PINCHA PARA SABER DE QUÉ VAN. Para más información visita la Web oficial de Déborah.
Todos los relatos cortos y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia

jueves, 4 de enero de 2018

Relato breve: Obsesión

Nuevo relato corto hecho con las palabras que me mandáis. Esta vez solo recibí de Fernando Codina, que dijo amor, auxiliar, salvador. Y con esas lo voy a hacer.

Obsesión

¿Cómo podía no corresponder a su amor? Era su salvador, había puesto su vida en peligro para auxiliar a esa mujer y se atrevía a decirle que, por muy agradecida que estuviera, no podía obligarse a enamorarse de él. Estaba claro: nunca sería suya. Había probado todo lo que se le había ocurrido para ganarse su amor, incluso había orquestado ese atraco para que ella se cayera a la vía y él la salvara en el último momento arriesgándose a un mal cálculo mortal, pero nada.
Así pues, perdió toda esperanza de enamorarla y decidió que, si no podía ser suya, no sería de nadie. Quiso contratar a otro para que acabara con el objeto de su obsesión sin que hubiera nadie para salvarla esta vez, pero había dejado demasiadas pistas sobre su participación en el atraco y la policía le detuvo antes de poder hacerlo.
Cuando, en el juicio, la vio abrazar a ese hombre extraño, creyó morir de odio. Intentó, desde la cárcel, que alguien de fuera se encargara de matarlos a ambos, pero el otro también tenía contactos en la prisión. Lo último que supo antes de morir desangrado fue que ella se iba a casar con su rival y que su muerte era su regalo de bodas para ella.

Sigue escriboleeo en Bloglovin
--------------------------------------------------------------------------------
Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por visitarme y comentar! Espero que lo que publico te haya gustado pero, si no es así, por favor, ¡dímelo de forma constructiva! Tus comentarios me ayudarán a mejorar.