funciona así, sé más humilde si has estudiado mucho, dilo, todos lo hemos hecho en mayor o menor grado, te lo aseguro.

    Yo soy tímida, no tengo dos master card (ni una), a lo largo de la carrera he sacado varios sobresalientes (y por cierto, no por tener mejores notas nadie es mejor ni más inteligente que otra!)y aún así tengo varios y buenos amigos, no te digo que en tu vida hagas un papel (todo lo contrario, cada uno debe ser él mismo y si a la gente no le gusta, pues adiós muy buenas), sino que seas más modesta y no presupongas que las personas somos de una forma u otra.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. que conste una cosa: yo soy yo y mis personajes mis personajes. Yo tengo bastantes amigos y ninguno es un friki (bueno, ninguno menos 3), y respetan mi inteligencia y mi forma de ser. Tampoco tengo problemas a la hora de conocer gente nueva. ¿que los tuve? Sí, muchos y muy graves, lo pasé fatal. Pero salí adelante y ahora soy una persona sociable, lo que no quita que haya olvidado mis comienzos y que no empatice con los que son como yo era. Conozco a muchas personas que son como mis personajes y, aunque son estupendos, les dan de lado por ser más inteligentes o más cultos: se ocultan bajo una máscara de ignorancia para ser aceptados y lo más triste es que ¡les funciona! Ahora, como dejen caer la máscara, se quedan solos. ESO ES LO MÁS TRISTE. hace años que decidí destruir mi máscara y no me ha ido mal del todo (quizás porque he ido a topar con la gente adecuada), pero recuerdo esos oscuros años y me enrabieta hasta la saciedad saber que sigue habiendo gente que desprecia a los demás por ser diferentes.

    También señaral que fui a un colegio "de pijos" (bendito el día en que me fui, lo único bueno eran los profes), y que el lema de mi clase era "estudia para sacar un 5 pelado y dedica el resto del tiempo a emborracharte y a ir de compras, después de todo, cuando salgas tendrás un puesto seguro en la empresa de papá". Así que una friki sin un duro estaba un poco fuera de lugar. Ahora es otra historia, me muevo en ambientes más normales.

    Lo de la master card es penosamente cierto con la gran parte de mi clase (tanto en el colegio como ahora en la universidad). También es cierto que mi carrera premia bastante la superficialidad y que la gente que se apuntó piensa más en ser modelo o RRPP en una discoteca que en otras cosas (datos objetivos).

    La inteligencia es algo abstracto, no creo que esté compartimentada y estoy convencida de que es algo que se cultiva (como dijo el propio Mozart, cualquiera puede ser un genio si dedica a algo el tiempo suficiente). Igual que te digo que no se puede medir por resultados académicos, por lo general la gente de mi entorno tiende a equipararlo. De hecho, si les hablo como estoy escribiendo ahora mismo este comentario tienden a pensar que soy una pedante, especialmente si no suelto ningún taco de por medio (y no estoy utilizando un nivel de discurso demasiado culto: es lo que tiene ir con chonis).

    Aunque os aseguro que no voy por la vida resaltando los errores ajenos. Soy más bien callada y no me gusta ir de prepotente ni criticando. Si tienen un defecto, ya se darán cuenta ellos sólos. ¡Yo bastante tengo con detectar los míos, que son muchos!

    ResponderEliminar
  26. Yo no tengo ninguna mastercard, ni voy de zara, ni tengo un palo en el culo y creo que mis compañeros no son superficiales, solo que no les has dado la oportunidad de conocerlos... es verdad que hay gente que no puede ser de tu agrado pero de ahí a decir lo que dices es muy fuerte y sobre todo ofende.Creo que eres una prejuiciosa.

    ResponderEliminar
  27. bueno, cada uno puede opinar lo que quiera, pero con un respeto, por favor. Yo no opino sobre la gente hasta que no la conozco, ni voy por la vida amparándome en el anonimato para meterme con las opiniones ajenas. Yo conozco a la gente sobre la que hablo (no me dedicaba a decir que son superficiales cuando entré, pero ya son 3 años conviviendo con la misma gente) y sé lo que digo cuando afirmo que la gran mayoría son unos superficiales... Y fíjate que digo la mayoría, no todos.
    Y otra cosa: la gente suele sentirse ofendida cuando oyen la verdad. Así que tu actitud hacia mis comentarios me está mandando un mensaje muy claro.

    También decir que como no tengas un poco más de respeto, no pienso publicar ningún comentario tuyo más.

