Amigos o algo másEnemigos o algo másincursores de la nocheeladil126 trocitos
PINCHA EN CADA PORTADA PARA MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL LIBRO. Web oficial. Último relato: El corazón de plástico azul.

lunes, 15 de agosto de 2011

Maratón de escritura: resúmen e impresiones


Un pequeño resumen:
Empecé con fuerza la maratón, increíblemente inspirada y escribiendo un montón. Los días uno y dos fueron que ni pintados y los disfruté a tope, pero según fue avanzando la semana me encontré con que la inspiración iba cada vez a menos. Como comentaba con Maga de Lioncourt en facebook, la falta de inspiración no es impedimento para realizar algo con cierta calidad literaria, pero, para qué engañarnos, se tarda tres veces más y es un poco frustrante.
Bueno, el caso es que el día tres empecé bloqueada pero me recuperé, y el día cuatro, quizás en parte porque acabé por fin la novela corta (que tengo que corregir antes de mandar) volví otra vez a tener muchos ánimos.
El día cinco lo tomé con menos entusiasmo: ya empezaba a estar cansada y las musas empezaban a abandonarme. El día seis decidieron definitivamente ponerse en huelga, justo en uno de los capítulos más delicados de mi novela romántica. Y finalmente, el día siete entre el cansancio acumulado, el cabreo por lo que pasó con Atrapada en otra dimensión, el retraso con el que empecé y que el capítulo era complicadísimo (me da que  voy a tener que hacerle una reforma integral, pero esta semana imposible) fue un auténtico trauma.
Lo que he escrito:
Al final, acabé la maratón con 5 páginas y pico+casi 6 páginas+casi 6 páginas+6 páginas y pico+5 páginas y pico +6 páginas y pico+5 páginas. Total: unas 40 páginas, más o menos. Superadísima.

Y eso se traduce en...
  • La mitad de mi novela romántica completada (sin corregir, por supuesto, y con fallos a más no poder).
  • Un montón de microrrelatos
  • La novela corta terminada (también sin corregir)
  • Un nuevo relato sobre Terral.
  • Una entrada de Incursores de la noche.
  • Unas ganas locas de no escribir nada por lo menos en una semana (probablemente no sea así, porque en el bar me aburro mucho y no tengo otra cosa que hacer).
Cosas que he aprendido en esta maratón:
  • Que puedo escribir mucho si me lo propongo.
  • Que para escribir tanto hay que renunciar a la vida social (a menos que no tengas que trabajar).
  • Que yo también puedo cansarme de escribir (pensé que no) y no sólo lo digo por mi dolor de dedos.
  • Que se puede escribir sin la ayuda de las musas (¡volved pronto, por favor!)
  • Que sin la ayuda de las musas todo es mucho más complicado y se tarda mucho más tiempo.
  • Que trabajo bien bajo presión, pero acabo agotada y saturadísima.
  • Que puedo hacer medio libro en una semana (aunque tengo la impresión de que no voy a querer retomarlo en mucho tiempo).

8 comentarios:

  1. Jajajajajaja!! Que buen resumen Deborah. M pregunta mi novio: d k ries? Xo es k m a agradao mxo ver tu forma d transmitir tu semana.

    No t agobies, dskansa, k las musas volveran x si solas!!

    Un bso

    ResponderEliminar
  2. ya volverán, ya. Y es posible que cuando lo hagan no tenga tiempo para ellas... XD

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado tu semblanza, yo no pude apuntarme, pero seguro que han salido cosas maravillosas en este maratón.

    Felicidades! suerte con las continuaciones, que vuelvan las musas y seguimos en contacto :D

    ResponderEliminar
  4. el maratón ha sido toda una experiencia! aunque debo reconocer que acabé agotadísima...

    ResponderEliminar
  5. Me identifico contigo en lo de que conforme iba pasando la semana las musas parecían desaparecer una tras otra. Supongo que volverán con un poco de tiempo ;) y también es importante estar descansada y con la mente despejada ^^
    Creo que una parte importante de este reto era demostrarnos que cuando nos lo proponemos, podemos escribir todo lo que queramos.

    ResponderEliminar
  6. sí, pero hay que reconocer que cansa muchísimo...

    ResponderEliminar
  7. Tú tranquila, Deb, que en la encuesta para la próxima fecha del maratón va ganando diciembre, que es cuando yo comienzo a trabajar 12 horas y sin tener día libre, más la hora y media que tengo de ómnibus cada vez que voy y cada vez que vuelvo... La situación va a estar revertida entonces, y vamos a ver si las musas quieren aparecer y pueden vencer al cansancio :-)
    Diré que a mí me costó arrancar, aunque cuando pude leerlo me gustó el comienzo. A medida que la semana avanzaba, era más "fácil" escribir, aunque tardaba muchísimo en avanzar y muchas cosas parecían no llevar a ningún lado.
    Ahora me falta otro maratón para seguir la novela :-P (y el día libre que aún no me puedo tomar).

    Descansa. Besotes!!

    ResponderEliminar
  8. pues yo en diciembre estoy de exámenes, así que mal asunto...

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por visitarme y comentar! Espero que os haya gustado pero, si no es así, por favor, no dudéis en decírmelo. Vuestros comentarios me ayudarán a mejorar.
La crítica se admite siempre que sea constructiva. Queda totalmente prohibido el spam.