Amigos o algo másEnemigos o algo másincursores de la nocheeladil126 trocitos
PINCHA EN CADA PORTADA PARA MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL LIBRO. Web oficial. Último relato: Los amigos.

lunes, 31 de octubre de 2011

Paciencia

 ¡Hola a todos! Este es el proyecto de este mes en Adictos a la escritura y trata, cómo no, de halloween. Os recuerdo la tagline que escribí hace unos días para ir picando vuestra curiosidad...

Todo un año atrapado, esperando su oportunidad de traerla consigo y disfrutar de una orgía de sangre... pero ella no vendrá sola.

El relato es más típico de lo habitual, más que nada por cambiar el chip, que tampoco es plan de hacer todas las cosas raras que se me ocurren. Dicho esto, y por si no os ha quedado claro que no va a ser el típico relato raro de escribolee (que siempre tengo una buena reserva de esos), os advierto de que esta historia contiene algo de violencia y sangre (natural, es halloween y en las bases decía claramente que no había que salirse del espíritu terrorífico de la fiesta) y que si sois sensibles no lo leáis, aunque tampoco es que sea especialmente violento ni nada por el estilo ^^

Paciencia:
Había esperado todo un año desde que había poseído a ese estúpido mortal que se puso a jugar a la guija. Un año sin su amada Erzadrel, de la que se había separado sólo unos instantes confiando en que fuera capaz de poseer a una de las hembras presentes. Pero una de ellas se había desmayado antes de tiempo y la otra tenía demasiada personalidad para dejarla entrar fácilmente en su cuerpo. Para cuando quiso reaccionar, el portal estaba cerrado y se encontraba atrapado en ese cuerpo desgarbado.
Había sido difícil para él aguantar un año sin que nadie se diera cuenta, y más estando como estaba embargado por la nostalgia que causaba en él la separación de su querida Erzadrel. Para colmo, el mortal al que había atrapado era un joven extrovertido y popular, de modo que había tenido que sacar a la luz todas sus dotes de actor, confiando en que achacaran a su edad del pavo sus fallos interpretativos. La única que había sospechado era la novia del mejor amigo de su poseído, la misma que no se había dejado poseer, pero pronto se las había arreglado para convencer a su “colega” de que lo dejara con ella y comenzara a salir con otra. Una otra muy hermosa y tan estúpida que a su amada le resultaría sencillo colarse, y a la que no había sido difícil convencer para que se uniera a la tradicional y divertidísima guija de Halloween.
Eran cuatro: dos de ellos, su “colega” y su “novia”, serían utilizados como sacrificio de sangre para celebrar el reencuentro. Todos sonreían tontamente, algo ebrios, y comenzaron a realizar el ritual entre risas, sin saber qué les esperaba. Él sonrió con malicia mientras el portal al mundo de los espíritus se abría y notaba la presencia de Erzadrel colarse y poseer el cuerpo de su víctima, pero frunció el ceño cuando sintió una segunda presencia entrando en el mundo de los vivos y ocupando el cuerpo del muchacho cuyas estupideces adolescentes había soportado durante un año. Cuando las dos posesiones se efectuaron con éxito, se encontró mirando los ojos de su amada y de su peor enemigo en el infierno, Jezabez.
-Vamos, amor. No pretenderías realmente que te esperara durante todo un año, ¿verdad? –le dijo ella con una sonrisa sarcástica. Loco de ira, se lanzó a su yugular, con la intención de arrancársela de un mordisco, pero Jezabez fue más rápido y utilizó un cuchillo ritual para arrancarle el corazón. Una vez muerto el cuerpo que había habitado en el último año, su forma espiritual comenzó a formarse y observó dolido cómo su enemigo y aquella por la que lo había dado todo bebían juntos la deliciosa sangre derramada.
Pero no está todo perdido, pensó cuando vio a la humana que quedaba, su “novia”, temblando en un rincón y observando fijamente cómo su mejor amiga y el colega de su chico bebían la sangre de su novio muerto. Entró en su cuerpo sin vacilar y rápidamente sintió cómo la naturaleza femenina de la humana hacía lo posible por expulsarle. Sabiendo que no tenía tiempo que perder, cogió el cuchillo, abandonado ahora en el suelo, y se lo clavó con saña a Jezabez una y otra vez.
-¡Siempre fuiste el mejor! –exclamó Erzadrel, fingiendo no advertir su mirada de odio mientras buscaba a tientas el otro cuchillo ritual que los humanos habían traído. Él la agarró con violencia y le dio un apasionado beso, agarrando con fuerza el suyo, que aun chorreaba la sangre del humano poseído por Jezabez. Los dos cuchillos se clavaron al mismo tiempo en el corazón de su adversario y los cuerpos de ambas muchachas cayeron entrelazados, con los labios aun pegados en un beso salvaje, pero la batalla entre los tres espíritus no había hecho más que empezar.
Dicen que aun siguen peleando, atrapados en el mundo humano hasta que otro mortal incauto vuelva a hacer la guija en el mismo sitio.