    ResponderEliminar
  28. Hola,
    Mira sinceramente estoy de acuerdo con "Anónimo"(que ademas creo que te ha hablado con respeto en todo momento). Todos somos diferentes y me parece un detalle feo que generalices con eso de "todos tienen metidos un palo por el culo y no son guays si no tiene dos mastercards", porque al fin y al cabo cada uno tiene su propia identidad. Al igual que a ti no te gusta que te juzguen por ser "friki" o vestir de una forma diferente, tampoco deberias juzgar tu a la gente que crees que tiene mas o menos dinero,pues se trata de los mismos prejuicios.
    Y con eso de que conoces a la gente de clase porque llevas 3 años con ellos.... sinceramente si crees que conocer a una persona de verdad es estar en una clase intercambiando la mayoria de las veces un par de frases y sin verse nunca fuera de ese ambiente... Personalmente a mi no creo que me conozcas, nunca hemos hablado demasiado y llevamos 3años en la misma clase.
    No te ofendas pero creo que tienes mas prejuicios de los que tu misma piensas. Igualmente yo tambien tengo amigos "frikis", que les encanta el expomanga, los comics, etc. etc. y algunos se dedican a estudiar diseño de moda. Por lo que, ni tus notas, ni como vistas pueden haer que le caigas mal a una persona, es cierto que a lo mejor no podrian ser tus mejores amigos,pero si llevar una relacion cordial.
    Tampoco niego que no haya gente superficial en clase, pero creo que es la minoria y aun asi no les juzgo por eso.

    Consejo:no deberias insultar a tus compañeros en un blog publico, sobre todo porque a la gente que le podias caer bien aunque no fuesen amigos intimos tuyos, les puede molestar creando asi la desaparicion de cualquier tipo de relacion cordial entre compañeros de clase.

    ResponderEliminar
  29. Bueno ya que ni tus personajes ni tu teneis coraje para afrontar la realidad, y puesto que doy por hecho que este comentario al igual que el anterior (sin acritud ninguna), va a ser censurado, por lo menos me llevaría una gran satisfacción el hecho de saber que te afecta tanto lo que digo, muestra de lo cual me da a entender que sí que he argumentado mis ideas tal y como esperaba,(ingeniosas y maravillosas como siempre), por lo que el hecho de no haberme anunciado publicamente no te debería dar la libertad de contestarme publicamente, ya que, a mi me has privado de ello, (muestra de lo cual, igualmente, me demuestras que tienes miedo a que los demás se posicionen a mi favor, mas que nada porque mi comentario es simplemnte el último, pues los anteriores anónimos no soy yo)..... Ya que, una persona tan inteligente como tu, deberia haber sido más observadora, pues mi dialéctica no tiene ninguna similitud con las anteriores. Sin más dilación, me despido.

    PD: Saludos de la Reina cotilla¡¡¡¡, tienes razón no debo escudarme en el anonimato¡¡¡

    ResponderEliminar
  30. ejem, me parece que no sólo no habéis leído los comentarios previos a los del famoso anónimo, sino que ni siquiera os habéis molestado en leer nada más.

    En primer lugar, si hubiérais leído los comentarios previos, os daríais cuenta de que aunque algunos seáis maravillosos y tratéis con frikis, la mayoría de nosotros se siente cuanto menos rechazado. Ya sé que sois la excepción, seguro que nunca habéis tratado con mal a un friki, pero por lo general no es así. Un "amigo que respeta a los frikis", que seguramente sea uno de vosotros, al que llamaré simplemente Green, dijo literalmente en un expomanga "bueno, nosotros nos quedamos un rato más ENTRE ESTA GENTUZA" Si, está claro que sois muy amigos de los frikis. Pero si dices eso delante de un friki, te aseguro que le haces sentir como si pensaras que es basura. Y los gestos de desprecio cuando se dice alguna cosa muy friki en vuestra presencia también hacen sentir lo mismo. Y en clase, sólo he hablado con una persona no friki que no me ha mirado con desprecio o no ha comentado algo sarcásticamente.

    Yo no he dicho que la gente de clase me caiga mal (en general, no es así).

    Yo no he dicho que todos sean unos superficiales, sino que se premia la superficialidad. Puede que no sepáis cuál, pero hay un matiz ¿a ver si lo averiguáis?

    Sí, es cierto que no he intercambiado más de un par de frases con algunos de clase. Evidentemente, no hablo de los que no conozco. No sabría decirte, porque como eres otro anónimo no sé quien eres.

    Deberíais también saber (aunque no me extraña que no lo sepáis, porque os debéis haber metido en mi blog más que para criticar esta entrada) que los puntos suspensivos significan XD o tono guasón. Lo del palo en el culo y lo de la mastercard era una exageración metafórica. Pero en fin, es lo que tiene no fijarse más que en el significante sin profundizar en el significado. Ni en el contexto.

    Los comentarios de mr anónimo que insultaban han sido censurados, así que evidentemente lo que habéis leido os parecerá perfectamente cordial.

    A todo esto, reina cotilla, tu retórica puede que sea excelente pero lo que es argumentar no lo has hecho. Y llamarse reina cotilla no deja de ser anonimato, a no ser que en internet uses siempre ese nombre.

