Amigos o algo másEnemigos o algo másincursores de la nocheeladil126 trocitos
PINCHA EN CADA PORTADA PARA MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL LIBRO. Web oficial. Últimos relatos: Un embuste necesario.

jueves, 27 de octubre de 2011

Nada de caníbales (daga, canibal y cielo)

 Este es el quinto relato del reto: Vuestras consignas, mi relato. Esta vez tardó también bastante, pero por alguna razón mis profesores han decidido que la semana que viene es la oficial para entregar todos los trabajos escritos y para colmo en las prácticas (que tengo muchas, parece que a nadie le apetece trabajar) no hay forma de manejar el portatil sin que sea un canteo. Gracias a Dulce Cautiva, Sueños Líricos y Astarielle por aportar las palabras.
En fin, no estoy muy familiarizada con la literatura en la que aparecen caníbales, así que me he inclinado por mi particular universo de fantasy para realizarlo XD

Nada de caníbales (Daga, canibal y cielo)
-No, ni por todo el oro del mundo. Nada de caníbales en nuestra banda.
-Deja ya de quejarte, Kohl. No nos va a comer.
-Es un dorkais, y los dorkais comen personas, Dreide.
-Sólo comen personas como ritual en fechas señaladas, y sólo a los que han muerto en batalla. Además, es el mejor explorador de la zona –dijo Dreide mirando al cielo con exasperación-. Tampoco es que tengamos más opción, dado que has asustado a todos los demás candidatos gracias a tu jugueteo con la maldita daga.
-¡Pandilla de cobardes! Si les da miedo una daga inofensiva ¿cómo van a guiarnos hasta las ruinas, que están rodeadas de bárbaros?
-Pues por eso mismo. El dorkais no se ha amedrentado.
-Claro, porque estaba pensando en lo ricos que debemos saber con un poco de guarnición.
-Los dorkais se comen a las personas crudas. Ya te he dicho que es ritual, para que la fuerza de los guerreros muertos se les transmita.
-Mejor me lo pones. Somos guerreros y seguro que quiere comernos para conseguir nuestra fuerza.
-¡Maldito cabezón! -exclamó Dreide, tras lo cual cambió de táctica-. Míralo desde esta perspectiva: el dorkais sabe dónde vamos. Si no le contratamos y le tenemos vigilado, podría decírselo a los suyos y no tendremos ninguna oportunidad.
-¡Maldita sea! ¡Tienes razón! Contrátale, que más vale tener al enemigo cerca.
Días después, el grupo de mercenarios era atacado por insectos venenosos y el dorkais comenzó a morder a la gente allí donde tenían picaduras.
-¿Lo ves, Dreide? Quiere comernos a todos.
-¡Idiota! Está extrayendo el veneno.
El dorkai miró a Kohl y le extrajo el veneno, poniendo los ojos en blanco y llamándole racista delante de todo el mundo, lo que le hizo enrojecer. No obstante, durante su turno de guardia, que coincidía siempre con el del desconfiado mercenario, se dedicó a recordar lo bien que habían sabido algunos de los hombres mientras les extraía el veneno. Ya tenía seleccionados a los que serían su manjar ritual, y Kohl estaba el primero en la lista. Sólo tenía que esperar a que sus compatriotas llegaran hasta ellos, siguiendo las señales que había ido ocultando por todo el camino…

---------------------------------------------------------------------------------
Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

4 comentarios:

  1. ¡Magnifico!, como todo lo k escribes kerida Debi, t felicito, cada día t superas más (y mira k eso es dificíl, jejeje).

    Un besazo guapa y hasta otra!, muak!!!

    ResponderEliminar
  2. Interesante relato, te quedo muy bien, tienes mucha imaginación...

    ResponderEliminar
  3. Guau, la verdad es que el final no me lo esperaba xD Ya he leído varios relatos tuyos, en la Antologia, en adictos, en el blog de elisabet, o cuando te cargaste a Lorenzo xd... y en todos tienes una imaginación impresionante.

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por visitarme y comentar! Espero que os haya gustado pero, si no es así, por favor, no dudéis en decírmelo. Vuestros comentarios me ayudarán a mejorar.
La crítica se admite siempre que sea constructiva. Queda totalmente prohibido el spam.