--------------------------------------------------------------------------------- 
Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

19 comentarios:

  1. Por eso, y por lo que pueda pasar, yo nunca haré ouija, que nunca se sabe.

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena, Déborah, una historia bien desarrollada. Personalmente no me he visto en situaciones tan dramáticas, pero sí he podido observar la lucha por manifestarse.

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno, Déborah, he podido "ver" claramente la pelea que describes. Me uno a eso de que nunca haré la ouija, quién sabe que puede pasar. Y la última frase le da un toque de leyenda urbana estupendo. Besos!

    ResponderEliminar
  4. Me ha resultado muy interesante leerlo :)
    Felicidades por el relato ^^
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Joer, con lo que me gusta el terror, que ya lo sabes, y lo miedosa que soy; la oija es algo que nunca he hecho, ni haré.. así que, me dejaste con cada vello de puntaaaa^^

    Genial, mi Debby:D

    Kisses y feliz Halloween XD

    ResponderEliminar
  6. Que peleíta sobrenatural, hasta los del más allá arman jaleo entre ellos ehhh!!
    Me gustó muchísimo, pienso igual que las chicas: más vale no jugar con lo que no se conoce nooo???

    Un gusto leerte!!

    Besos!!

    ResponderEliminar
  7. Pues aunque te parezca un relato típico yo creo que te ha quedado muy original.En vez de revelarse los humanos contra la poseción son los propios espiritus los que terminan dandose muerte :P Me ha gustado. Feliciades por el proyecto.

    ResponderEliminar
  8. XD nunca la he hecho, a no ser que contemos la vez que nos quedamos en clase porque en el patio estaba lloviendo y apagamos las luces, dibujando el tablero en un trozo de papel. No tengo intención de hacerla en serio, me da malas vibraciones ^^.
    Decía lo de típico por el tema más que por otra cosa, intenté darle el toque original poniendo en segundo lugar a las víctimas, de las que apenas se habla, y dando protagonismo a las criaturas oscuras.
    Lo del toque de leyenda urbana, lo reconozco, lo puse porque no sabía cómo cerrar la historia ;)

    ResponderEliminar
  9. En una ocasión jugué a la ouija estando en el instituto, pero no sucedió nada. Una historia bien escrita.
    Un saludo
    ibso

    ResponderEliminar
  10. Déborah, impecable tu historia chica!!!!
    Siempre le tuve recelo al ouija, nunca lo jugué... Por fortuna...

    Besos

    ResponderEliminar
  11. ¡Madre mía! Yo nunca he querido hacer la oija y después de leer esto creo que ya lo poco que hubiera querido alguna, ya no existe.
    Me ha gustado mucho, me ha mantenido pegada a la pantalla desde el primer momento que empecé a leer
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Bufff... la ouija... es algo a lo que siempre he tenido un respeto enorme, nunca se donde está el punto de realidad y ficción en lo relacionado con ella...
    Genial relato¡¡¡ =)

    ResponderEliminar
  13. es un ritual realmente acojonante... pegas botes aunque no pase nada ^^

    ResponderEliminar
  14. Te quedó de pelos erizados, genial, me gusta esa relación de amor con lo sobrenatural.
    En serio te quedó super genial :)

    ResponderEliminar
  15. Un tema que siempre será motivo de grandes miedos. Me gustó mucho, la verdad, te quedó muy bien *-*

    El final fue interesante. ¡Felicidades!

    ResponderEliminar
  16. Muy bueno Deborah, no tenía ganas de hacer una ouija, pero ahora menos todavía jeje. Más vale prevenir. Enhorabuena, muy bien desarrollado.

    ResponderEliminar
  17. Ah, los temas del corazón... rara vez acaban bien... y otros, como este, ni acaban.
    Me encantó... sobre todo la parte de ella diciendo que no lo iba a esperar el año completo xD

    ResponderEliminar
  18. como buenos seres malignos, ese amor no podía acabar bien XD

    ResponderEliminar
  19. Todo lo que comenzó como un juego a través de una ouija, al final se obtuvo un salvaje ritual.

    Muchas de estas historias me recuerdan a los casos de crímenes relacionados con el vampirismo, pero aún así me dejaste con la boca abierta después de leer tu texto.

    ¡Enhorabuena!

    Saludos Karuna ^^

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por visitarme y comentar! Espero que os haya gustado pero, si no es así, por favor, no dudéis en decírmelo. Vuestros comentarios me ayudarán a mejorar.
La crítica se admite siempre que sea constructiva. Queda totalmente prohibido el spam.