    ResponderEliminar
  31. Reconoce que has cometido un error pide perdón y ya está, pero no te retractes y digas que ahora todo es broma con guasa y gracia... A veces la gente tiene que reconocer sus errores, todos cometemos fallos y te prometo que yo muy gordos, pero se pedir perdón y dejar que esto se alargue y se alargue llegando a un punto que te aseguro puede no gustarte nada creo que es lo más ilógico dentro de tu "inteligencia". Un beso
    La humildad no es mala
    Por cierto no me publicaste lo de contar el 70% de gilipollas entre los que me incluyo... Muackkk

    ResponderEliminar
  32. En primer lugar, he de decirte que me ha defraudado mucho el hecho de que hayas publicado el mensaje en el que me autonombro Reina Cotilla, y mi comentario anterior lo censuraras, pues lo que todo el mundo a visto no es más que una respuesta a tu censura y una continuación de mi comentario, por lo que carece de setido que publicaras el último, si el primero no lo hiciste.
    Pero volviendo al tema que nos ocupa, creo que el problema viene dado en el hecho de que has utilizado un tema cotidiano, como ha podido ser, dos personas pertenecientes a una minoría o mayoría en muchos aspectos, pero que son infravaloradas por los demás, para un relato (que aunque no lo creas, TODOS RECONOCEMOS UN RELATO, porque las características propias del mismo se dan en el instituto), basado en una vivencia de tu propia clase, por lo que no puedes esperar que la gente no reconozca a las personas que describes, (que seguimos sin creernos que las personas de las que hablas no sean personas de carne y hueso y que únicamente les hayas dado aspecto y de personaje), y menos si lo haces de gente que al parecer no has dado el beneficio de la duda, a la mayor parte de ellos.
    Pero esto ya son cavilaciones mías, pues puede que en tu blog des apariencia de ser alguien humilde y mundano, que no jusga a los demás, y que no es ella misma quien los aparta, porque si no lo eres no has sabido demostrar tales cualidades a los de tu alrededor.
    Pero si en todo esto estoy equivocada, te pido disculpas, pero viendo los estragos que ha causado este relato en tu blog, pediría disculpas por ello, y no intentaría despreciar los sentimientos ajenos, pues puede que sin quererlo hayas menospreciado a los demás, pero eso, QUERIDA AMIGA, DE SER HUMILDES E INTELIGENTES, pues no debes despreciar a quienes han hecho que tu blog se lea como la espuma, porque quieras o no, gracias a nuestras quejas o reproches, te está leyendo más gente de lo que nunca hubieras imaginado.Un saludo, y espero que me publicques de ahora en adelante todo lo que te escriba, pues no me gustaría que mis comentarios se entendieran a mitades, porque al igual que un relato sin contexto, no tiene sentido.

    ResponderEliminar
  33. Reina cotilla: yo sólo he censurado un comentario de un anónimo que me insultó con calificativos bien feos. No me ha llegado nada más.

    Podéis pensar lo que queráis, pero no está basado en nadie de clase. El primer día de clase, por si no lo sabes, me senté en el banco a leer un cómic mientras venía el profesor. No hablé con nadie hasta que entré en clase y fue con una chica de informática muy maja que ya no está con nosotros.
    Aclarado esto, y dejando a un lado el hecho de que me siento sola delante porque sólo hay dos enchufes en clase y no porque no tenga ganas de socializarme, agradezco mucho el aumento de visitas, aunque me gustaría que la gente leyera antes de hablar (sigo convencida de que la mitad de los anónimos ni siquiera se han leído el relato ni los comentarios previos).

    ResponderEliminar
  34. Eres tan triste que ante todo lo que has dicho no deberíamos ni darnos por enterados.

    ResponderEliminar
  35. ¿Te has parado a pensar que igual la gente trabaja como modelo, o RRPP de una discoteca, o de cualquier otra cosa lo hace para ganar dinero porque no tiene ni una ni dos mastercards? Sinceramente, yo no le veo nada de malo.
    ¿Puede ser que seas tu la que, y no voy a pararme a discutir por qué, tiene muchos prejuicios con la gente de clase?

    Por otra parte, según tu parecer, ¿cuáles son los premios a la superficialidad? ¿Y quien es el que premia esa superficialidad? Yo puedo ser muy superficial a veces, y de momento creo que no me han regalado nada, y menos por eso.

    Espero que no te moleste que no me identifique, pero he escrito desde el respeto en todo momento y me gustaría que me contestaras.

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por visitarme y comentar! Espero que os haya gustado pero, si no es así, por favor, no dudéis en decírmelo. Vuestros comentarios me ayudarán a mejorar.
La crítica se admite siempre que sea constructiva. Queda totalmente prohibido el spam.